Publicidad

La CE propone relanzar la segunda fase del Galileo con fondos públicos

La Comisión Europea propuso el miércoles construir y desplegar los 30 satélites de la red Galileo y su infraestructura únicamente con fondos públicos. El sistema de navegación civil europeo deberá estar listo a finales de 2012, para lo que tendrá que destinar 2.400 millones de euros adicionales.
-
La CE propone relanzar la segunda fase del Galileo con fondos públicos
La CE propone relanzar la segunda fase del Galileo con fondos públicos

La propuesta, anunciada por el comisario de Transportes, Jacques Barrot, busca relanzar la segunda fase del desarrollo del sistema de navegación europeo Galileo, tras la renuncia a participar en la misma del consorcio de ocho empresas –entre ellas las españolas Hispasat y AENA– por dudas sobre la rentabilidad del proyecto y por falta de garantías públicas.

<

p> La financiación pública completa de la segunda fase “requerirá 400 millones de euros anuales durante seis años” afirmó el comisario, antes de recordar que esa cantidad saldrá de un presupuesto anual comunitario de 126.000 anuales entre 2007 y 2013.

<

p> “400 millones por año son 400 kilómetros de autopista”, explicó el comisario para restar importancia a esta inversión, y en cambio subrayó la necesidad de que la UE cuente con su propio sistema de navegación, “con el imperativo de que no sufra más retrasos” tras las fracasadas negociaciones con el consorcio para la firma del contrato.

<

p> Barrot recordó que la decisión de la CE de relanzar Galileo mediante esta fórmula tiene por objeto “que no fracase” el proyecto.

<

p> “El coste de la construcción de los satélites ascenderá a 3.400 millones, de los que 1.000 millones ya están (presupuestados), así que se trata de añadir otros 2.400 millones”, explicó. A ello hay que añadir los costes de explotación anuales, que la CE estima “con prudencia en unos 200 millones anuales”, añadió.

<

p> El montante global del desarrollo de Galileo se situará finalmente entre los 9.000 y 10.000 millones de euros, incluyendo el periodo de 20 años del contrato de explotación privada del sistema (en 2030), para cuando “ya habrá ingresos por las aplicaciones”.

<

p> A pesar de los desacuerdos entre algunos Estados miembros, las reticencias de otros y las demandas del sector privado, Galileo permitirá crear 150.000 empleos cualificados y, ya en 2025, generar un volumen de negocio de unos 400.000 millones de euros.

<

p> Sin embargo, Barrot enfatizó en que “hace falta que los Estados miembros se metan en la cabeza que los verdaderos retornos llegarán después del éxito de Galileo”, cuando habrá muchas aplicaciones y recursos fiscales que se añadirán al logro del sistema, dijo.

<

p> Barrot recordó que tras el despliegue de Galileo, la participación privada volverá en la tercera fase, cuando se lance una convocatoria de propuestas para la explotación y gestión del sistema y sus aplicaciones a partir de 2012.

<

p> En ese sentido, afirmó que en la UE “hay pymes ya listas para empezar a trabajar en las aplicaciones” del sistema de navegación, y que “necesitan que la señal de Galileo esté lista a finales de 2012”.

<

p> En su intervención, el comisario dejó la puerta abierta a que el sistema –que en principio tendrá un uso puramente civil– pueda tener un uso militar, al decir que “no podemos imaginar que Galileo sea totalmente prohibido a una persona porque sea militar”, por lo que consideró posible “que tenga un uso militar” para situaciones vinculadas “a la protección civil, el auxilio a víctimas y la actividad policial habitual”, entre las que puso de ejemplo la de la Guardia Civil en España.

<

p> La Comisión espera que Galileo pueda llegar antes que la segunda generación del GPS (en 2013) o la primera del Beidou chino (en 2014), financiado con fondos públicos al igual que el estadounidense, de origen militar pero gratuito, y que en tiempos de crisis podría ser desactivado por motivos de seguridad nacional, cosa que no sucedería en el caso del europeo.

<

p> Los satélites de Galileo ocuparán una órbita a 24.000 kilómetros de altura en sucesivos lanzamientos hasta 2012, en tres tipos de cohete: Ariane-5 (que puede transportar hasta 10 satélites en un único lanzamiento), Soyuz (2 satélites) y Vega (que pueden llevar hasta 150 kilos de peso).

<

p> Está previsto que, antes de que acabe 2008, la empresa común de Galileo haya puesto en órbita los primeros cuatro satélites experimentales, y entre 2009 y finales de 2012 los otros 26 y las estaciones terrestres.

Bautizado como Galileo, el astrónomo que sufrió los rigores de la Inquisición por demostrar que la Tierra se movía, este sistema de localización por satélite europeo está revolucionando el mundo de la automoción en nuestro continente.

Si quieres conocer mejor el sistema Europeo de satélites no te pierdas el reportaje Galileo: el Gran Hermano europeo.