Botón de recirculación del coche o aire exterior: cuándo usarlo y cuándo es malo

Lo ves cada día en tu coche pero, aun así, es uno de los elementos más desconocidos y menos usados: el botón de recirculación del aire. Te contamos cuándo y porqué debes usarlo… y cuándo no es recomendable.
Jordi Moral
Botón de recirculación del coche o aire exterior: cuándo usarlo y cuándo es malo
Botón de recirculación del coche o aire exterior: cuándo usarlo y cuándo es malo

Subirte al coche y circular casi se convierte en una rutina. Entras, arrancas, colocas la temperatura de tu aire acondicionado o climatizador, desempañas si es invierno, elijes por dónde sale el aire y en marcha. Sin embargo, hay un elemento que prácticamente tienen todos los coches que, por lo general, pasa casi desapercibido y podríamos catalogarlo casi como botón decorativo: el de la recirculación del aire del coche. Sincérate: ¿cuántas veces lo has usado en el último año?

Publicidad

Si eres de los conductores mayoritarios que contestarás que pocas o ninguna, este artículo te interesa; y si lo haces, perfecto, que sirva de recordatorio. Porque este botón es más útil y recomendable de lo que creemos generalmente, y puede ayudarte y mucho a obtener una estancia más cómoda, limpia y agradable en tu coche en tus trayectos habituales. ¿Por qué?

Empecemos por el principio. Este botón, generalmente representado por una silueta de un coche con una flecha interior o bien por unas flechas giratorias, es el de recirculación o reciclaje del aire. Antiguamente podías seleccionar en la mayoría de coches si el aire se toma del interior o del exterior, pero desde hace tiempo en la mayoría de automóviles ya solo supone que el aire se recircule del propio interior, entrando por defecto si no se activa desde el exterior. Seleccionando así la recirculación interna del aire del coche, procederás a cerrar casi herméticamente las rejillas de entrada para, desde ese momento, dejar de introducir aire del exterior y emplear el propio aire que ya está dentro del coche para hacerlo recircular. Hasta aquí, algo obvio y que todo el mundo conoce, pero ¿cuándo debemos usarlo y cuándo no?

Botón de recirculación del coche o aire exterior: cuándo usarlo y cuándo es malo

Botón de recirculación del aire del coche

Cuándo debes usar el botón de recirculación del aire

Una de sus funciones más útiles y, quizá la más conocida, es emplearlo cuando circulamos con nuestro vehículo por un entorno con mucha contaminación, aire poco limpio o malos olores. Situaciones como los densos atascos, la circulación por túneles, zonas de mucho polvo, de agua estancada o entornos de granjas, por poner solo algunos ejemplos, son ideales para que rápidamente evites que entre aire del exterior y recircules el más limpio que tienes dentro. Lo agradecerás.

Pero la función menos usada, y muy recomendable, tiene que ver con la necesidad de enfriar sobre todo el coche cuando haga calor y, especialmente, en verano. Al entrar a un vehículo que ya está muy caliente, además de poner el aire acondicionado, deberías al cabo de unos segundos activar este botón de recirculación si dispones de él. ¿Por qué? Porque así el coche dejará de introducir aire caliente del exterior y solo utilizaré el propio aire ya enfriado de dentro del habitáculo. Este proceso, que deberías hacerlo cuando notes que empieza el aire a salir ya frío, hará que el coche baje los grados del interior mucho más rápido.

Cuándo no debes usar el botón de recirculación del aire

Algo similar podría suceder al contrario en invierno. Si necesitas aire caliente y pones la calefacción, lo lógico también es que con esta recirculación de aire evites que entre aire frío del exterior y logres subir la temperatura más rápido. Hasta aquí, de acuerdo. Sin embargo, en esta ocasión debes hacerlo por poco tiempo y con prudencia. No se recomienda tenerlo activo más de unos pocos minutos, ya que la recirculación del aire atrapa también la humedad dentro del vehículo, llegando a crear condensación en este caso y pudiendo empañar más rápido los cristales y las lunas. Además, los expertos también advierten del peligro que supone un ambiente demasiado cálido por somnolencia al volante.

Publicidad

En todo caso, más de 10 minutos no está recomendado tampoco que uses el botón de recirculación del aire interior nunca, ya que el ambiente se puede enrarecer y llegar a cargar demasiado. Lo bueno es que lo utilices cuando sea necesario pero que, al menos a los 10 minutos y una vez alcanzado ya un ambiente más agradable, dejes entrar aire nuevo del exterior para que se renueve.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...