Uno de cada cuatro coches que se venden en España es un SUV

Los SUV han alcanzado un éxito tal que han quitado el título ya incluso de súper ventas del mercado a los coches compactos. En España acaparan hoy una de cada cuatro ventas en concesionario.
Carlos Cuesta Chanes -
Uno de cada cuatro coches que se venden en España es un SUV
Uno de cada cuatro coches que se venden en España es un SUV

En España, un 25 por ciento de los vehículos que se venden es un SUV. O, lo que es lo mismo, de los 1,034 millones de vehículos comercializados en 2015, 260.000 fueron todocaminos, según datos del Instituto de Estudios de la Automoción.

En menos de diez años de historia (surgieron en 2007) los SUV han incrementado su presencia de forma exponencial, a pesar de nacer en una época en la que las ventas de vehículos caían drásticamente. En 2009 representaban el 9,9 por ciento del mercado: de las 954.678 unidades que se matricularon, 94.794 pertenecieron a este segmento.

Pero fue cuando las ventas empezaron a recuperarse cuando de verdad empezó el ‘boom’ de los SUV. Entre 2012 y 2015, mientras que las ventas crecieron de media un 40 por ciento, en el segmento SUV el crecimiento fue del 120 por ciento.

Francisco Roger, socio responsable de Automoción de la consultora KPMG, explica este fenómeno argumentando que los SUV son ‘una moda, un cambio en los gustos de los consumidores que las marcas están desarrollando al máximo’. Los conductores asocian a estos vehículos la ‘sensación de aventura’ y la ‘diversión’, añade.

Por otra parte, los todocaminos están desbancando a otros coches familiares como los monovolúmenes. De hecho, las nuevas versiones de monovolúmenes muy populares, como el Renault Espace o el Scénic, han introducido cambios de estilo que los asemejan más a los SUV.

El de España no es un caso aislado. De los concesionarios de todo el viejo continente no paran de salir compradores a bordo de SUVs y, en 2015, por primera vez desde que se lleva un registro de matriculaciones a nivel europeo, se vendieron más todocaminos que compactos, los más populares hasta entonces. De los 10,39 millones de vehículos vendidos en Europa en 2015, 3,2 millones pertenecían al segmento SUV. Esto significa que sus entregas crecieron un 24 por ciento.

‘Las marcas que más se han beneficiado de la buena marcha del mercado automovilístico de los cinco países más grandes de Europa son las que han añadido a su catálogo de producto nuevos todocaminos, porque son los que han acaparado la mayor parte del crecimiento’, explica Felipe Muñoz, analista de la consultora especializada europea Jato Dynamics.

Nissan, el líder del segmento líder

Si hablamos de marcas, Nissan fue la que más vendió en el segmento de todocaminos y crossover en España en 2015. Fueron exactamente 39.305 unidades, un 40 por ciento más que el año anterior, y ello representa un 15 por ciento de la cuota del mercado nacional. El principal artífice de estos resultados es el Nissan Qashqai, del que se vendieron nada menos que 23.832 unidades, un 35,4 por ciento más que el año anterior.

A Nissan le sigue Peugeot, con 23.906 unidades entregadas el año pasado. Ha crecido un 30 por ciento y se queda con una cuota de mercado del 9 por ciento. Se lo debe principalmente al Peugeot 2008 y al 3008.

No nos podemos olvidar del Citroën C4 Cactus, que vendió 12.074 unidades, un 200 por ciento más que en 2014. Hizo que las ventas de la marca francesa crecieran un 146 por ciento en 2015.

Galería relacionada

Los 10 SUV más vendidos en 2015

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...