Arranca el juicio por evasión fiscal contra el exjefe de Seat , Bernd Pischetsrieder

La fiscalía de Múnich (sur de Alemania) acusó hoy al exjefe de las empresas automovilísticas Seat, BMW y Volkswagen, Bernd Pischetsrieder, de evadir 243.000 euros al fisco germano.

La abogacía del Estado leyó hoy ante el tribunal regional número dos de Múnich la acusación contra el exdirectivo, de 63 años, en la apertura del juicio en su contra.

El fiscal argumentó que Pischetsrieder evadió esta cantidad manipulando sus declaraciones de impuestos de entre los años 2000 y 2003, alterando los ingresos por alquiler de tres inmuebles de su propiedad en Múnich, Chemnitz (este del país) y Breitbrunn am Chiemsee (sur).

Pischetsrieder fue entre 1993 y 1999 el director gerente de la empresa de automoción bávara BMW, a continuación fue nombrado presidente de Seat por dos años (2000-2002) y entre 2002 y 2006 fue el presidente del gigante alemán Volkswagen.

Pese a haber recibido la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania en 2004 y ser considerado entonces un visionario, la actuación empresarial de Pischetsrieder ha sido fuertemente criticada.

En concreto, se ha destacado la costosa absorción de Rover que llevó a cabo BMW bajo su dirección y sus planes de reducción de personal en Volkswagen.

El acusado abandonó de forma precipitada la presidencia de Volkswagen, de quien sigue percibiendo un salario millonario, por lo que la revista 'Der Spiegel' le llamaba en su última edición 'el paseante mejor pagado de la industria alemana'.

Los mejores vídeos