ANFAC: no habrá deslocalizaciones

El presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), Juan Antonio Fernández de Sevilla, descartó ayer que se vayan a producir 'a corto plazo' deslocalizaciones en la industria española del motor, si bien resaltó la necesidad se avanzar en la competitividad del sector.

Fernández de Sevilla, también presidente de Renault España, inauguró ayer en la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza un ciclo de conferencias sobre "El presente y futuro de la automoción". Preguntado por la prensa, el responsable de la patronal eludió referirse a los planes de recorte de empleo en las plantas europeas de General Motors (GM), al asegurar que desconoce "totalmente" la situación interna del fabricante estadounidense. Fernández de Sevilla explicó que la situación de la industria del motor en España es "bastante mejor de lo que últimamente se está hablando", con un "presente y un corto plazo asegurados", por lo que consideró que "no hay motivos de alarma".

De hecho, recordó que para este año se espera un nuevo incremento de la producción de en torno al 2 por ciento, después de que el año pasado se fabricaran en España cerca de tres millones de automóviles, con una subida interanual del 4 por ciento. No obstante, reconoció que las ventas españolas podrían bajar en torno al 2 por ciento, después de la caída del 1,5 por ciento de 2007, si bien remarcó que "España está instalada desde el año 2000 en unas cifras muy altas", de modo que bajadas de esta cuantía son "absolutamente aceptables y no indican en absoluto una crisis". Respecto a los mercados europeos, a los que España exporta gran parte de su producción, dijo que las ventas probablemente se mantendrán en los mismos niveles del pasado año. Fernández de Sevilla advirtió de que tanto en Europa como en el resto del mundo hay una "sobrecapacidad de producción" de automóviles, que podría cifrarse en torno al 20 o el 25 por ciento, aunque no en el caso de España. El presidente de ANFAC, quien advirtió de que "siempre hay riesgo de deslocalización", apuntó que la industria española debe "mejorar para ser más competitiva". Sin embargo, aseguró que "no hay riesgo a corto plazo" y que la tendencia a medio plazo dependerá de la competitividad española "y de lo que hagan los demás": Hoy por hoy, insistió, "no hay ningún dato" que apunte la posibilidad de que se vayan a producir deslocalizaciones en España. En su opinión, España "está muy cualificada" como productor de automóviles y "todas y cada una de las marcas" instaladas en el país lo hacen "bien", aunque hay "competidores fuertes" situados en ubicaciones "mejores para hacer coches, más cercanos a los mercados de ventas". Fernández de Sevilla remarcó que la mano de obra sólo representa el 10 por ciento de los gastos de esta industria, de manera que en la competitividad del sector entran en juego otros factores como la logística y los costes energéticos. El ciclo de conferencias inaugurado ayer por el responsable de la patronal continuará el próximo 24 de abril con la participación del presidente de DaimlerChrysler España, Carlos Espinosa de los Monteros.