Alemania ya tiene peajes a distancia

Es un peaje selectivo, capaz de cobrar a los camioneros según la carga que lleven, lo que contaminen o la carretera que hayan usado. Además, permite el cobro sin necesidad de parar. Alemania asegura que ya tiene listo su nuevo telepeaje, sólo falta la luz verde de la UE.

La UE tendrá un sistema único de peajes
La UE tendrá un sistema único de peajes

El nuevo peaje germano supone un antes y un después en las formas de pago en las autopistas. En primer lugar, ha sacado a la luz las divisiones en materia de transporte entre países fronterizos de la UE y estados de paso. Además, revolucionará completamente las carreteras de toda Europa. Es el peaje a la carta y, por tanto, significa el adiós a las tradicionales barreras y a los cobros en las ventanillas. Ahora, los satélites marcarán las tarifas. Con este sistema, Alemania pretende que sean los vehículos más contaminantes, los más peligrosos, los que circulen por carreteras “protegidas" o los que más atascos provocan los que más paguen. Así, el nuevo peaje sólo afectará a los camiones de más de 3,5 toneladas y a los autobuses de más de 9 plazas. Como puedes ver en la galería de imágenes que te ofrecemos, han desarrollado una terminal del tamaño de una radio. Con este aparato, los transportistas no tendrán que parar en ningún momento y todos sus pasos quedarán grabados. Vale 300 euros y ha sido desarrollado por la empresa Toll Collect. El Gobierno alemán asegura que aquellos que adquieran el aparato recibirán ayudas para su financiación. Sin embargo, no es necesario comprar dicha terminal. Alemania distribuirá diversas centralitas por toda su red de autopistas donde se podrá pagar el peaje: funcionarán como los tradicionales cajeros automáticos. Además, los transportistas también podrán fijar previamente en Internet su trayecto antes de emprender el viaje. En las últimas semanas el Gobierno alemán ha tenido que retrasar la aplicación de este peaje por problemas técnicos. Sin embargo, el ministro de Transportes germano, Manfred Stolpe, ha asegurado al dominical “Welt am Sonntang" que el sistema ya está listo. El 31 de agosto, según el ministro, “estará en condiciones de empezar a funcionar". Sin embargo, la fase de pruebas no comenzará hasta el 2 de noviembre: los problemas tecnológicos están superados, pero quedan importantes dificultades políticas. El nuevo peaje necesita la luz verde de la UE, ya que Stolpe ha prometido que no introducirá un sistema que no cuente con el beneplácito de Bruselas. Por eso, el próximo día 26 se reunirá con la comisaria de Transportes de la Unión, Loyola de Palacio.