Alberto Hevia y Xevi Pons luchan por la victoria tras cuatro primeros tramos

Alberto Hevia (Skoda Fabia S2000) y Xevi Pons (Ford Fiesta S2000), tras las dos primeras secciones del 33 Rally Cantabria, son los dos pilotos que luchan para ganar la tercera prueba del campeonato de España, al estar separados sólo por seis segundos, a más de un minuto de Sergio Vallejo (Lotus Exige).

La trigésimo tercera edición del Rally Cantabria Infinita empezó con un minuto de silencio en recuerdo de Severiano Ballesteros, así como de los fallecidos en el terremoto de Lorca, de Rubén Saiz, piloto cántabro que falleció el pasado fin de semana (33 años), y de Borja Termis, cabo de la Guardia Civil de Tráfico, habitual en el operativo de seguridad de esta prueba.

Además, todos los vehículos participantes lucieron un crespón en los números de las puertas en señal de duelo.

En la primera pasada al tramo San Roque-Villacarriedo (28,5 km) el más rápido fue el cántabro Eugenio Mantecón (Mitsubishi Evo X), con catorce segundos de ventaja sobre Alberto Hevia (Skoda Fabia S2000).

El piloto asturiano pasó a liderar la prueba en el segundo tramo, Santibañez-Vega (11,32 km), con ocho segundos de ventaja con respecto a Xevi Pons (Ford Fiesta S2000). Tras ellos, con diferencias de entre 13 y 16 segundos, Víctor Senra (Peugeot 306 Maxi), Francisco España (Mitsubishi Lancer Evo X) y Sergio Vallejo (Lotus Exige).

El segundo paso por San Roque-Villacarriedo dejó entrever que la lucha por la victoria va a estar entre Alberto Hevia y Xevi Pons, a quienes solo separaban ya siete segundos, mientras que Vallejo y Senra luchaban por la tercera plaza, a casi un minuto del piloto asturiano.

Pons volvió a ser un segundo más rápido que Hevia en el cuarto tramo, con lo que llegó al ecuador de la prueba a seis segundos del líder provisional, con Sergio Vallejo en tercera posición, con una ventaja de catorce segundos con respecto a Senra, en su lucha por subir al podio.

Tanto el ganador de las tres últimas ediciones, Enrique García Ojeda (Ford Fiesta R2); como el líder del campeonato de España, Miguel Fuster (Porsche 911 GT3), han perdido toda opción de ganar la carrera, el primero por rodar con un coche inferior y el segundo por hacerlo con uno menos competitivo en lluvia. Por el momento son sexto y séptimo, a 2.26 y 3.01 de Hevia, respectivamente.