Al menos seis soldados somalís muertos en un atentado islamista en Mogadiscio

Al menos seis soldados del Ejército del Gobierno Federal de Transición de Somalia (GFT) han muerto en Mogadiscio en un atentado de la milicia radical islámica Al Shabab contra un vehículo en el que viajaba un dirigente regional, informó hoy el comandante de la fuerzas gubernamentales Ali Yusuf.

El ataque, que causó varios heridos, fue cometido el miércoles por la noche al explotar una bomba detonada por control remoto en un cruce del distrito de Hiliwa cuando pasaba en un automóvil el vicegobernador de la región somalí de Shebelle Central, Yusuf Abdi Abdule.

El gobernador consiguió salir ileso del atentado a pesar de que, según dijeron a Efe testigos presenciales, el vehículo 'quedó destruido'.

Al Shabab, a través de su portavoz militar, Abdi Asis Abu Musab, se atribuyó el atentado y amenazó con más ataques contra las tropas gubernamentales y de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM).

El suceso ocurrió mientras el país africano está inmerso en un proceso para terminar con la transición política, que debería finalizar el próximo 20 de agosto con la elección de un nuevo presidente.

La milicia, que controla zonas del centro y sur de Somalia, combate al internacionalmente respaldado GFT, a las fuerzas multinacionales de AMISOM y al Ejército etíope con el fin de instaurar un Estado musulmán rigorista en el país.

El pasado febrero, Al Shabab anunció su adhesión formal a la red terrorista Al Qaeda.

Somalia vive en un estado de guerra civil y caos permanente desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas, señores de la guerra y bandas de delincuentes.