Acuerdo entre BMW y PSA para fabricar motores pequeños

"La capacidad de producción cubrirá las necesidades futuras de Peugeot, Citroën y los Mini de BMW", asegura el comunicado conjunto en que PSA y BMW hacen pública su alianza para fabricar motores de gasolina de pequeño desplazamiento. En principio, se podrían montar más de un millón de propulsores al año.

Acuerdo entre BMW y PSA para fabricar motores pequeños
Acuerdo entre BMW y PSA para fabricar motores pequeños

Con este acuerdo, dos de las pocas empresas europeas que aún no pertenecen a un gran grupo industrial se unen para fabricar motores y compartir así gastos y componentes.

El pacto establece que el centro de investigación de BMW en Munich será el encargado de diseñar las máquinas, mientras que Peugeot y Citroën, integrantes de PSA, se harán cargo de la logística y el desarrollo. Nadie ha querido desvelar en qué punto geográfico serán fabricados los motores. Lo único que ha dicho PSA es que este proyecto no pone en peligro la existencia de sus fábricas de propulsores de Douvrin, al norte de Francia, y Tremery, en Brest.

Sin embargo, sí se baraja que este acuerdo haga que BMW reduzca su colaboración con DaimlerChrysler en la fábrica de Curitiba, al sur de Brasil, donde, hasta ahora, se fabricaban las mecánicas de gasolina de los Mini.

Con los motores nacidos de esta alianza franco-germana, BMW piensa equipar a la próxima generación del Mini, que deberá estar lista para 2007. Como las previsiones hablan de un millón de motores al año y los objetivos de ventas de Mini están muy por debajo de las 200.000 unidades al año, es de suponer que el resto de máquinas se monten en coches de Peugeot y Citroën. Y esto a pesar de que los costes de la alianza se soportarán a partes iguales.

Con la asociación se busca una economía de escala que permite fabricar compartiendo diseños, desarrollos, costes y componentes. Esta táctica de acuerdos parciales es la habitual tanto en PSA como en BMW, que mantienen varios tratos de este tipo con empresas como Ford, Fiat, DaimlerChrysler, etc.
En este sentido, llama la atención que PSA también colabora con Toyota en la construcción de un utilitario en la República Checa, mientras que Toyota es la encargada de fabricar los motores Diesel que llevan los Mini.