A 212 km/h sin permiso de conducir

Los efectivos de la Guardia Civil de Tráfico detuvieron el pasado 30 de marzo a un joven que conducía a 212 km/h en la autopista de peaje AP 68 (entre Bilbao y Zaragoza). La sorpresa fue mayúscula para los agentes que tras pedirle el permiso de conducir, comprobaron que el conductor no dispone del mismo.

La Guardia Civil de Tráfico y el resto de cuerpos encargados de velar por la seguridad vial en nuestras carreteras (Mossos d’Esquadra en Cataluña y Ertzaintza en el País Vasco) no paran.

El conductor ha sido detectado por un radar y posteriormente fue detenido el vehículo para la identificación del conductor y para la denuncia al mismo. Dos son las denuncias a las que tendrá que hacer frente el inconsciente conductor y ambas son clasificadas en el nuevo reglamento como muy graves. Por un lado, exceso de velocidad (circulaba a 212 km/h en una zona limitada a 120 km/h) y, por otro, por carecer de permiso de conducción. Las autoridades de tráfico decretaron la inmovilización inmediata del vehículo. Las infracciones muy graves se sancionan con multas económicas de hasta 600 euros y con la retirada del permiso de conducción en un periodo de hasta seis meses. En este caso, la licencia no se puede retirar ya que el sujeto no la posee.

Pero este no es el único caso sorprendente registrado en nuestras carreteras durante estos últimos días. Ayer mismo, los agentes de Tráfico de Castellón detuvieron a un vehículo que circulaba por la A-7 a una velocidad “anormalmente reducida". Tras la intervención comprobaron que el conductor, un hombre de 52 años, estaba borracho. Tras realizarle las dos pruebas de alcoholemia perceptivas –una primera y la de contraste- pudieron comprobar que efectivamente rebasaba la tasa permitida ¡seis veces!

El máximo legal de alcohol en aire espirado se sitúa en 0,25 mg/ litro. El sujeto dio una tasa de 1,40 y 1,43 mg/l. Como se trata de un delito contra la seguridad vial, los agentes le trasladaron a estancias judiciales y ya ha sido tramitado un juicio rápido que tendrá lugar el próximo 7 de abril. Sabemos que el nuevo carné por puntos se retrasará hasta comienzos del próximo año. Mientras, se empiezan a filtrar propuestas de diferentes sectores. Algunas informaciones dicen que la pérdida de puntos será más complicada que lo que se previó al principio. La lista de infracciones muy graves se verá reducida.