4.000 personas se manifiestan para pedir que Lear no cierre Cervera

Los trabajadores de Lear Corporation en Cervera (Lleida) no están dispuestos a cruzarse de brazos ante el cierre de la planta. El pasado fin de semana se han manifestado y próximamente empezarán a protestar a través de paros.

Hace poco más de una semana que el grupo estadounidense Lear Corporation anunció su intención de cerrar su planta de Cervera (Lleida). Desde ese momento se han sucedido reacciones por parte de los trabajadores y del Gobierno catalán para intentar impedir esta clausura.

El pasado domingo, 17 de febrero, se echaron a la calle más de 4.000 personas bajo el lema: "Lear no rompas nuestro futuro". Las repercusiones laborales que tendrá el cierre de la factoría, dedicada a la elaboración de mazos de cable para automóviles, pueden extenderse a unas veinte localidades de la comarca de La Segarra, poniendo en peligro más de 1.100 puestos de trabajo.

El Comité de empresa, que ha comenzado ya las negociaciones con la dirección de la compañía estadounidense, ha pedido a Lear que traiga otros productos a la planta, para garantizar los puestos de trabajo, en lugar de cerrar las instalaciones.

Sin embargo, las movilizaciones no finalizarán con este acto. Los trabajadores han previsto una jornada de paro para el próximo 21 de febrero y una manifestación en la capital catalana el mismo día.