13 años por arrastrar 2 km a un joven bajo el coche

Un fiscal de Alicante pide trece años de prisión para el conductor británico que, 'a sabiendas', arrastró durante dos kilómetros en los bajos de su coche a un motociclista de 17 años, a quien no había podido evitar arrollar después de que éste cayera a la calzada por un choque con un tercer vehículo.

El joven, José Antonio Caro Buendía, falleció el 21 de marzo de 2008 por las gravísimas heridas sufridas durante el prolongado arrastre, que se inició en el municipio alicantino de Alfaz del Pi y acabó en el vecino de La Nucia, según la autopsia.Durante el juicio, previsto a las 10 horas los días 1 y 2 de julio en la Sección Segunda de la Audiencia de Alicante, el fiscal imputa al conductor, David Walter Cook, nacido en Stourgridge (R.Unido) hace 57 años, los delitos de conducción temeraria y homicidio, penados con los trece años, y exige que indemnice a la familia con 120.000 euros.También pide a la pareja del enjuiciado, la también británica Angela Maureen Green (Kingswindford, de 46 años), que iba de copiloto, una multa de doce meses a razón de 12 euros diarios por el presunto delito de omisión del deber de socorro.Los hechos ocurrieron el 21 de marzo de 2008 sobre las 19:55 horas en el kilómetro 3,4 de la carretera autonómica CV-763, en el término de Alfaz del Pi. El ciclomotor conducido por el fallecido y un turismo conducido por Elisa R.A., colisionaron en una intersección de acceso a la urbanización San Rafael a la altura de la calle Poeta Miguel Hernández. A consecuencia del impacto, el ciclomotor y su conductor quedaron tumbados en el carril, momento en el que llegó el otro turismo conducido por Cook, quien realizó una maniobra para evitar el atropello, aunque sin éxito.Tras apercibirse del arrollamiento, Cook, 'con temeridad manifiesta y con claro peligro para la vida e integridad' del joven accidentado, volvió a acelerar y continuó conduciendo 'a sabiendas de que arrastraba en los bajos del vehículo al conductor del ciclomotor, lo que realizó durante un recorrido de unos dos kilómetros', según afirma el fiscal.El vehículo siguió por la CV-763 y se incorporó a la CV-70, sentido casco urbano de La Nucia, y al darse cuenta de que un testigo, Carlos L.C., les seguía por el rastro de sangre que dejaba el herido enganchado a su coche para darles alcance, Cook realizó una nueva maniobra para incorporarse al Camí de La Monja para llegar a la urbanización El Patricia/El Valle.En la calle Serreta de esa urbanización, 'con conciencia del resultado que podría producirse, realiza una serie de maniobras de marcha adelante y atrás con el vehículo para conseguir desenganchar el cuerpo, dejando abandonado, todavía con vida, a José Antonio Caro Buendía con numerosas y graves lesiones', tras lo cual se dio a la fuga.A partir del informe de los médicos forenses, el fiscal concluye que el motociclista de 17 años murió en ese punto 'a causa de las lesiones propias del arrastre'.Concretamente, la autopsia revela que 'son las lesiones propias del arrastre, es decir las que se encuentran en ambos muslos, las que producen el fallecimiento' dado que la fractura craneal producto del primer choque era de pronóstico grave 'pero no mortal'.El forense también confirmó que el arrastre del accidentado fue 'importante y prolongado' debido al lijamiento que presentaban los huesos femorales y la extirpación de ramos musculares y de la propia piel.

Los mejores vídeos