Lo prometido es deuda: Grosjean se sube a un Mercedes F1

En el GP de Baréin de 2020 se despidió de la F1 tras el grave accidente que sufrió. Toto Wolff le prometió que pilotaría un Mercedes de F1, y lo va a hacer

José Mª Rubio

Romain Grosjean está feliz por volver a subirse a un F1. Toto Wolff se lo prometió
Romain Grosjean está feliz por volver a subirse a un F1. Toto Wolff se lo prometió

“Estoy emocionado por volverme a subir a un F1”, comenta Romain Grosjean tras recibir la invitación por parte de Toto Wolff de subirse a un monoplaza de la escudería Mercedes para hacer un test.

Romain Grosjean no quería despedirse de la F1 antes de tiempo, cuando sufrió el terrible accidente en Baréin el año pasado, al arder su Haas y poder salir de él con quemaduras en sus manos. Ahí se acabó la F1 para Grosjean, un Gran Premio antes de lo esperado, ya que todavía le quedaba la última cita de la temporada con la escudería Haas, el GP de Abu Dabi.

Grosjean subiendo a un Mercedes de F1 en Brackley
Grosjean subiendo a un Mercedes de F1 en Brackley

Cuando estaba en el hospital recuperándose de las quemaduras sufridas, Toto Wolff le prometió que le daría la oportunidad de probar un monoplaza de F1, ya que no iba a terminar así su historia en este deporte.

Y como dice el refrán, “lo prometido es deuda”, tendrá la oportunidad de probar durante una jornada completa el Mercedes W10 con el que Lewis Hamilton se proclamó campeón en 2010, en el circuito de Paul Ricard el próximo 29 de junio. Poco antes, Grosjean dará unas vueltas de demostración con el W10 antes de la disputa de la carrera del GP de Francia (27 de junio).

A finales del pasado mes de marzo, Wolff invitó a Grosjean a visitar las instalaciones de la escudería Mercedes en Brackley (Inglaterra) para tomar medidas de su asiento y probar el simulador.

Romain Grosjean con Toto Wolff. Lo prometido es deuda
Romain Grosjean con Toto Wolff. Lo prometido es deuda

Esta temporada, Romain Grosjean disputa las IndyCar series para Dale Coyne Racing con RWR.

Los mejores vídeos