Max Verstappen renueva y podría llegar hasta 2028

Max Verstappen solo tiene 24 años, pero afronta su octava temporada en la F1. Debutó con 17 en Australia 2015 en Toro Rosso, teniendo como compañero de equipo a Carlos Sainz

José Mª Rubio

Max Verstappen seguirá en Red Bull
Max Verstappen seguirá en Red Bull

El piloto holandés ha logrado que Red Bull se rasque el bolsillo como nunca antes lo había hecho. Hasta ahora Red Bull, y en especial Helmut Marko, presumía de pagar menos que sus rivales a los pilotos, a los que les pagaba su carrera deportiva, como por ejemplo Carlos Sainz. Sin embargo en los últimos tiempos han cambiado las cosas en la casa austriaca. Tuvieron a Pato O’Ward como piloto en tres carreras entre F2 y Fórmula Nippon y lo despidieron -ya hemos visto el resultado del mexicano-, despidieron a Carlos Sainz, y al final ficharon a Sergio Pérez, que nunca había bebido Red Bull y que este año tienen su tercer hijo. Es decir, todas las teorías de la casa saltaron por los aires. Con Max Verstappen han tenido que saltar la banca. El holandés ya dijo tras ganar el título que quería quedarse para siempre en Red Bull, pero no lo iba a hacer gratis. Tiene contrato en vigor hasta 2024 y ahora lo ha prorrogado por dos años a razón de 40 millones anuales. Tiene una opción de renovación a favor del piloto, que en caso de ejercerla elevaría su salario a los 50 millones los dos últimos años, y ya estaríamos en 2028.

¿Tenía otras opciones Red Bull?

La empresa energética no tenía ninguna otra opción y Jos Verstappen lo sabía. El tirón de Max Verstappen en la juventud no lo tienen ningún piloto de la parrilla, y eso ya vale millones. Es el ídolo de la juventud aficionada al automovilismo y de los no aficionados. Las marcas, sean de lo que sea, se pelean por su imagen y Red Bull está siempre con él. Es el mejor embajador para sus productos dedicados a los jóvenes, así que para la marca no había elección.

¿Tenía otras opciones Max Verstappen?

Claramente sí, y se llamaba Ferrari. Los italianos no hubieran dudado en apear a cualquiera de sus pilotos, aunque fuera Charles Leclerc, especialmente si era superado por Carlos Sainz, para colocar a Max Verstappen y así otra vez haciendo equipo con el español. Ni la presencia de Nicolás Todt como manager del monegasco lo hubiera evitado, especialmente cuando la posición del francés está debilitada ahora que su padre ya no dirige la FIA.

El Grupo Stellantis estaría encantado con un hombre como Verstappen en sus filas, y aunque como empresa no se prodigan en la utilización de los pilotos de F1 (esto va a cambiar pronto) las altas esferas estaban de acuerdo en el fichaje de Max Verstappen si hubiera habido la posibilidad.

Max Verstappen está orgulloso de pertenecer a Red Bull
Max Verstappen está orgulloso de pertenecer a Red Bull

Ahora que todo sigue su curso, Max Verstappen lo que quiere es un coche ganador, de ahí que haya firmado la extensión de su contrato solamente por dos años más dos opcionales, siempre a su favor. Como Lewis Hamilton o cualquier ganador, solo quiere lo mejor, por ello no ha querido atarse más allá de estos 2 años de extensión que llevan su contrato hasta el final del 2026, cuando ya se habrá probado durante un año los nuevos motores. Una hábil maniobra de un piloto que entonces tendrá 29 años y sabrá si se equivocó siguiendo en Red Bull tanto tiempo o acertó de pleno. Por ello se deja esa segunda extensión de contrato a razón de 50 millones por año en su mano y para ver en qué condiciones llega, si con muchos títulos o con ganas de cambiar de aires. Hay que recordar que Lewis Hamilton lucha por su octavo título con 37 cumplidos.

Christian Horner en sus comentarios habla de contrato hasta final de 2028, pero el equipo tendrá que ganarse a pulso esa segunda extensión de su contrato para 2027 y 2028 con un coche ganador, y mucho va a depender de la división llamada Red Bull Powertrains.