Fórmula 1: Stefano Domenicali, el mejor al frente de la F1

Chase Carey deja el mando a Stefano Domenicali, y es que Liberty lo tenía complicado para elegir el sustituto del “bigotes”. Stefano llega a “su” casa después de triunfar en Lamborghini

José Mª Rubio

Domenicali y Alonso se volverán a ver en la F1 tras su periplo fuera de la misma
Domenicali y Alonso se volverán a ver en la F1 tras su periplo fuera de la misma

El americano Chase Carey se ha jubilado y se ha quitado de en medio, pero sobre todo ha demostrado que estaba ahí por imposición y que finalmente se ha quitado un peso de encima. Es decir, que la F1 para él era como ir a la oficina sin otro remedio. Ha tenido un tiempo complicado, pero supo rodearse de gente que conoce bien la F1 como Ross Brawn o Pat Simonds para compensar su desconocimiento. El reto que le pusieron por delante era complicado. Primero despedir a Bernie Ecclestone y asumir su puesto. Lo hizo con empeño y le salió bastante bien, logró que hubiera temporada compatible con el COVID19, que se firmara el pacto de la Concordia, con dos cláusulas innovadoras. Que un equipo se pueda ir avisando con un año de antelación, y quien quiera entrar debe dar diez millones a cada uno de los que están dentro, es decir 200 millones de cuota de entrada que se reparten entre todos. Una vez acabada la época Carey, llega Stefano Domenicali.

A John Malone, gran jefe de Liberty y del conglomerado de empresas, le han asesorado hasta los propios team principal de los equipos que han estado de acuerdo en el nombramiento del de Imola.

Con Stefano Domenicali llega al vértice de la F1 un hombre sencillo, suegro de uno de los históricos fotógrafos de este deporte, que ha vivido los mejores tiempos de Ferrari junto a Jean Todt y Ross Brawn, dos hombres que seguro han sido también claves en su designación.

Domenicalli en el podio del GP de Italia de 2010
Domenicalli en el podio del GP de Italia de 2010

Domenicali es un hombre que siempre ha huido del protagonismo, accesible, que sabe del negocio, de números, de deporte, de F1, y ésta es su pasión. Dejar Lamborghini en el mejor momento de la marca, en buena parte gracias a él, seguro que no ha sido fácil. Trasladarse con la familia, que siempre ha vivido en Italia, a Londres, aún es más complicado, pero ha asumido el reto, y nadie mejor que él para estar al frente de la F1.

Domenicali  tiene por delante un reto interesante, pero que puede asumir con facilidad y sobre todo con naturalidad. Stefano se ha criado en la F1, se ha criado en Ferrari, ha vivido desde joven la pasión de la F1 y puede ser un digno sucesor de Ecclestone, ya que lo de Chase Carey ha sido un paréntesis, salvado con bastante éxito, pero sin esa pasión que caracteriza a los latinos.

Estoy seguro que Bernie Ecclestone estará aplaudiendo la decisión de haber puesto a un hombre de la competición al frente de la F1 y no a un desconocido que llegue a sentirse importante paseando por el paddock. La presencia de lo italiano en la F1 y de los ex de Ferrari en particular, está muy presente en la F1 actual. No en vano la mano derecha de Chase Carey durante su estancia al frente fue Luca Colajanni, que pasó de Ferrari a la Fórmula E y después a la F1 con Carey y desde el año pasado está de nuevo en Ferrari.

Domenicali es la mejor noticia de la F1 en los últimos tiempos.

 

Los mejores vídeos