Fórmula 1: La hora de Nicholas Latifi

Dos equipos en crisis económica y un denominador común, Michael Latifi. El empresario canadiense que ya invirtió 300 millones el año pasado en McLaren, salió al rescate de Williams. Ahora es el momento de Nicholas Latifi de responder con todo a la confianza de sus padres.

José Mª Rubio

Latifi, a través de la empresa de comida Sofina, ha salvado el año de Williams
Latifi, a través de la empresa de comida Sofina, ha salvado el año de Williams

El otro día leí críticas a la llegada de empresarios como Stroll o Latifi a la F1, pero esas críticas más bien son envidias, ya que sin muchos de estos empresarios, apasionados por la competición y en ocasiones padres de pilotos, ya hubieran desaparecido muchos equipos.

La hora de Nicholas Latifi

Nicholas y Michael Latifi

Esto no es algo nuevo, me viene al recuerdo Lord Hesketh, que puso mucho dinero y hasta se arruinó por apoyar a pilotos en F1, entre ellos David Hunt. La F1 comenzó con "gentleman drivers", mecenas y millonarios que apoyaban a pilotos, sin los cuales muchos no hubieran llegado a nada, y en ese tiempo sí que era un apoyo a fondo perdido. Ninguna repercusión, solo la satisfacción de ayudar y verse involucrados en el equipo.

La hora de Nicholas Latifi

Nicholas Latifi no puede dormirse este año frente a Russell

Gabriele Rumi con Minardi fue otro ejemplo. En eso la F1 ha cambiado poco. David Thieme con Colin Chapman y los Lotus de Essex. Paolo Barilla ayudando a su hijo. Siempre ha habido esa pasión que mueve montañas y hace que se invierta dinero sin saber si va a haber retorno. Jackie Stewart y Niki Lauda, apoyaron a sus hijos que no tuvieron éxito, pero ahí estaban. Así que criticar estas actitudes no lo veo lógico. ¿Dónde estaría Sergio Pérez sin Carlos Slim? o Sebastian Vettel sin Dietrich Mateschitz, que también apoyó a Carlos Sainz y a tantos pilotos y proyectos, sin recibir críticas de nadie por ello. Criticar a los mecenas es estar abocado a la medianía y a quedarse en la cabaña.

La hora de Nicholas Latifi

Minardi y Gabriele Rumi, un hombre muy importante en la vida deportiva de Fernando Alonso

Lo que pretenden muchos es una pura utopía. Mercedes o Ferrari han pagado las carreras de Russell, Ocon o Leclerc, haciendo de “padres". Seguro que si Michael Latifi hubiera invertido sus 300 millones en otro sitio en lugar de McLaren, estaría teniendo un buen rendimiento, sin embargo ahí está. Algunos días se podía ver al canadiense con Claire Williams y el domingo vestido de McLaren en la parrilla con Zak Brown, o bajo el podio de la F2 festejando algún logro de su hijo Nicholas. Su mujer Marilena es otra incondicional de las carreras.

La hora de Nicholas Latifi

La mirada de una madre a su hijo

Estos empresarios, como Lawrence Stroll o en otras categorías tenemos el ejemplo de Mazepin en la F2, ayudan al sostenimiento de la especialidad, y sin ellos habría muchas bajas, así que lo único que se puede hacer es agradecerles el esfuerzo, altruista la mayoría de las veces, sin el cual muchos habrían desaparecido.

La hora de Nicholas Latifi

Lawrence Stroll

Ahora Latifi con su empresa Sofina, ha salido al rescate de Williams tras la espantada de Rokit, y en la nueva decoración ha ganado protagonismo la empresa de alimentación del canadiense. Michael, que llegó a Canadá cuando en Irán las cosas se pusieron muy complicadas, es junto a su mujer Marilena, uno de los filántropos más importantes de Canadá. Por razones y vivencias personales comenzaron a apoyar al Programa de Mujeres y Bebés en Sunnybrook, organizando un torneo de golf benéfico que se ha convertido en uno de los más importantes del mundo, recaudando en un solo día varios millones de dólares para apoyar a ese hospital de Toronto.

La hora de Nicholas Latifi

Latifi, Brown y Carey

La F1 necesita ahora más que nunca gente como los Latifi, Stroll, Mateschitz, Slim etc. para sobrevivir en estos tiempos complicados.

La hora de Nicholas Latifi

La nueva decoración de Williams
Los mejores vídeos