Fórmula 1: año clave para Mick Schumacher

Mick Schumacher ha arrastrado desde su inicio en el automovilismo la responsabilidad de su apellido, y eso a veces ha sido una losa para algunos, como por ejemplo los Stewart o Lauda

José Mª Rubio

Mick Schumacher contará con su hermana Gina Maria y con Sebastian Vettel, además de Sabine Kehm, como apoyo en su primer año en F1
Mick Schumacher contará con su hermana Gina Maria y con Sebastian Vettel, además de Sabine Kehm, como apoyo en su primer año en F1

Tras la exitosa carrera deportiva de Carlos Sainz en los últimos años, Mick Schumacher  tiene un reto aún mayor. El apellido no le ha pesado en su ascenso hasta la F1, y eso que el muchacho ha tenido que soportar en la F2 de todo. Nadie más que él sabe todas las entrevistas, promociones y actos a los que ha tenido que acudir en sus dos temporadas en la categoría inferior a la F1. Ha hecho promociones de la categoría sin descanso. Todo ello contando con el selectivo “paraguas” de Sabine Kehm, la jefa de prensa de su padre, curtida en mil batallas, que en vez de mantener a Mick en una burbuja, le ha hecho trabajar de lo lindo, escogiendo muy bien sus apariciones, pero éstas han sido constantes.

Mick ha contado con la presencia de su madre Corinna en muchas carreras y también de su hermana mayor, Gina Maria, que ha sido desde siempre un gran apoyo para el joven de 21 años, que debutará con Haas esta temporada. Gina ha sido siempre la confidente más cercana a Mick, la que le ha aportado un importante apoyo a lo largo de su carrera deportiva y eso que solo se llevan dos años, pero esa visión de hermana mayor ha servido para tener cierto ascendente sobre Mick, que se ha apoyado mucho en ella.

El sueño de Sebastian Vettel sería compartir un podio con Mick Schumacher
El sueño imposible de ambos es compartir un podio en 2020

Al margen del apoyo familiar, Mick contará esta temporada con Sebastian Vettel como “padrino” en al F1. El ex de Ferrari ya ha manifestado su total disposición para estar junto a Mick cuando haga falta y aportarle su apoyo y consejos. Aunque vaya a ser un rival en pista, no parece que el Haas pueda estar a la altura del Racing Point, y por ello Vettel lo ve más como el hijo de un amigo y compatriota que como un rival a batir. Además  en Alemania, tras la desaparición de Michael Schumacher  de la parrilla, la F1 ha ido a la baja, a pesar de la presencia de Mercedes y el título del alemán de pasaporte, Nico Rosberg. Los aficionados han esperado pacientemente a la llegada de Mick para comenzar a preparar las cervezas y volver a sentarse ante el televisor para ver carreras de F1. Para Vettel estar junto a Mick aportándole soporte moral será también una mejora de su imagen a nivel global.

La relación entre Sebastian Vettel y la familia Schumacher siempre ha sido muy buena, y eso lo pude comprobar en directo en la Race of Champions en México en enero de 2019 en un ambiente distendido y muy diferente al de la F1. Los pilotos llevaban invitados en las vueltas con los KTM en el trazado diseñado en el Foro Sol, y tuve la fortuna de que me tocara ser copiloto de Mick Schumacher. Allí cambiándonos de ropa junto a Sebastian Vettel, en una pequeña estancia del circuito Hermanos Rodríguez, entró Gina Maria buscando una goma para el pelo porque había perdido la que llevaba.

El ambiente entre los tres era como el de una familia. Al final a Gina le sirvió una goma de las que yo usaba para las cámaras de fotos para sujetarse la coleta rubia, y un servidor  ya vestido de piloto, cedió el puesto a un amigo que se moría por subirse al KTM. Mick, muy cariñoso, agradeció el gesto señalando mi mayor peso con respecto al nuevo copiloto sin cortarse un pelo. “Ahora tendré alguna opción más de ganar”, soltó partido de risa. Al final ni él ni Vettel lograron la victoria que fue para Benito Guerra, el piloto de rallyes mexicano.

Mick abraza a su hermana Gina Maria
Mick tiene un gran apoyo en su hermana Gina María

Ese es el ambiente que reina entre los Schumacher y Vettel, así que no será extraño ver gestos cariñosos del cuádruple campeón germano hacia el hijo del “káiser” a lo largo de esta temporada en las parrillas y en cualquier ocasión que estén juntos, que seguro serán muchas más que las que se vean por televisión.

Mick cuenta con otra gran responsabilidad, y es que ha de ser la punta de lanza de Haas este año, superando al alocado Nikita Mazepin y demostrar a Ferrari que tiene virtudes suficientes para estar en un coche rojo en el futuro. Esperemos que ese futuro sea lejano, ya que Carlos Sainz ha llegado a Maranello con la intención de quedarse, y para ello tendrá que batir a Leclerc y puede hacerlo, aunque esa es otra historia que habrá que ir contando este año.