Fórmula 1: cuenta atrás para Sergio Pérez

Racing Point es hoy en día propiedad de Lawrence Stroll gracias a Sergio Pérez y su maniobra legal para salvar el equipo en 2018 ante la inminente desaparición, cuando aún era propiedad de Vijai Mallya.

Sergio Pérez en el GP de Hungría 2020
Sergio Pérez en el GP de Hungría 2020

La fecha límite para conocer el destino de Sergio Pérez es el 31 de julio. Otmar Szafnauer, el Team Principal de Racing Point, ha declarado que se tendrá en cuenta esa lealtad del mexicano a la hora de analizar quien será el compañero de Lance Stroll en las temporadas próximas. El día 31 de julio está a la vuelta de la esquina.

El hecho de que el puesto de Sergio Pérez esté en el aire es propio de los vaivenes de la F1 y como diría más de uno, de los “depredadores del paddock”. Es difícil confiar en alguien en la F1, incluso con contrato firmado, y lo que parecía un futuro apacible y tranquilo para Pérez, se ha convertido en un quebradero de cabeza de un día para otro.

De esto saben mucho los pilotos de Red Bull, entre los que están Jaime Alguersuari y Carlos Sainz. Ambos, en circunstancias diferentes, sufrieron los vaivenes de un día para otro. Alguersuari fue apeado poco antes de Navidad de 2011 del equipo Toro Rosso, al día siguiente de un evento con uno de los patrocinadores del equipo en Madrid. Carlos Sainz fue ninguneado en Toro Rosso hasta que lo dejaron salir hacia Renault en el GP de Estados Unidos de 2017. Allí parecía que iba a ser el piloto joven de futuro y tras Abu Dhabi en 2018 le cambiaron por Daniel Ricciardo, que era la nueva apuesta de futuro. Sainz encontró refugio en McLaren y ahora irá a Ferrari, mientras Ricciardo fichado a golpe de talonario por Renault para sustituir a McLaren en 2021.

En la F1 cada uno va a lo suyo sin importar nada, por eso la lealtad de Sergio Pérez, o se recompensada con su continuidad, algo que deportivamente sería lógico, o quizás se vea recompensada ayudándole a encontrar un hueco en una de las dos escuderías de la cola del pelotón. Haas o Alfa Romeo. Por eso cuando a un piloto de F1 le dicen, a través de la prensa, que su lealtad será tenida en cuenta es para echarse a temblar.

Así está la situación en el Racing Point, Lance Stroll tranquilo disfrutando de su descanso y preparando a fondo las carreras de agosto, especialmente tras su gran actuación en Budapest, que le dio un espaldarazo importante. Sebastian Vettel moviendo todos los hilos que puede en Alemania y Austria, y Sergio Pérez, que salvó al equipo de la desaparición, encomendado a la Virgen de Guadalupe.

Archivado en: