Análisis GP Malasia: lo mejor, lo peor y lo que hizo Alonso

La segunda carrera de la temporada 2014 de Fórmula 1 volvió a dejar en evidencia que Mercedes sigue siendo el equipo a batir, y con mucha diferencia. También que Ferrari tiene mucho margen de mejora, y que Red Bull está de vuelta. Hamilton arrasó en un Gran Premio en el que, aunque se vio más espectáculo que en Australia, volvió a dejar muestras de aburrimiento. Fernando Alonso, cuarto, sale de Sepang como tercero de la tabla en el Mundial, único ‘consuelo’ para el piloto español.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Análisis GP Malasia: lo mejor, lo peor y lo que hizo Alonso
Análisis GP Malasia: lo mejor, lo peor y lo que hizo Alonso

Lo mejor

- Hamilton. Tras un decepcionante GP de Australia, Lewis Hamilton arrasó con todas las de la ley en Sepang. Es más, consiguió su primer Grand Chelem de su carrera –es decir, pole, victoria, vuelta rápida y líder durante toda la prueba–, y no tuvo rival en ninguna fase de la carrera. Mercedes se confirma como el mejor equipo de la parrilla, sumando el doblete gracias al segundo puesto de Nico Rosberg: tienen fiabilidad, son rápidos en clasificación y en carrera y sus últimos años de degradar en exceso los neumáticos parecen ya cosa del pasado.

- Nico Hulkenberg. El piloto alemán de Force India se está confirmando como una de las grandes sorpresas y revelaciones de los últimos tiempos. Sin contar en ningún momento con un coche puntero, Hulkenberg está demostrando tener un talento natural al volante (ganador de la GP2 y de la Formula 3 Euroseries, entre otras categorías menores). En el momento que tenga el material para ganar, será un piloto a tener muy en cuenta. En Malasia, Nico mejoró la sexta posición de su primera carrera, siendo quinto con una estrategia de dos paradas en boxes (tres el resto).

- Red Bull. Muchos lo estarán ‘maldiciendo’, pero Red Bull ha vuelto. Sus problemas en pretemporada vaticinaban un comienzo de Mundial complicado para la escudería austriaca. Cierto es que en Albert Park Vettel abandonó a las primeras de cambio, que Ricciardo sumó cero puntos en las dos primeras carreras por diferentes motivos, y que sus problemas de fiabilidad les han obligado ya a cambiar componentes de su unidad de potencia: Vettel ya ha malgastado dos unidades de la centralita electrónica, mientras que Ricciardo ya ha usado en Malasia su segunda unidad del MGU-K (recordemos que a partir de la quinta unidad individual utilizada, supondrá sanción). Aún así, en Sepang se mostraron competitivos durante todo el GP: segundos y quintos en parrilla, muy cerca de los Mercedes, y sumando el primer podium ‘legal’ de la temporada con el tercer puesto de Vettel. ‘Red Bull is back’.

Lo peor

- Ricciardo. La otra cara de la moneda en Red Bull fue a parar a Ricciardo. Salió como una exhalación y se puso tercero en los primeros compases de la carrera. Cuando todo apuntaba a que iba terminar en cuarta posición, un error de su equipo al apretar una tuerca en boxes le condenó y le hizo perder una vuelta, para luego acabar abandonando. Al australiano, con dos carreras en el equipo, ya se le está poniendo la etiqueta de ‘gafe’ heredada de Mark Webber, quien parecía recibir todos los males de un equipo que prácticamente siempre se mostraba perfecto con su compañero de equipo, Sebastian Vettel.

- Ferrari. Con más del triple de kilómetros acumulados en los tests de pretemporada respecto a Red Bull, las sombras se empiezan a cernir sobre Maranello con sólo dos carreras disputadas. Una vez más, Ferrari vuelve a quedar en evidencia por su nula capacidad de reacción, sobre todo en comparación con el equipo de las bebidas energéticas. Porque si Red Bull estaba con multitud de problemas al terminar los tests de Bahrein hace apenas un mes, ahora han demostrado ser más rápidos que los de Maranello. De momento, están más lejos de Mercedes que de Red Bull durante los últimos años. Eso sí, con un reglamento tan novedoso, todavía tienen mucho margen de mejora. La pregunta es, ¿lo conseguirán, o seguirán a rebufo del resto de equipos como en los últimos años?

- Massa. El piloto brasileño, que por fin pudo puntuar tras su temprano abandono en Australia, tuvo que volver a oír por radio un mensaje que seguro sigue apareciendo en sus pesadillas. ‘Valtteri is faster than you’, un mensaje por radio de su equipo diciéndole que su compañero de equipo era más rápido que él y que debía dejarle adelantar. Un mensaje idéntico al que, en 2010 en Ferrari, le dijo torpemente su ingeniero de pista Rob Smedley en Hockenheim. Aquél día, Felipe hizo caso. En Malasia no obedeció, y evitó que Bottas pudiese hacer frente a Button en los últimos compases de la carrera.

GP de Malasia 2014 de F1

Fernando Alonso

En un circuito estresante para las mecánicas debido a las altas temperaturas, las altas humedades y las largas rectas que se concentran en Sepang, las mecánicas en general aguantaron bastante bien entre los equipos punteros. Es el caso de Ferrari que, reconocida la gran fiabilidad del F14-T, sin embargo adolece de más problemas que le hacen ser mucho más lento que sus rivales. En Sepang, Fernando Alonso acabó a 35 segundos del líder, lejos de los Mercedes y los Red Bull y peleándose de nuevo con Hulkenberg, y siendo su vuelta rápida 1 segundo más lenta que la de Hamilton.

El Ferrari sigue mostrando problemas de falta de potencia en su mecánica y, como también reconoció el piloto asturiano, problemas de tracción a la salida de las curvas lentas, que si bien en Sepang no eran tan frecuentes. Sí lo serán en la próxima carrera, en seis días, en Bahrein. Un circuito donde destacan las largas rectas y las curvas lentas. No es el mejor escenario para que Ferrari recupere su mejor imagen.

- Nuestra nota: 7,5.

Galería relacionada

GP Malasia 2014: la carrera

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...