500 Millas de Indianápolis: ¡Alonso rompe motor y ganó Sato!

Después de más de 15 días con pruebas, eventos, promociones, ruedas de prensa... ya se han disputado las 500 Millas de Indianápolis. Alonso rompió motor, Serviá tuvo un accidente y ganó el japonés Sato.
José M. Rubio -
500 Millas de Indianápolis: ¡Alonso rompe motor y ganó Sato!
500 Millas de Indianápolis: ¡Alonso rompe motor y ganó Sato!

A las 18h20 se ha oído la famosa frase de: "señoras y señores, enciendan sus motores", frase que tuvo que cambiarse a partir de 1978 cuando la piloto Janet Guthrie empezó a correr esta mítica carrera.

Dentro del circuito de Indianápolis más de 300.000 personas han vivido en directo la carrera, que finalmente ganó el japonés Takuma Sato. Fernando Alonso rompió motor a falta de pocas vueltas tras ir incluso liderando la carrera durante muchos tramos desde el inicio, mientras que Oriol Serviá, en plena remontada que le llevaba a final de carrera a afrontarla en el Top 5, tuvo un accidente y abandonó también a falta de muy poco para la finalización.

200 vueltas son las que han dado los pilotos al circuito de 4 kilómetros, un total de 804 kilómetros, más de tres horas y media, y cuya salida ha sido lanzada desde 11 filas con 3 monoplazas cada una, algo espectacular.

En carrera, se realizaron paradas para repostar cada 30 o 35 vueltas, al final, unos siete "pit stop". El "pace car" ha salido en varias ocasiones y la carrera se ha interrumpido en varias con bandera amarilla en pista.

 

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...