Análisis: la Fórmula 1 se debe reinventar y "arrancar desde la humildad"

La F1 tiene que reinventarse, y de momento, para cumplir con los contratos de televisión, hará carreras de dos en dos en Austria y Silverstone, a puerta cerrada y sin prensa.

José M. Rubio

Así de vacío se verá el paddock en las carreras europeas
Así de vacío se verá el paddock en las carreras europeas

“Desde la humildad", como decía a AUTOPISTA estos días un máximo dirigente de la F1, con buena voluntad por todas las partes y sobre todo con la necesidad imperiosa de arrancar cuanto antes, se puede completar el número de 22 carreras en tres continentes sin problemas.

La premisa es hacer un mínimo de 15 carreras para que los contratos de televisión puedan exigirse en su totalidad, esas quince carreras tendrán que tener al menos 16 coches en pista, y repartirse en tres continentes, para cumplir con lo que pide el reglamento para que el campeonato sea válido. Para que haya un campeonato bastarían 8 carreras en tres continentes, pero con eso no llega para cumplir con las televisiones, así que habrá carreras de dos en dos en el mismo circuito.

La experiencia piloto la va a sumir Red Bull en Austria, que de esta forma y pagando muy poco a Liberty, podrá ser el primero en compensar, al menos en parte, el menor impacto turístico. Los austriacos han jugado fuerte y apoyándose en la buena gestión de su gobierno han apretado las clavijas a Liberty para que arranque allí la temporada a puerta cerrada.

Red Bull tiene mucho específico en la F1, especialmente porque su continuidad, sin pactos de la concordia vigentes a partir de enero, solo depende de una persona, Dietrich Mateschitz, propietario del 49% de la empresa de bebidas. El austriaco ha tenido varias veces la idea de dejar la F1, pero le van convenciendo de que hay que seguir adelante. Ahora ha llegado su hora de imponer criterios, si no se va. Esa velada amenaza sonó en las oficinas de Liberty como una bomba. Había que calmar los ánimos y es que en estos últimos dos meses Liberty se ha convertido en un auténtico bombero apagando fuegos por todas partes. Chase Carey, que terminará su mandato el año que viene, no vive tranquilo ya que las presiones le llegan por todas partes. Sean Bratches y Luca Colajanni parece que veían venir el “virus" y se fueron a tiempo. Carey y su equipo no dan abasto.

Carreras de dos en dos

Será la primera vez que haya una carrera de F1 con las gradas vacías

Red Bull propuso hacer dos carreras a puerta cerrada en su circuito, doblando su presencia en televisión. Dada la situación de Liberty Media no había mucho que decir y, a falta de confirmación oficial, Austria albergará las dos primeras carreras a puerta cerrada en la historia de la F1.

Hungría podría ser la siguiente parada, de esta forma la F1 podría llegar a Budapest y hacer una carrera allí también a puerta cerrada, cambiando fechas para unificar transporte y logística. Haciendo Hungría y Austria seguidas habría un gran ahorro en desplazamientos. No hay que olvidar que entre Red Bull Ring y Budapest hay solamente 450km. La premisa de que no haya dos carreras seguidas en sitios muy próximos es para que no se canibalicen el público. En este caso como no va a haber público no existe ese problema. Silverstone acogería las dos siguientes, sino hay problemas gubernamentales, que no parece que vaya a haberlos, ya que también serán a puerta cerrada. Las características del circuito inglés le permiten albergar dos carreras en trazados diferentes. Están tratando de homologar la pista antigua para poder utilizarla. Eso permitiría a la F1 llegar a agosto con cinco carreras disputadas de 22, lo cual les dejaría un amplio abanico de posibilidades para recomponer el calendario en verano, encajando dos carreras en Montmeló o dos en Paul Ricard, además de Bélgica e Italia. La recomposición del calendario no será sencilla para encajar Bakú y sobre todo Vietnam y China, ya que Bahréin podría colocarse junto a Abu Dabi. Las carreras americanas dependerán mucho de la situación de los países en cada momento, ya que en los casos de México y Brasil la evolución es imprevisible, y casi lo mismo ocurre con Austin, quedando Canadá en una especie de limbo en el calendario.

Lo que sí es más cierto que nunca, que la F1 debe arrancar de nuevo desde la humildad y para ello el mejor ejemplo va a ser comenzar a reducir los efectivos. Como decíamos semanas atrás, el tope de técnicos por equipo se bajará a la mitad, Ahora mismo estaba en 80 personas y pasará a ser de 40, mientras que marketing, prensa etc. que eran otras 30 o 40 personas, dependiendo de cada escudería, se van a reducir casi a nada, ya que no habrá ni invitados, ni prensa.

Liberty asume que este año va a ganar muy poco o nada, ya que deberá hacer la misma operación económica que en Austria con el resto de organizadores europeos, España incluida. De hecho Montmeló ya se ha ofrecido a organizar dos carreras si hace falta. Además el organizador deberá mantener los “premios" a los equipos para que puedan seguir adelante ante una previsible bajada de ingresos por patrocinio

Hasta Alemania querría recuperar su carrera si es gratis. Para un organizador, como es el caso del Circuito de Cataluña, hacer dos carreras no le supone ningún esfuerzo, ya que es volver a hacer las dos tandas de test como las que hizo en febrero. Sin público los gastos se reducen en un 80%, y solo hace falta que les den el visto bueno y la fecha. Los hoteles se abrirían solo para la F1, no habrá problemas de alojamiento y Cataluña tendrá su exposición mediática, que al fin y al cabo es lo que genera la F1, ésta vez a un coste ínfimo. Bien es cierto que no hay la misma repercusión de ingresos añadidos en restauración etc., pero como tampoco hay gasto, una cosa compensa la otra y lo que dejen las personas de los equipos y de la TV oficial será lo recoja la hostelería de la zona.

En ese precio “gratis" Monza estaría también dispuesto a hacer la carrera, con el visto bueno de las autoridades, manteniendo su fecha, y habría que ver cómo se puede encajar Francia, dejando a Bélgica también en su fecha, ya que los belgas tienen prohibido los eventos hasta el 31 de agosto, pero al ser a puerta cerrada, sí que se podría celebrar la carrera, que es el 30 de agosto. Holanda ya dijo que no quería hacer la carrera a puerta cerrada, aunque si es gratis, Heineken uno de los mejores clientes de Liberty en el tema publicitario, podría cambiar de idea. Austria, Hungría, Gran Bretaña, Francia, España, Bélgica e Italia, algunos con dos carreras, pueden hacer que se completen las 22 carreras sin problemas. De los candidatos a albergar dos carreras, Francia o España solo podrán hacer una, si el resto de los países mantiene la suya.

No será fácil hallar fechas, pero antes hay que cambiar el reglamento técnico y deportivo. Hacer carreras de dos días y encontrar un acuerdo para equilibrar prestaciones y dejar los coches actuales sin evolución alguna, de ningún tipo y establecer compensaciones en tiempo para igualar rendimiento. Esto se antoja casi imposible, ya que el mal endémico de la F1 es que manda demasiada gente, con intereses y posibilidades económicas muy diferentes y si no hay alguien que tome el mando e imponga un límite presupuestario de 100 o menos millones, y limite de verdad los gastos, con menos personal y evoluciones, será casi imposible salir adelante, pudiendo morir de éxito y egoísmo. Veremos quién es el primero que asume que “Hay que arrancar de nuevo desde la humildad" Ross Brawn ya utilizó las líneas low cost cuando era quien pagaba la fiesta en Brawn en 2009, así que debiera ser él quien tomara el mando al estilo Bernie. Sino sólo se van a dar cuenta de lo que pasa cuando vayan a echar mano al cajón y este vacío. Zak Brown ya ha avisado en varias ocasiones y parece ser el único que ve el futuro con claridad. El resto sigue en su nube particular.

A falta de fechas y confirmaciones oficiales, este podría ser el orden de un hipotético calendario para 2020:

Austria (dos carreras); Hungría; Gran Bretaña (dos carreras); España; Holanda; Francia; Bélgica; Italia; Singapur; Rusia; Azerbaiyán; Japón; EEUU; México; Brasil; China; Vietnam; Baréin; Abu Dabi.

De las cuatro americanas es obligatorio hacer al menos una. Canadá por razones climatológicas debiera hacerse en época veraniega. Las otras tres dependerán de la situación de la pandemia en esos países, aunque en Estados Unidos no parece que haya problemas ni para hacerla con público y México y Brasil no querrán ser menos.

Los mejores vídeos