El diseño de coches, también cosa de mujeres

A lo largo de las 17 ediciones anteriores de nuestro Concurso de Diseño no han sido muchas las mujeres que han participado en él. Hablamos con una de las últimas, Guillermina Valdivia, finalista en la edición de 2014.
Alicia Fernández.

Twitter: @aliciautopista -

El diseño de coches, también cosa de mujeres
El diseño de coches, también cosa de mujeres

Desde Autopista y Nissan queremos animar a las jóvenes diseñadoras a participar en nuestro concurso. El año pasado Guillermina Valdivia nos sorprendió el año pasado con el Nissan Defy, un deportivo de líneas aerodinámicas y diseño asimétrico lleno de soluciones originales, con el que fue finalista. Esta licenciada en Bellas Artes de Granada nos habla de su pasión, el diseño de Coches.

¿Te gusta diseñar coches?

Sí. Siempre he aprovechado cualquier momento para dibujarlos, y lo llevo haciendo desde hace bastantes años. Comencé por "tunear" los vehículos que conocía, hasta que empecé a desarrollar los míos propios, en una búsqueda por reflejar el carácter personal que quería ver en estos nuevos vehículos. Mi intención es diseñar nuevos conceptos a partir de los automóviles actuales, buscando un punto de vista diferente, contemporáneo, y sobre todo personal. Para mí fue una grata sorpresa que el Nissan Defy que diseñé quedase como finalista a nivel nacional, dada la numerosa participación y el alto nivel de los diseños. Fue un empuje de motivación el saber que mi prototipo fue valorado positivamente por un jurado excepcional.

Anteriormente, también tuve una experiencia con un Concept Car que creé durante el Proyecto fin de Carrera de mis estudios, del cual obtuve cinco modelos que conformaron una nueva marca ficticia en el mercado automotriz. A nivel académico obtuve la nota más alta posible y el apoyo de los profesores; fue el punto de inflexión en el que comencé a volcar todos mis esfuerzos para mejorar mis aptitudes en este campo del diseño.

¿Por qué crees que hay tan pocas mujeres diseñadoras en el mundo de los coches?

El mundo que mueve la automoción es en su mayoría masculino, pero no hay que descuidar el porcentaje de mujeres que trabajan con ellos. La sociedad tiene ciertos cánones establecidos, y siguen existiendo algunas barreras, las cuales a veces cuesta atravesar. Sabemos que antiguamente las mujeres tenían más impedimentos a la hora de estudiar, y que pocas conseguían cumplir sus sueños. Por supuesto hoy día está cambiando, aunque los resultados no sean visibles a corto plazo.

Personalmente, siempre me he diferenciado de mis amigas por esta atracción que sentía hacia el mundo de la automoción. Era un tema que respetaban pero no solían compartir, puesto que todos tenemos intereses distintos. Muchas veces, estos intereses son estereotipados, de un modo subjetivo, pero no dejan de ser vías personales donde cada uno encuentra lo que verdaderamente le gusta. Es un tema social, y obviamente estos estereotipos se pueden cambiar: hoy en día vemos un número tan elevado de hombres como de mujeres conduciendo por nuestras carreteras, cuando hace unos años eran una minoría las mujeres que lo hacían. Todas las transformaciones que se producen en la sociedad requieren tiempo para modificar costumbres pasadas, y pienso que actualmente nos encontramos en este cambio.

¿Cuál es tu sueño como diseñadora y dónde?

Me gustaría trabajar diseñando vehículos en un centro de diseño o en una empresa automotriz; el dónde no es una opción que tenga preestablecida. A grandes rasgos, me gusta mucho el diseño europeo, su elegancia y distinción sobre todo, pero los vehículos americanos siempre han estado y estarán pisando fuerte con su noble estilo particular. Los modelos asiáticos son tan exóticos como atrayentes, por lo que también me gustaría poder diseñar algún coche con mi impronta... Lo que sí tengo claro es que, indiferentemente para la marca que trabaje, centraré mis esfuerzos para que los coches que desarrolle sean conocidos a nivel mundial, y pueda contribuir a que la empresa sea un referente en cuanto a diseño.

Hay muchas marcas de coches y pienso que el simple hecho de poder trabajar con ellas diseñando vehículos es un orgullo para el propio diseñador y una satisfacción para la marca. Es un trabajo conjunto, donde se desarrollan vehículos que tienen una trayectoria ejemplar y mucho que contar. Cada modelo se queda en la propia historia de la marca, y poder contribuir a ello debe de ser una experiencia muy satisfactoria e inolvidable. Soy consciente de la dificultad de este sueño, pero seguiré persiguiéndolo hasta poder cumplirlo, para hacer de él mi medio de vida.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...