Daimler Sovereign

El Daimler Sovereign, versión equivalente al 420 de Jaguar, fue, de alguna forma, un paso intermedio entre dos de las berlinas más atractivas fabricadas por Jaguar, el Mk 2 y el XJ6, este último heredó la mayoría de las soluciones técnicas ya introducidas en el Sovereign y el 420 aparecidos en el año 1966.

Daimler Sovereign
Daimler Sovereign

Pasando a la carrocería y al interior del coche, el Daimler Sovereign no puede negar que es un auténtico Jaguar de los años 60. Quizá llama un poco la atención una cierta desproporción entre la altura de la parte delantera con sus faros integrados y su calandra cromada con respecto a la forma suave en la que desciende la trasera. Como decíamos al principio, parece un poco una mezcla entre el frontal de un MK X y la trasera de un S-Type. La realidad es que Jaguar hizo este ejercicio, prefigurando lo que sería el futuro XJ6, que saldría al mercado justo cuando morían el 420 y el Sovereign.En cuanto al puesto de conducción y el interior, el conductor encuentra sin grandes problemas una postura cómoda, gracias a los reglajes del asiento y a la posibilidad de regular telescópicamente la posición del volante. Con respecto a los pasajeros, el que va junto al conductor viajará con bastante holgura, algo que no sucede en la parte trasera, en la que el espacio es un poco justo, como resultado del origen de esta zona (Jaguar S-Type) y de que era tradición de la marca en esos años dejar la altura de cintura y del techo claramente bajos. A esta solución se debe gran parte del atractivo estético de estos coches; la marca ha seguido utilizándola durante muchos años en sus berlinas XJ6.El salpicadero de madera sigue el mismo esquema que el Jaguar MK X, el S-Type e, incluso, el MK 2. Dos grandes relojes frente al conductor que le indican la velocidad a la que rodamos y el número de revoluciones al que gira el motor y en el centro van colocados los de temperatura, presión de aceite, nivel de gasolina y el amperímetro. Debajo de estos van la mayoría de los mandos de luces, la llave de contacto y el interruptor de arranque. El reloj, integrado en la visera del salpicadero, termina de completar una información muy completa. Por último los mandos del sistema de climatización, aire acondicionado incluido, van situados entre el salpicadero y la radio. En resumen, esta versión poco difundida, sólo se fabricaron entre Jaguar 420 y Daimler Sovereign 15.000 coches, ofrece todo el atractivo de los coches de la marca con la facilidad de uso que le confieren sus buenas suspensiones y su agradable motor de 4,2 litros.1966
Aparecen el 420 y el Sovereign con el motor de 4,2 bajado de rendimiento con respecto al E-Type y el MK X. La mayor anchura de la parrilla comparada con el S-Type permite instalar un radiador claramente más grande.

1967
Se mejora la estanqueidad de las guías de las válvulas de admisión para bajar el consumo de aceite.

1968
Fin de la carrera del modelo, sin apenas cambios, después de que se fabricaran 10.000 unidades del Jaguar 420 y 5.000 del Daimler Sovereign.