Lunaz: así se transforman los coches clásicos en nuevos eléctricos de lujo

La compañía británica Lunaz “regala” a los fans del automóvil modelos míticos clásicos reconvertidos a la tecnología actual y futura, es decir, con propulsión puramente eléctrica y aptos para circular según la nueva normativa que se avecina.
Jorge Serrano
Lunaz: así se transforman los coches clásicos en nuevos eléctricos de lujo
Lunaz: así se transforman los coches clásicos en nuevos eléctricos de lujo (Imagen: Lunaz Design)

La hibridación y los vehículos puramente eléctricos están llamados a dominar durante los próximos años el panorama mundial del automóvil. En algunos países, ya se han anunciado severas restricciones por la venta y circulación de coches con motores de combustión de toda la vida, ya sean gasolina o híbridos (2030, 2040 y 2050 son los años clave, según países) por lo que en muchos casos, un buen número de modelos clásicos míticos están condenados a seguir “durmiendo” en los garajes porque no podrán circular. Con este dantesco panorama, hay empresas de nueva creación y startups que han pensado en revitalizar alguno de los modelos más icónicos para reconvertirlos en vehículos puramente eléctricos.

Publicidad

Este es el caso de la compañía británica Lunaz, que ya ha desarrollado la tecnología pertinente para dotar de un tren motriz eléctrico y de todos los sistemas de confort y de seguridad pertinentes a tres clásicos de culto: el Rolls-Royce Cloud de 1956, el Rolls-Royce Phantom V y el Jaguar XK120.

Inicialmente, todo el proceso de transformación lo tiene disponible Lunaz a un precio de partida de 390.000 euros. Según las primeras informaciones, los clientes que quieran revitalizar alguno de estos clásicos podrán pedir la configuración y la personalización bajo demanda.

Lunaz: así se transforman los coches clásicos en nuevos eléctricos de lujo

Lunaz: así se transforman los coches clásicos en nuevos eléctricos de lujo (Imagen: Lunaz Design)

El tren motriz eléctrico, informa Lunaz, se ha diseñado y fabricado en Silverstone (Inglaterra) bajo la dirección de uno de los pesos pesados de la ingeniería automovilística como es** Jon Hilton, ex Director Técnico de la escudería Renault de Fórmula 1**.

En el caso del Jaguar XK120 de 1953, éste ha sido equipado con una batería de 80 kWh de capacidad. Para impulsarse, recurre a dos motores eléctricos que suman una potencia total de 280 kW (unos 375 CV), mientras que el par máximo declarado es de 700 Nm.

En el caso de los dos Rolls-Royce, Lunaz están ultimando los detalles de su proceso total de restauración (en el Rolls-Royce Phantom V de ocho plazas de 1961 se incluirá inicialmente un pack de baterías de 120 kWh, mientras que para el modelo Silve Cloud aún no se ha facilitado ningún dato técnico).

Publicidad

Lunaz: origen de sus baterías y otros datos técnicos

Los motores eléctricos, según Lunaz, son encargados a un proveedor privado y especialista en la materia. Según las primeras informaciones, el rango de potencia de los motores de este proveedor puede oscilar entre los 135 y los 590 CV.

Lunaz: así se transforman los coches clásicos en nuevos eléctricos de lujo

Lunaz: así se transforman los coches clásicos en nuevos eléctricos de lujo (Imagen: Lunaz Design)

Una Unidad de control de chasis (CCU) de nuevo diseño es el centro neurálgico para la transformación total a eléctrico de estos coches clásicos de culto. Estos modelos revitalizados también contarán con un sistema de frenado totalmente nuevo que les permitirá recuperar energía mientras circulan, en cada de una de las frenadas y deceleraciones. En cuanto a dispositivos de seguridad y de ayudas a la conducción, no faltarán sistemas como el control de tracción o el control de crucero.

Las baterías cuentan con un diseño modular, lo que permite añadir o quitar celdas en función de las características del vehículo y de la autonomía total que se quiera ofrecer. En el caso de Lunaz, sus primeras restauraciones ya incluyen modelos con dos packs diferentes de baterías, uno colocado en el compartimento del motor delantero y otro bajo el piso del maletero, donde habitualmente solía ir colocado el depósito de gasolina de estos coches clásicos.

Publicidad

El rango o autonomía que inicialmente maneja Lunaz en sus primeros trabajos anuncian cifras de algo más de 400 km.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Llevar un estilo de vida saludable es mucho más que comer sano y hacer ejercicio regu...

¿Tienes planes para el fin de semana? Te proponemos que decidas tú mismo el que más t...

Autopista y Ford organizan pruebas gratuitas del Ford Puma en Madrid, Valencia y Barc...

Vivimos en un mundo gobernado por la tecnología, y esta juega un papel fundamental ho...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...