Publicidad

Polvo, óxido, suciedad... así luce un Alpine A310 V6

Resulta realmente sorprendente ver cómo a lo largo y ancho de todo el mundo coches clásicos de leyenda han quedado olvidados y en un estado de abandono demencial. "Rescatamos" un Alpine A310 V6.
Francisco Carrión -
Polvo, óxido, suciedad... así luce un Alpine A310 V6
Polvo, óxido, suciedad... así luce un Alpine A310 V6

A pesar del polvo, la suciedad y el óxido que lucen muchos coches clásicos abandonados, estas joyas sobre ruedas siguen despertando el interés de los que amamos los coches. Uno de estos "desterrados" caídos en el olvido es un Alpine A310 V6

Fruto de la más absoluta casualidad, casi de un día para otro di con este Alpine que llevaba más de 25 años cogiendo polvo al fondo de una nave. Lo chocante del caso es que estaba en mi ciudad natal, situado a escasos dos minutos a pie desde mi garaje… ¡Y no tenía ni idea! En un primer contacto con el propietario, antes siquiera de ver el coche en persona, me lo describió como un «Alpine antiguo con motor V8». Este último dato era desconcertante, pero daba suficientes pistas como para pensar en un A310.

Alpine A310 V6Al poco concertamos una visita y, efectivamente, al fondo de una nave polvorienta y llena de trastos se entreveía la característica silueta de un A310. Enseguida me llamó la atención su pintura bicolor y su matrícula francesa, cuya historia me explicó el propietario. Al parecer, su familia se dedicaba hace tiempo al negocio textil, y estaba repartida entre Francia y España. Hace unos 30 años surgió una deuda entre un primo suyo francés y su padre. El primero tenía un Alpine, al padre le gustaba… y el coche terminó en España como pago de la deuda. Una vez aquí apenas se utilizó, y antes de que comenzaran los problemas con la autoridad derivados de la matriculación extranjera, decidieron guardarlo al fondo de la nave donde lo hemos encontrado. El lugar era de lo más sugerente, pues este espacio se había utilizado para almacenar todo el material procedente del cierre de aquellas empresas textiles, incluyendo máquinas tejedoras o muebles de oficina, y realmente el coche estaba escondido en uno de los rincones más alejados de la puerta. 

Se trata de un A310 V6, fabricado a partir de 1982 y dotado del famoso motor PRV desarrollado por Peugeot, Renault y Volvo. Es un interesante V6 —a 60º—, todo de aluminio, 2,7 litros y 150 CV. Sobre el estado general del coche se puede decir que era bastante bueno, con todos sus elementos originales y sin deterioro o golpes de importancia en la carrocería de fibra, a excepción de una pequeña rotura ocasionada muy probablemente cuando llenaron aquella nave de trastos. La peor parte quizá fuera el interior, con el tapizado del salpicadero totalmente deshecho o un asiento de tela y otros de cuero. El coche ya ha sido rescatado y ahora, en manos de un gran aficionado a los Alpine, está en plena restauración y ya funcionando. 

También te puede interesar

- Noticias y pruebas de coches clásicos

- Así eran los increíbles coches del pasado que miraban al futuro

- Probablemente los 10 coches clásicos más caros de la historia