Mundial de Karting en Portimao: una F1 en miniatura

Además de Marc Gené, también están en el circuito de Portimao otros famosos expilotos de F1, como Emerson Fittipaldi, Alex Wurz y Luca Badoer, y un joven mexicano de la escuela de Checo Pérez

José Mª Rubio

Marc Gené dando consejos al joven mexicano Carrasquedo
Marc Gené dando consejos al joven mexicano Carrasquedo

Marc Gené está en Portimao en el Mundial de Karting, además de Emerson Fittipaldi como un debutante con su hijo más pequeño. Alex Wurz tiene a su hijo corriendo y Luca Badoer. Sergio Pérez no ha podido venir, pero su escuela tiene al único mexicano con garantías de luchar por la categoría Júnior, el piloto mexicano de 13 años, Jesse Carrasquedo, que fue el más joven en correr una carrera de F4 con 12 años, al inicio de esta temporada en la NACAM mexicana.

El mundillo de la F1 gira en torno al karting con más silencio que otra cosa, pero se reúnen en el paddock o en sillas viendo a sus chicos pilotar y sobre todo, los equipos mantienen a los padres lo más alejados posibles, y para los ex pilotos de F1 eso no es fácil.

Jesse Carrasquedo es el único mexicano participante en este campeonato y tiene posibilidades de alzarse con el título. El joven piloto mexicano forma parte de la escuela del piloto de F1 Sergio Pérez. Pérez llama cada media hora a ver cómo va todo es otro mundo el que se vive en el mundial de karting. Es una F1 en miniatura, incluso con más lucha y riesgo.

Los españoles Del Pino, Tuñón y Fluxá pelean con otros 97 pilotos desde hoy para entrar entre los 36 de la final en Júnior y en la categoría superior, la OK, donde están Martin, Civico, Fontecha y Hiltbrand.

Emoción al máximo en Portimao, donde los truenos, relámpagos y una lluvia intensa van a hacer de hoy una jornada complicada para estos niños que juegan a superar a los de la F1.

El mexicano Jesse Carrasquedo rodando por la pista de Portimao
El mexicano Jesse Carrasquedo rodando por la pista de Portimao

Jesse Carrasquedo es uno de los más jóvenes y no tiene ningún otro mejicano con el que jugar fuera de la pista, es el único entre 186 pilotos, y afronta esta prueba con mucho entusiasmo, en una categoría con 100 participantes.

 “Este circuito no lo conocía pero me gusta, es divertido y muy técnico y me he adaptado muy bien. La semana pasada estuvimos haciendo pruebas y ahora ha llegado la hora de la verdad, y he estado adelante, así que soy optimista. No se puede tener ni un pequeño fallo y todos vamos al límite, así que veremos si tenemos esa poca suerte que siempre hace falta”, comenta Carrasquedo.

Los mejores vídeos