Gira tu pantalla para ver la web de Autopista

Inicio > Trucos/Consejos > Todos los trucos y consejos > ¿Sientes que no entra? Tranquilo: causas y soluciones

¿Sientes que no entra? Tranquilo: causas y soluciones

Intentas mover la palanca del cambio para meter primera y… ¡no hay manera! No te preocupes, no tiene por qué estar nada roto y la solución está, y nunca mejor dicho, en tu mano.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria |

¿Sientes que no entra? Tranquilo: causas y soluciones
¿Sientes que no entra? Tranquilo: causas y soluciones

Seguro que te habrá pasado alguna vez, especialmente si tu coche ya tiene unos años: vas a meter primera o marcha atrás y, directamente, no entra o está excesivamente dura la selección. Antes que comenzar a pelearse con la palanca de marchas y volver a intentarlo una y otra vez —ojo, que suele funcionar hacerlo así— te vamos a explicar un truco muy sencillo para ahorrarte el sofocón, esfuerzos y tiempo.

Si no puedes introducir ninguna de esas dos marchas opta por usar otra. Es decir: qué, por ejemplo, no entra la primera; pues selecciona segunda y, sin ni siquiera soltar el embrague, vuelve a introducir primera.

¿Por qué? El problema lo origina el desalineamiento de los dientes de los engranajes del cambio y, al hacer ese movimiento con la palanca, lo que logras es que todo se coloque adecuadamente.

Podría ocurrir que ni siquiera así lo lograrás. Entonces, sigue el mismo procedimiento pero, con el motor arrancado, suelta algo del recorrido del embrague y avanza unos centímetros —si no entra primera, marcha atrás; o viceversa—. Como si fuese un milagro, comprobarás entonces que la marcha que no podías seleccionar ya sí queda «desbloqueada».

Si esto te ocurre con frecuencia, el problema estará en la fatiga del material, de los engranajes del cambio —chocan entre sí y se descascarillan, quedándose en la caja esos pequeños pedazos de metal desprendidos—; o en una deficiente lubricación de la transmisión. Como primera opción, y por su menor coste,  convendrá siempre despejar esta última incógnita, para lo que bastaría con sustituir el aceite del cambio.

Otra situación podría darse si las marchas no entran en frío, pero en caliente el cambio trabaja con absoluta normalidad. Entonces, el problema seguirá estando en la lubricación, por lo que lo coherente sería recurrir a un lubricante con una viscosidad adecuada. Un SAE 75W-80, por ejemplo, debería dar solución al problema si no concurren otros desgastes o averías.

En sentido contrario, si el cambio traquetea en marcha, el problema estaría en que la viscosidad del lubricante sería muy baja, de modo que la solución es irse a viscosidades elevadas. Un SAE 90 debería dar la solución a esa dificultad.

También te puede interesar:

Cómo cuidar el embrague para evitar averías

Cuánto cuesta el cambio de aceite en un manual o automático

Te recomendamos

Lexus RC 300h: el poder de la H

Tras más de diez años del lanzamiento de su primer híbrido, Lexus parece dispuesta a ...

BMW 520d Touring: a prueba, ¿el mejor familiar del mundo?

Si el nuevo BMW Serie 5 ya ha sorprendido por refinamiento, tecnología y tacto de con...

25 Aniversario de ALD Automotive: las claves de su éxito

ALD cumple 25 años consolidada como una de las compañías líderes del sector tanto en ...

¡Ahorra! 11 consejos para gastar menos en combustible

Se dice que está en tu mano ahorrar, o en tu pie derecho, pero puedes conseguir que e...

Así crea BP sus carburantes: laboratorio para la vida real

Si el automóvil europeo presume de emplear la tecnología más avanzada, en la localida...

10 herramientas imprescindibles para cuidar tu bicicleta

Si eres de los que prefiere llevar a cabo el mantenimiento básico de tu bicicleta te ...

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.