Publicidad

Esto es lo que nunca debes hacer si estás en una gasolinera

¿Alguna vez te has preguntado por qué existen tantas prohibiciones en una gasolinera? Te explicamos las razones y lo que nunca debes hacer.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Esto es lo que nunca debes hacer si estás en una gasolinera

Repostar en una gasolinera es algo casi mecánico para un conductor habitual y, en muchos casos, la única duda que surge es si tenemos que pasar antes por caja para pagar o podemos llenar el tanque al bajarnos del coche. Pero aunque hayamos repostado mil y una veces, hay una serie de medidas que tenemos que seguir teniendo en cuenta cada vez que llenemos de combustible nuestro coche.

Cigarrillos, radios y motores

Las tres primeras prohibiciones en las gasolineras tienen mucho que ver con la electricidad. Encenderse un cigarrillo, mantener la radio del coche puesta o tener el motor en marcha son algunas acciones que pueden provocar una pequeña chispa y, por consiguiente, una peligrosa quema del combustible repostado.

Los vapores expulsados por la gasolina son altamente inflamables y una pequeña chispa puede provocar un incendio. En el caso del Diesel el problema es menor, pues sus gases son menos volátiles que la gasolina. Incluso, la electricidad estática puede darte un buen susto, tal y como explica Naukas a través del siguiente vídeo.

Sin saberlo, la conductora que está repostando hace todo lo posible para aumentar la electricidad estática en su cuerpo a través de sus prendas de ropa, desde frotarse hasta no “descargarse” tocando un metal, como puede ser la carrocería del coche. El problema viene cuando dicha descarga se produce al tocar el metal de la manguera, lo que produce un chispazo que acaba en incendio.

Lo cierto es que es muy complicado que algo similar nos suceda sólo con electricidad estática, pero sirve para ilustrar lo que una pequeña chispa puede provocar cuando estamos rellenando un tanque de gasolina. Por ello, resulta evidente que la prohibición de fumar, y de mantener las radios y motores apagados es más que necesaria.

Teléfono móvil, más allá de la electricidad

Al contrario de lo que mucha gente cree, la prohibición de usar el móvil está más relacionada con la posibilidad de despistarnos que con la de crear un incendio o volver loca a la máquina del combustible. Es cierto que con la emisión de mensajes, llamadas o usar los servicios de Internet se envían una serie de ondas que producen calor e, incluso, su propio uso calienta el aparato, pero dicho calor es tan bajo que es imposible que los gases de la gasolina se inflamen por su funcionamiento.

Gasolinera

Por tanto, la prohibición de usar el móvil tiene mucho más que ver con las distracciones que con las espectaculares explosiones que vemos en las películas. Puede parecernos muy entretenido contestar un Whatsapp o twittear mientras repostamos, pero teniendo en cuenta que estamos cansados de ver imágenes de gente que arranca con la manguera puesta o que derrama el combustible sin darse cuenta, la limitación del móvil parece muy necesaria.

Más si tenemos en cuenta que nos encontramos en una zona de paso de vehículos y que el andar como peatones esquivando mangueras y coches mientras consultamos el móvil puede originar más de un atropello absurdo.

Reposta el combustible que debes

Y, por último, lo más evidente de un repostaje: echar gasolina a un coche de gasolina y Diesel a un coche Diesel. Puede parecer una perogrullada, pero las personas que por motivos personales o de trabajo conducen varios vehículos es posible que se hayan encontrado en alguna ocasión con este problema.

Primero, ten en cuenta que desde hace más de una década, la manguera Diesel es más ancha que la boca del tanque de un coche gasolina, por lo que si de primeras algo falla y la manguera no entra, para un momento y reflexiona. No hagas como Dani Güiza (exjugador de fútbol), llenar nuestro coche a distancia no es una opción.

En caso de que hayas cometido el error pero te des cuenta antes de arrancar, lo mejor es que llames a la grúa, lleven el coche al taller y, una vez allí, limpien el tanque de combustible. El problema estará solucionado. Si, por el contrario, has llegado a arrancar el coche, hay dos opciones.

Si echas un poco de Diesel en un gasolina, el coche funcionará pero emitirá mucho humo blanco. Si por el contrario, la cantidad de Diesel es ingente, el coche podrá arrancar pero se parará casi inmediatamente. En el caso de llenar de gasolina un coche Diesel, el vehículo emitirá algunos ruidos raros antes de detenerse del todo. En ambos casos, la avería si arrancamos puede ser bastante grave y se necesita una limpieza profunda de gran parte del motor, además de que puede llevar a la sustitución de algunas piezas.

También te puede interesar:

Error de repostaje de combustible

¡Increíble! Combustibles (sintéticos) para combatir las emisiones de CO2

España apuesta a la gasolinera “low cost” y automática

Cigarrillos, radios y motores

Las tres primeras prohibiciones en las gasolineras tienen mucho que ver con la electricidad. Encenderse un cigarrillo, mantener la radio del coche puesta o tener el motor en marcha son algunas acciones que pueden provocar una pequeña chispa y, por consiguiente, una peligrosa quema del combustible repostado.

Los vapores expulsados por la gasolina son altamente inflamables y una pequeña chispa puede provocar un incendio. En el caso del Diesel el problema es menor, pues sus gases son menos volátiles que la gasolina. Incluso, la electricidad estática puede darte un buen susto, tal y como explica Naukas a través del siguiente vídeo.

Sin saberlo, la conductora que está repostando hace todo lo posible para aumentar la electricidad estática en su cuerpo a través de sus prendas de ropa, desde frotarse hasta no “descargarse” tocando un metal, como puede ser la carrocería del coche. El problema viene cuando dicha descarga se produce al tocar el metal de la manguera, lo que produce un chispazo que acaba en incendio.

Lo cierto es que es muy complicado que algo similar nos suceda sólo con electricidad estática, pero sirve para ilustrar lo que una pequeña chispa puede provocar cuando estamos rellenando un tanque de gasolina. Por ello, resulta evidente que la prohibición de fumar, y de mantener las radios y motores apagados es más que necesaria.

Teléfono móvil, más allá de la electricidad

Al contrario de lo que mucha gente cree, la prohibición de usar el móvil está más relacionada con la posibilidad de despistarnos que con la de crear un incendio o volver loca a la máquina del combustible. Es cierto que con la emisión de mensajes, llamadas o usar los servicios de Internet se envían una serie de ondas que producen calor e, incluso, su propio uso calienta el aparato, pero dicho calor es tan bajo que es imposible que los gases de la gasolina se inflamen por su funcionamiento.

Gasolinera

Por tanto, la prohibición de usar el móvil tiene mucho más que ver con las distracciones que con las espectaculares explosiones que vemos en las películas. Puede parecernos muy entretenido contestar un Whatsapp o twittear mientras repostamos, pero teniendo en cuenta que estamos cansados de ver imágenes de gente que arranca con la manguera puesta o que derrama el combustible sin darse cuenta, la limitación del móvil parece muy necesaria.

Más si tenemos en cuenta que nos encontramos en una zona de paso de vehículos y que el andar como peatones esquivando mangueras y coches mientras consultamos el móvil puede originar más de un atropello absurdo.

Publicidad

Reposta el combustible que debes

Y, por último, lo más evidente de un repostaje: echar gasolina a un coche de gasolina y Diesel a un coche Diesel. Puede parecer una perogrullada, pero las personas que por motivos personales o de trabajo conducen varios vehículos es posible que se hayan encontrado en alguna ocasión con este problema.

Primero, ten en cuenta que desde hace más de una década, la manguera Diesel es más ancha que la boca del tanque de un coche gasolina, por lo que si de primeras algo falla y la manguera no entra, para un momento y reflexiona. No hagas como Dani Güiza (exjugador de fútbol), llenar nuestro coche a distancia no es una opción.

En caso de que hayas cometido el error pero te des cuenta antes de arrancar, lo mejor es que llames a la grúa, lleven el coche al taller y, una vez allí, limpien el tanque de combustible. El problema estará solucionado. Si, por el contrario, has llegado a arrancar el coche, hay dos opciones.

Si echas un poco de Diesel en un gasolina, el coche funcionará pero emitirá mucho humo blanco. Si por el contrario, la cantidad de Diesel es ingente, el coche podrá arrancar pero se parará casi inmediatamente. En el caso de llenar de gasolina un coche Diesel, el vehículo emitirá algunos ruidos raros antes de detenerse del todo. En ambos casos, la avería si arrancamos puede ser bastante grave y se necesita una limpieza profunda de gran parte del motor, además de que puede llevar a la sustitución de algunas piezas.

También te puede interesar:

Error de repostaje de combustible

¡Increíble! Combustibles (sintéticos) para combatir las emisiones de CO2

España apuesta a la gasolinera “low cost” y automática

Publicidad
Te recomendamos

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

No te quedes sin votar. Participa en nuestro estudio Best Cars 2018 y dinos qué opina...

Hemos reunido, al menos como espectadores, al Mitsubishi ASX con sus "hermanos" de ra...

Viajar a ciudades como Madrid o Barcelona y encontrar aparcamiento fácil y barato ya ...

El Mitsubishi ASX ha sido el compañero de viaje en nuestra ruta hacia una de las ciud...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.