Publicidad

Así podrían acabarse los atascos en las rotondas (idea española)

Un grupo de investigadores ha desarrollado un mecanismo que, mediante semáforos, lograría mejorar la fluidez en glorietas hasta en un 60 por ciento.
Carlos Cuesta Chanes -
Así podrían acabarse los atascos en las rotondas (idea española)

En general, las rotondas benefician la fluidez del tráfico frente a otras opciones, como los cruces regulados por semáforos. Pero presentan el problema de que, cuando el tráfico tiene cierta densidad, se generan retenciones si la afluencia de vehículos no está equilibrada entre las diferentes entradas.

Un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ha abordado el problema y ha dado con una solución que, a falta de ser puesta en práctica, podría ser una solución válida.

Se trata de aplicar un sistema inteligente de transporte llamado ‘ramp meter’, y que ya se utiliza en otros países para dosificar el acceso de vehículos a algunas autovías y autopistas en función de la congestión de la vía. La idea de estos investigadores es ponerlo en práctica en las rotondas mediante una metodología propia.

‘La demanda del acceso principal más cargado se controlaría con lo que se llama un detector de colas de tráfico –un dispositivo magnético situado dentro del asfalto para detectar los coches–, que, a su vez, se conecta a un semáforo inteligente situado en otro acceso menos congestionado’, explica Mariló Martín-Gasulla, la autora principal de la investigación.

Según explica, se podrían reducir estas congestiones hasta en un 60 por ciento. ‘De esta forma, mediante programación, en el anillo se pueden generar unos huecos más largos para que los aprovechen los conductores de la vía más atascada y del resto de entradas, agilizando así la circulación’, asegura.

El sistema, que costaría en torno a 14.300 euros, ya se utiliza en glorietas de Estados Unidos y Australia. Sus creadores aclaran que no se limita a ser una intersección con semáforos, puesto que aquí los semáforos solo se utilizan puntualmente alguno de los accesos, y están inactivos si la densidad del tráfico no los hace necesarios. El sistema incluye unos tiempos mínimos de luz verde y mínimos y máximos de luz roja para no retener demasiado a los conductores.

Sus creadores aclaran que el sistema está pensado para rotondas localizadas en España y, de momento, con un solo carril en cada acceso, que más adelante se podría ampliar.  ‘Cualquier extrapolación a otro entorno podría tener imprecisiones, porque el comportamiento de los conductores cambia notablemente de un país a otro’, indica Martín-Gasulla.

Y la agilización del tráfico en este tipo de intersecciones no es la única ventaja, sino que también se logra disminuir las emisiones. ‘Al final se consigue un equilibrio del sistema basado en los datos que se reciben del acceso controlado, llegando a disminuir la demora y la longitud de la cola, lo que, además, ayuda a reducir las emisiones, ya que el conductor para menos veces y durante menos tiempo’.

También te puede interesar

Dudas: ¿cómo circular bien por una rotonda?

¿Qué son las turbo rotondas? Todo lo que tienes que saber

¿Puedo salir de una rotonda por el carril interior?

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.