Publicidad

La tecnología de comunicación entre coches, más cerca

La empresa norteamericana Virginia Tech ha recibido fondos del gobierno de los Estados Unidos para el desarrollo de la tecnología de comunicación entre vehículos. Entre otras cosas, permitirá a los coches recibir señales de otros modelos de alrededor y de la propia infraestructura vial.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

La tecnología de comunicación entre coches, más cerca

Una de las tecnologías que los fabricantes y empresas de investigación dedicadas al automóvil tienen en cuenta antes de que llegue la conducción cien por cien autónoma, es conseguir que los vehículos se comuniquen entre sí y con la propia carretera. Una de estas empresas es Virginia Tech Transportation Institute, que cuenta con una subvención de un millón de dólares del Departamento de Transporte de EEUU.

 

Virginia Tech se encarga de crear un sistema de intercomunicación entre los vehículos con un objetivo claro: mejorar la seguridad de los conductores. De momento, han realizado diferentes pruebas en dos autopistas norteamericanas, en las que se han instalado 43 dispositivos inalámbricos que emiten información básica a coches, camiones y motociclistas dotados también con receptores inalámbricos.

 

Para comenzar, estos test comunicaban a los vehículos información relativa al tiempo meteorológico y al tráfico, mediante interfaces en el parabrisas –a modo de ‘head-up display’ de los coches actuales de serie y que proyectan dicha información sin que el conductor aparte la vista de la carretera–, interactuando con el conductor mediante su voz y sus propios gestos.

 

Otros de los objetivos señalados por Virginia Tech es el de, por un lado, crear señales comunes y específicas en función del tipo de vehículo al que se dirigen las señales, y por el otro, crear una infraestructura de seguridad contra ataques de hackers informáticos.

 

Nuestra opinión

Seguramente, la tecnología de comunicación entre vehículos acapare las novedades del futuro más cercano en los coches que estén por venir, y más teniendo en cuenta que la gran mayoría del sector señala el año 2020 como el de la llegada de los primeros coches de conducción autónoma. Antes de llegar a este último paso, será necesaria una infraestructura fiable, segura y que dé confianza a los conductores, tanto para los coches como para las carreteras. Esperemos que las instituciones públicas pongan el dinero, si es necesario, para que esto sea posible. No es un capricho de las marcas, es seguridad, seguridad para todos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.