Publicidad

Coche autónomo de Delphi: San Francisco-Nueva York sin conductor

La empresa de tecnología Delphi pretende cubrir el trayecto que une San Francisco con Nueva York (algo más de 5.600 km) con uno de sus coches autónomos, es decir, un viaje de costa a costa sin la intervención de un conductor. Te avanzamos los detalles más destacados de esta trepidante aventura.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Coche autónomo de Delphi: San Francisco-Nueva York sin conductor

¿Los coches autónomos poblarán las carreteras del futuro? Mientras seguimos reflexionando sobre esta cuestión, muchos fabricantes de automóviles y empresas de tecnología llevan ya años desarrollando coches pilotados o sin conductor. La última gran iniciativa en forma de aventura la protagoniza la compañía Delphi, que pretende cubrir la distancia que separa la ciudad californiana de San Francisco con Nueva York con un coche pilotado.

La distancia que separa ambas ciudades es de 3.500 millas (algo más de 5.600 km). Delphi, con su prototipo avanzado de coche autónomo con base de un Audi SQ5, pretende demostrar el nivel de perfección que está alcanzando la tecnología de conducción pilotada. El viaje comenzará el próximo domingo 22 de marzo y finalizará una semana después en la 'Gran Manzana', unos días antes de la celebración del Salón del Automóvil de Nueva York.

Delphi coche autónomoUn laboratorio con ruedas

Al igual que los prototipos de coches autónomos ya conocidos como los de Google, Audi, Volvo o Mercedes-Benz, entre otros, el automóvil que ha desarrollado Delphi es un auténtico laboratorio con ruedas dotado con una compleja red de sensores láser, sensores convencionales, cámaras, avanzado sistema de navegación GPS y ordenador central que procesa y analiza toda la información.

El objetivo de la compañía Delphi es demostrar que el coche por sí solo es capaz de detectar las señales de tráfico, los cruces y los obstáculos que se pueda encontrar (otros vehículos, motoristas, peatones y ciclistas) en su trayecto. Asimismo, también se pretende demostrar el nivel de actuación del vehículo ante situaciones más complejas como efectuar giros con seguridad, realizar la mejor maniobra en intersecciones con visibilidad reducida y desenvolverse con soltura junto a otros automóviles que circulan en la misma dirección por otros carriles.

A largo plazo, Delphi no pretende fabricar su propio vehículo sino desarrollar y perfeccionar la tecnología de conducción pilotada para venderla a otros fabricantes. En este viaje desde San Francisco a Nueva York, a bordo del Audi SQ5 viajarán dos ingenieros de la compañía que tomarán constantemente los datos registrados por el ordenador central del vehículo, además de hacerse con los mandos del automóvil en caso de que el sistema pueda fallar.

También te puede interesar

- El coche autónomo de Google llegará en 2020

- El coche de carreras de Audi que conduce solo

 

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.