Publicidad

La chaqueta inteligente que evitaría miles de accidentes de ciclistas (vídeo)

Una chaqueta que no solo te protege del frío cuando vas en bici. También de posibles accidentes gracias a un sistema que indica cuándo vas a hacer un giro.
Carlos Cuesta Chanes -
La chaqueta inteligente que evitaría miles de accidentes de ciclistas (vídeo)

Hay quien dice que el transporte del futuro lleva muchísimos años existiendo, que no es otro que la bicicleta. Un medio de transporte que cuenta con la simpatía de los españoles (la mitad piensa que mejora la movilidad en las ciudades y que ayuda a preservar el medio ambiente y un 40 por ciento la considera un elemento de ocio saludable) pero que apenas un 10 por ciento usa a diario. Y eso que, siempre según el barómetro de 2015 de la Red de Ciudades por la Bicicleta, el 90 por ciento de nuestros compatriotas sabe montar en bici. ¿Por qué, entonces, su uso cotidiano no está más extendido? En gran medida porque compiten por un mismo espacio con los coches, sobre todo en las ciudades con más tráfico y, sobre el asfalto, como en la selva, impera la ley del más fuerte.

De ahí que un tercio de los ciclistas haya sufrido algún accidente –un 45 por ciento si hablamos de quienes la usan a diario- y que tan solo en el 40 por ciento de los casos haya sido por culpa de una infracción por parte de los mismos. Está claro: la bici tiene que ser más segura. Y en esto la tecnología puede ser de gran ayuda.

Este es el contexto en el que surge Vodafone Smart Jacket, un prototipo de chaqueta desarrollado por la universidad de Delft (Holanda) que hace a los ciclistas el trayecto más seguro. El usuario, a través de una aplicación móvil, indica el punto al que desea llegar, al igual que en un navegador, y conecta su teléfono a la cazadora a través de un pequeño ordenador. El prototipo está dotado de más de 300 ledes. Los menos, en las mangas, indican al ciclista mediante flechas qué direcciones debe tomar para llegar a su destino. Y los más, que son los que nos interesan, van en la espalda. Y dibujan las mismas flechas que los de las mangas, pero ya no para informar al ciclista (lógicamente), sino al conductor del vehículo que este lleva detrás. Así, los coches pueden anticiparse a los movimientos del ciclista, reduciendo drásticamente el riesgo de atropello.

Pero eso no es todo. Además, mediante el sensor de movimiento del teléfono, el ciclista puede hacer un gesto que enviará una cara sonriente a su espalda cuando algún vehículo le ceda el paso o tenga una actitud cordial hacia él. Con ello se busca atenuar la tensión que se genera en muchas ocasiones mientras se circula por la ciudad.

Por otro lado, para hacer la circulación a pedales aún más segura, al activar la aplicación se bloquean otras funciones del teléfono que podrían distraer al usuario, como el recibir y enviar llamadas.

La Vodafone Smart Jacket ya ha sido probada con éxito en Amsterdam y se encuentra actualmente en fase de desarrollo.

También te puede interesar

¿Más peligro en el tráfico urbano con las bicicletas?

Cinco aplicaciones muy prácticas que te ayudarán como conductor

Semáforos inteligentes con cámaras térmicas para las bicis

La aplicación que puede salvar tu vida en caso de accidente

¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.