Publicidad

Audi AI, así es el coche del futuro

Bajo la denominación Audi AI se encierra las tecnologías más inmediatas de la marca alemana en materia de conducción autónoma y automatización en el coche. El nuevo Audi A8 tiene mucho que ver en este sentido.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Audi AI, así es el coche del futuro

Si preguntas en Audi cómo ven ellos su coche del futuro, podrías pasarte horas conociendo en detalle todas las tecnologías de presente y futuro que podremos disfrutar dentro de muy poco en el nuevo Audi A8 y en los coches que están por llegar a la gama de la marca germana. Sin embargo, se puede resumir en tres características –ampliamente conectado, automatizado y electrificado–, y en una idea: Audi AI.

En el Audi Summit 2017, el fabricante de los cuatro aros ha desvelado un sinfín de novedades tecnológicas que marcarán el futuro más inmediato de sus coches y que se engloban en lo que ellos han llamado Audi AI. La Inteligencia Artificial y el aprendizaje de máquinas permitirá a los coches de Audi aprender, pensar, ser inteligentes, empáticos, interactuar con su entorno, con los ocupantes del habitáculo y adaptarse a los requerimientos de cada uno de ellos. Y cómo no, moverse de manera autónoma en algunas situaciones (Nivel 3).

Así son las tecnologías de futuro de Audi AI

Audi AI traffic jam pilot: el siguiente paso en conducción autónoma

La conducción autónoma no es algo nuevo en Audi: la marca lleva casi una década trabajando con vehículos experimentales –como el Audi A7 piloted driving concept, que recorrió 900 km entre Standford y Las Vegas en 2015–, y la nueva tecnología Audi AI será la que dé el siguiente paso en el Audi A8. La cuarta generación de la berlina de representación de los alemanes incorporará el nuevo “Audi AI traffic jam pilot”, un sistema que permite una conducción con alta carga automatizada.

El secreto está en su interior: una unidad central de control de los sistemas de ayuda a la conducción (zFAS), que debuta en el Audi A8, permite reunir todos ellos en una arquitectura central única (cuando hasta ahora todo se gestionaba en unidades de control aisladas). Un núcleo común, ayudado por el reconocimiento de objetos y de entorno, que permite reducir la complejidad de la interacción del coche con el resto de usuarios de la vía, y que ayuda a reaccionar de manera apropiada en situaciones delicadas –según Audi, de forma similar a como lo haría un conductor humano “o quizá incluso mejor”–.

Gracias a Audi AI, la enorme cantidad de datos que recibe el coche de los sensores, cámaras, láser, etc., se podrán procesar más rápidamente, compararse en tiempo real con datos de otros usuarios y realizar “pronósticos” para anticiparse a situaciones de riesgo.

El Audi A8 llegará al Nivel 3 de conducción autónoma: el conductor tan sólo tendrá que estar atento para retomar el control cuando se le solicita. Las ventajas para el conductor serán grandes: mientras el coche se mueve de forma autónoma en determinadas situaciones, el piloto podrá dedicar su tiempo a otras tareas.

Así son las tecnologías de futuro de Audi AI

Audi AI: el conductor, a sus cosas

Según Audi, su nueva tecnología de Inteligencia Artificial permitirá a sus coches ganar en “empatía” hacia sus ocupantes, anticiparse a sus deseos, sugerir servicios,… Una nueva forma de “experiencia Premium” y de “libertad” para el conductor. Después del hogar y el trabajo, la marca de los cuatro aros quiere que el coche sea un espacio de vida más.

En lo que respecta al conductor, con estas ventajas, podrá ganar en “tiempo, seguridad, eficiencia energética y personalización”. Tiempo, porque mientras éste suelta el volante podrá aprovechar las ventajas de los nuevos sistemas de información y entretenimiento, trabajar, realizar videoconferencias, dejar que el coche se aparque sólo y complete diferentes servicios por sí mismo en las determinadas como “Zonas Audi AI” (ir a recoger paquetes, a la gasolinera, etc),… Por otra parte, la tecnología conocida como “car-to-x”, aquella que permite conectar el coche con la infraestructura viaria y con otros usuarios, permitiría evitar atascos de tráfico y otras molestias.

Con Audi AI, el conductor también ganaría en seguridad: el coche podrá prevenir situaciones peligrosas que deriven en accidentes de tráfico. La eficiencia energética es otro punto clave: con coches autónomos y conectados, éstos podrán usar el espacio y la energía de forma más eficiente (evitando atascos, buscando desvíos,…).

Y también se ganará en personalización. El proyecto “Audi Fit Driver” va en línea con la empatía antes mencionada: el coche, gracias a Audi AI, podrá conocer mejor a los ocupantes, sus hábitos, crear confianza con ellos y facilitar su día a día. Se establece una comunicación que, a su vez, vigila la salud del conductor, detecta su posible estrés y le ayudará a aumentar su concentración al volante. Pulseras fitness y relojes inteligentes ayudarán a trasladar al corazón del coche los parámetros del conductor para actuar en consecuencia.

Así son las tecnologías de futuro de Audi AI

Audi AI: otras tecnologías interesantes

Ya sabemos también que los coches de Audi en el futuro, por ejemplo, se anticiparán a los semáforos: el “Time-to-Green” informará al conductor si el próximo semáforo por delante está en verde y cuánto falta para que se ponga en este color, para que así pueda levantar el pie del acelerador a tiempo y pueda anticiparse.

Por su parte, “On Street Parkingbuscará espacios libres para aparcar el vehículo: los coches con tecnología “car-to-x” reportan cuándo ocupan o se van de una plaza gracias a Internet, por lo que nuestro automóvil identificará las plazas vacantes mientras está en movimiento. En este sentido, prototipos como el “Audi Q2 deep learning concept” (en la galería de fotos puedes ver este modelo a escala), ayudaron mediante ensayos en campo de pruebas a perfeccionar esta tecnología.

La mencionada tecnología “car-to-x” también estará presente en el Audi A8 con un potente estándar de transmisión móvil “LTE Advanced”, siendo la marca pionera en este aspecto en un coche de serie. La comunicación en tiempo real entre coches y la infraestructura viaria es ya una realidad. Para su desarrollo, Audi lleva a cabo el proyecto “Hora 25”, una forma de que coche y conductor interactúen y el primero se adapte a los estímulos y preferencias del segundo. Esto ayudará a la investigación de “señales digitales, tonos de luz y estímulos auditivos” en su influencia en el cuerpo humano, de cara a inspirar a diseñadores de interiores y expertos para los coches del futuro.

Así son las tecnologías de futuro de Audi AI

También te puede interesar

Audi A8 2017: así serán sus motores V6 y V8

Así funciona el Audi A8 2018... virtualmente (vídeo y fotos)

Te recomendamos

El renovado Mitsubishi ASX nos acompaña este verano por España. Los caminos del norte...

Mucho antes de que se inventara el distintivo ecológico oficial, siete millones de L...

Si quieres estrenar coche, estás de enhorabuena: podrás probar en CIRCUITO y de forma...

ALD cumple 25 años consolidada como una de las compañías líderes del sector tanto en ...

Si el automóvil europeo presume de emplear la tecnología más avanzada, en la localida...

10 semanas de entrenamiento para que consigas completar una competición de larga dist...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.