Publicidad

Citroën rinde homenaje a la furgoneta Type H

Citroën Type H, un modelo que marcó un periodo de la historia del transporte ligero y que ha servido como base a múltiples carrozados, algunos de los cuales sirven en la actualidad a los cada vez más popular Food Trucks.
Iñaqui Núñez -
Citroën rinde homenaje a la  furgoneta Type H

Si hay un modelo emblemático dentro del mundo de los vehículos comerciales ligeros de medio tamaño, ese es el Citroën Type H. Una furgoneta que ahora cumple 70 años y a la que su fabricante rinde homenaje con una serie de actividades lúdicas en el centro de París bajo el lema de No Limit.

La furgoneta Citroën Type H, en referencia a la octava letra del abecedario que correspondía con él número de proyecto emprendido por el fabricante, aunque dada la forma característica de su frontal cuadrado se le conocía cariñosamente como "Nez de cochón" o nariz de cerdo, se diseñó como un modelo práctico, funcional y sencillo, con el que resolver las necesidades de transporte después de la Segunda Guerra Mundial.

Su producción se inició en el año 1947 y dadas las carencias existentes tras la contienda, en su construcción se emplearon materiales asequibles, como la chapa corrugada en su característica carrocería, que ya fue empleada por la aeronáutica alemana en sus aviones Junkers.

Como mecánica se recurrió a propulsores de los Citroën Traction Avant, al igual que en el interior donde compartía también los faros y el velocímetro del 2 CV, casi el único elemento de un tablero de mandos muy escaso.

Citroën Type HUn modelo “todo delante”, ya que todas las partes técnicas se encontraban situadas por delante del asiento del conductor, mientras que la zona de carga no era más que una caja sustentada por una ruedas.

En los 34 años que estuvo en producción, se realizaron 21 combinaciones diferentes con versiones de carrocería cerrada, para entre 7 y 16 metros cúbicos de mercancías, acristaladas con capacidad para acomodar entre 10 y 27 pasajeros, así como terminaciones de caja abierta, tipo Pick Up empleadas en agricultura y ganadería, así como las transformaciones que realizaban los carroceros especializados.

Un modelo con aspecto de cajón con tres longitudes que iban desde los 4.260 mm hasta los 5.460 mm, con un intermedio de 5.260 mm y tres alturas disponibles de 2.300, 2.600 y 2.800 en función de la longitud.

En el año 1.981 cesa su producción de este icono para Citroën después de haber ensamblado un total de 473.289 unidades entre las fábricas de Francia y Bélgica, donde se distribuyó al igual que en los Países Bajos.

También te puede interesar

- El nuevo Citroën C5 Aircross y su revolucionaria suspensión, en vídeo

- Citroën C5 Aircross: nuevo SUV a la venta en 2018

- Citroën E-Berlingo Multispace Eléctrico: con una autonomía de 170 km

- Citroën Berlingo, 20 años fabricándose en España

 

Te recomendamos

Da igual desde qué ángulo lo mires porque su diseño es espectacular. El Lexus RX 450h...

Si el nuevo BMW Serie 5 ya ha sorprendido por refinamiento, tecnología y tacto de con...

ALD cumple 25 años consolidada como una de las compañías líderes del sector tanto en ...

Se dice que está en tu mano ahorrar, o en tu pie derecho, pero puedes conseguir que e...

Si el automóvil europeo presume de emplear la tecnología más avanzada, en la localida...

10 semanas de entrenamiento para que consigas completar una competición de larga dist...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.