Gira tu pantalla para ver la web de Autopista

Inicio > Reportajes > Las ventajas de los neumáticos de invierno para el coche

Las ventajas de los neumáticos de invierno para el coche

Los neumáticos de invierno para el coche presentan numerosas ventajas por su capacidad de motricidad y por el plus de seguridad que aportan cuando los llevas.
Centro Técnico de Autopista |
Las ventajas de los neumáticos de invierno para el coche
Las ventajas de los neumáticos de invierno para el coche

A pesar de que la mayor parte de España no registra temperaturas tan extremas como en los países nórdicos, los neumáticos de invierno para el coche presentan numerosas ventajas que lo hacen más adecuados para esta época. 

En los últimos años, los neumáticos de invierno han ido aumentando su gama hasta cubrir prácticamente la totalidad de medidas que permiten su montaje en cualquier coche. A pesar de que en nuestro país los neumáticos de invierno no gozan todavía de mucho conocimiento, lo cierto es que esta clase de neumáticos aporta un plus de seguridad y comportamiento sobre nieve similar al que obtendríamos con un neumático de verano sobre una pista de tierra, garantizando seguridad gracias a su mayor capacidad de frenada, tracción y maniobrabilidad sobre firmes deslizantes

La utilización del neumático de invierno es recomendable en zonas de montaña donde nieva y llueve habitualmente, porque no sólo presenta ventajas en nieve o hielo, sino que es capaz de evacuar más cantidad de agua reduciendo el riesgo de aquaplaning. Pero no son sólo aptos y válidos únicamente por esta razón, sino también porque la composición de su goma funciona mejor a temperaturas cercanas a los 0° C. Además, la mejora y grado de experimentación en los últimos años hace que la durabilidad del neumático de invierno haya aumentado significativamente, tan sólo sufriendo un mayor desgaste en el caso de rodar con ellos en pleno verano, algo con poco sentido. 

Neumáticos de invierno, ¿mejor que las cadenas?

En términos de efectividad pura a la hora de arrancar en una pendiente helada, hay que dejar claro que las cadenas aportan mayor capacidad de tracción rompiendo hielo, pero lo que es indudable es que las cadenas para la nieve se usan cada vez menos por lo complicado y engorroso que resulta su montaje, el peligro que supone realizar esta operación en el arcén y el riesgo de sufrir desperfectos en caso de un incorrecto ajuste. No hay conductor que no tenga cierta fobia a bajarse a colocar las cadenas, especialmente porque una vez que desaparece la nieve estamos obligados a retirarlas. Además no se puede rodar con ellas por encima de 30 km/h. Los neumáticos de invierno permiten traccionar de forma correcta, evitando que sufran elementos de la suspensión y de la transmisión, y podremos circular sin un límite de velocidad específico. Otra desventaja de las cadenas para la nieve es que al montarse sólo en un eje motriz, el comportamiento del coche no es tan neutro como con neumáticos de invierno en ambos ejes

Neumático de invierno característicasNeumáticos de invierno, su banda de rodadura

En un neumático de invierno, algo primordial para traccionar sobre nieve es un dibujo muy "cortante" con gran cantidad de laminillas y profundos surcos. 

Neumáticos de invierno, su compuesto

Generalmente el neumático de invierno es más blando y presenta una mezcla de componentes que funcionan de forma excelente con bajas temperaturas. 

Neumáticos de invierno, profundidad mínima

La ley establece 1,6 mm como el mínimo para poder circular, pero los neumáticos de invierno necesitan 3 ó 4 mm para funcionar correctamente. 

Neumáticos de invierno, cómo identificarlosNeumáticos de invierno, cómo identificarlos

Identificar un neumático de invierno es algo tan sencillo como comprobar la inscripción M+S en el flanco, pero hay que tener en cuenta que no todos los que incluyen dicha firma son plenamente aptos para nieve o hielo. Si realmente queremos un nivel de agarre óptimo deberemos buscar aquellos modelos fabricados con un compuesto de goma específico y que funcione bien con bajas temperaturas, y éstos suelen venir acompañados de un pictograma con una montaña y un símbolo de nieve. Otra forma visual es comprobar que su banda de rodadura presente una silueta “cortante” con gran cantidad de laminillas y surcos anchos y profundos. Hay que tener claro esto porque hay muchos neumáticos M+S –del inglés mud and snow- que simplemente nos permite rodar legalmente en situaciones de uso de cadenas, pero que no aportan una ventaja significativa en agarre. 

Neumáticos de invierno: en seco y con mal tiempo

Según nuestras pruebas realizadas, en frenada en seco desde 100 km/h, los neumáticos de invierno emplean de promedio 7 metros más para detenerse. Puede parecer un mundo, pero hay que elegir bien: los mejores neumáticos de invierno frenan en seco igual que los "menos buenos" de verano. Para nuestra sorpresa, los neumáticos de invierno han mejorado tanto en ruido y resistencia a la rodadura que compiten cara a cara en estos aspectos de confort y consumo. 

En mojado los neumáticos de invierno se encuentran en terreno de nadie. De nuevo los elásticos tacos del neumático de invierno impiden competir en la frenada en mojado. En agarre lateral son muy progresivos de conducir, todos casi en 0,7g laterales, pero con sus anchos canales los neumáticos de verano han avanzado también mucho, hasta unos 0,77g en promedio. En resistencia al aquaplaning, la lucha es de igual a igual. En aquaplaning en curva, los cuatro mejores de invierno lucharían por la tercera plaza global. En línea recta, si descartamos al líder de verano, la mayoría de los de invierno disputarían en un paquete por la segunda plaza. 

¿Y en nieve? Bueno, esa es una pregunta si nunca has llevado la rueda de invierno. Puedes detener el coche en poco más de 20 metros desde 50 km/h. Con los de verano, no hay comparación posible... Haría falta gente empujando para sacarlo del aparcamiento. ¿Te imaginas un eslalom en nieve, en el que todos los neumáticos superen 0,3g? Inusitado, cuando los neumáticos de verano son auténticos 0,0 sobre la nieve. Con mínimos sacrificios en seco, en nieve o hielo ni siquiera puedes enfrentarlos. 

También te puede interesar

- Consejos de mantenimiento del coche en invierno

- Cómo desempañar los cristales del coche en invierno

- Cómo quitar el hielo del parabrisas del coche

Te recomendamos

Lexus RC 300h: el poder de la H

Tras más de diez años del lanzamiento de su primer híbrido, Lexus parece dispuesta a ...

Bultaco Brinco R: lleva más allá tus límites (vídeo)

Ningún terreno se le resiste a la Bultaco Brinco R, la versión más off road de la Mot...

25 Aniversario de ALD Automotive: las claves de su éxito

ALD cumple 25 años consolidada como una de las compañías líderes del sector tanto en ...

¡Ahorra! 11 consejos para gastar menos en combustible

Se dice que está en tu mano ahorrar, o en tu pie derecho, pero puedes conseguir que e...

Vive la Experiencia Yamaha TMAX: ¡apúntate!

Sí, estás leyendo bien. En este caso te recomendamos una experiencia sobre dos ruedas...

10 herramientas imprescindibles para cuidar tu bicicleta

Si eres de los que prefiere llevar a cabo el mantenimiento básico de tu bicicleta te ...

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.