Publicidad

Seat Ateca, Hyundai Tucson y Nissan Qashqai: ¿cuál es mejor?

Batalla en formato Diesel, entre Seat Ateca y el Hyundai Tucson que se enfrentan al SUV más vendido en España, el Nissan Qashqai. ¿Cuál es el mejor?
Texto: Juan Carlos González / Fotos: Israel Gardyn -
Seat Ateca, Hyundai Tucson y Nissan Qashqai: ¿cuál es mejor?

Casi 10 años de vida comercial tiene el Nissan Qashqai. Cuando llegó, nadie, absolutamente nadie, se imaginaba el terremoto que iba a generar en los gustos de los clientes, y prueba de ello es que ningún fabricante tenía preparado entonces un modelo similar. Sin embargo, en los últimos años le han llovido competidores por todas partes, dispuestos a pelear por su corona y sus éxitos. El último invitado en llegar a esta fiesta es el Seat Ateca, un SUV llamado a tener un papel protagonista en la categoría y que ahora mismo es un foco de atención importante. Pero hay otros modelos que también están conectando muy bien con el gran público, como el Hyundai Tucson. ¿Quieres saber cuál ganaría en una lucha a tres bandas? En autopista.es te lo contamos. 

La receta mágica de un SUV

Pues sí, hace prácticamente una década arrancaba todo un «fenómeno social» en el sector del automóvil, pero la pregunta es: ¿por qué de repente el Nissan Qashqai se convirtió en el coche perfecto para mucha gente? La respuesta la dan también los Seat Ateca y Hyundai Tucson: puesto de conducción elevado (que a muchos conductores les genera más seguridad y control del entorno), comodidad para entrar o salir del habitáculo y acomodar a los peques de la familia, un buen maletero y bastante espacio en un tamaño compacto, no disparar el consumo y, por supuesto, un precio asumible

Seat Ateca, Hyundai Tucson y Nissan QashqaiEs evidente que también hay otros modelos que están pisando fuerte en esta categoría, aunque, curiosamente, muchos de estos SUV de éxito comparten «genética» entre sí. Es, por ejemplo, el caso del Kia Sportage, desarrollado conjuntamente con el Hyundai Tucson, con diferencias de diseño o pequeños ajustes en la puesta a punto de cada marca, pero que participan de la misma tecnología y la mayor parte de componentes. Algo parecido sucede con el Renault Kadjar, otro SUV que aprovecha gran parte del bagaje de su «primo» el Nissan Qashqai, pues forman parte del mismo consorcio industrial; mientras que una situación similar se da entre el Volkswagen Tiguan y el Seat Ateca, que igualmente comparten plataforma y mucha tecnología, a pesar de la diferencia final de envergadura de la carrocería, en aspectos relacionados con la calidad percibida o, incluso, en las reservas en cuanto a equipamiento de uno y otro. 

Imagen poderosa del Hyundai Tucson

Y si hablamos de tamaño, por ejemplo, vemos que la marca española ha decidido hacer un SUV bastante compacto, pues el Seat Ateca mide exactamente 4,36 m de largo y presenta unas dimensiones casi calcadas a las del Nissan Qashqai. La talla de ambos queda a cierta distancia de la que exhiben otros competidores como, precisamente, el Hyundai Tucson, que es 12 cm más largo y otros 6 cm más alto que ellos. En honor a la verdad, estas dimensiones le dan un empaque superior al modelo surcoreano, algo que se aprecia sobre todo cuando vemos a los tres SUV juntos. Es una imagen exterior algo más poderosa, pero que también implica contraindicaciones como veremos más adelante. 

Pero, pasemos al interior de estos tres SUV. El del Seat Ateca es muy atractivo, transmite mucha calidad por los materiales y el cuidado que se aprecia en los remates, destacando la gran pantalla central de 8 pulgadas del sistema multimedia, la más grande que ha utilizado Seat hasta la fecha en uno de sus modelos. La funcionalidad es una de sus virtudes, con un puesto de conducción en el que enseguida te encuentras a gusto. El Hyundai Tucson también cautiva con muchos detalles y, a nivel de calidad, mira sin complejos a los rivales de más prestigio de esta categoría. El Nissan Qashqai es quizás el menos sorprendente, pero se ha ganado a pulso su reputación y tiene una imagen muy atractiva en la exclusiva versión Black Edition que nos acompañó durante esta comparativa. 

Hyundai TucsonSeat Ateca: sorprendente habitabilidad

A pesar de la diferencia de tamaño exterior frente al Hyundai Tucson, el Seat Ateca sólo ofrece tres centímetros menos de distancia entre ejes que el Hyundai y uno menos que el Nissan Qashqai, de forma que al medir el espacio disponible para los pasajeros salta la sorpresa. Para empezar, los asientos del Ateca van, en la posición más baja, más cerca del suelo en las dos filas que en sus rivales, de forma que llega a presentar más distancia al techo; y en las plazas traseras el Seat también cuenta curiosamente con el mayor hueco para las piernas, superando en 3 cm al Qashqai y en 4 cm al Tucson. En la marca española «se lo han currado». Por otra parte, los datos recogidos por nuestro Centro Técnico indican que el Ateca presenta un maletero de 450 litros, frente a los 455 de Qashqai y 470 del Tucson, todos con bastante capacidad para dar soluciones a una familia. 

El Seat Ateca TDI 150 4Drive, de tracción total, lleva bajo el capó el conocido motor de 2,0 litros destinado a numerosos modelos del Grupo Volkswagen. Coincidiendo en cilindrada con el CRDi del Hyundai Tucson, aunque éste anuncia una potencia de 136 CV frente a los 150 CV del SUV español. Dentro de la gama Nissan Qashqai la versión comparable es la dCi de 130 CV, con un motor de 1,6 litros firmado por Renault. En cualquier caso, es el Tucson el que anuncia más par máximo y a menos régimen: 38,1 mkg desde sólo 1.500 rpm. A nivel de suavidad de funcionamiento sólo pequeños matices les separan, pero nada decisivos a la hora de elegir uno u otro. 

Seat Ateca: rápido y ahorrador

Junto a la fuerza de sus motores, el peso es otro factor clave en su agilidad. Así, en nuestra báscula el Seat Ateca ha marcado 33 kilos menos que el Nissan Qashqai y ¡¡215 kilos menos!! que el Hyundai Tucson, un lastre que obviamente tiene sus consecuencias y se refleja en las mediciones de prestaciones. Así, por ejemplo, vemos que en la aceleración de 0 a 100 km/h el Seat Ateca TDI 150 se impone con absoluta claridad (invierte 9 segundos exactos) y se distancia en un segundo y medio del Hyundai Tucson CRDi 136 y en dos del Nissan Qashqai dCi 130. Y si analizamos las maniobras de adelantamiento con la marcha de referencia, la 4ª, al pasar de 80 a 120 km/h el Seat Ateca se muestra muy rápido, pues emplea poco más de 7 segundos en esa recuperación, por 8,3 segundos del Hyundai Tucson y 8,8 segundos del Nissan Qashqai, también buenos registros que dan seguridad a la hora de rebasar a otros vehículos. 

Seat AtecaCon la 5ª marcha insertada, las cosas se igualan mucho; mientras que en 6ª el Seat Ateca es bastante más lento que sus dos rivales por su largo desarrollo final, muy enfocado a desahogar la mecánica al rodar a cruceros sostenidos por autovías. Esto, en cambio, le ayuda a lograr un estupendo consumo medio real de 5,8 litros, similar al del Nissan Qashqai (5,9 l/100 km), que es también muy brillante en este apartado, y a casi un litro de distancia del Hyundai Tucson (6,7 l/100 km), que acusa la diferencia en tamaño/peso —ya decíamos que tendría contraindicaciones— y la ausencia de un sistema Stop&Start para rebajar el gasto en ciudad. 

Seat Ateca, por comportamiento; Hyundai Tucson, por confort

Además, Seat mantiene en el Ateca esa buena puesta a punto del chasis que viene predominando en sus modelos, de forma que acaba siendo el que lleva las sensaciones más dinámicas al conductor por prestaciones o por comportamiento en zonas sinuosas, con una dirección más rápida y agradable en cuanto a tacto que las presentes en estas versiones de Nissan Qashqai y Hyundai Tucson

La suspensión del Ateca se nota algo más firme al circular por tramos bacheados, con mejor absorción de las irregularidades en sus rivales, siendo el Hyundai Tucson el SUV que logra un nivel de confort superior. Evidentemente, estos coches responden a una filosofía de uso familiar y en ese sentido los tres resultan muy agradables para viajar, por su forma de desenvolverse en vías rápidas y la comodidad que perciben los pasajeros tras acumular kilómetros, aunque situaríamos un punto por encima la calidad de rodadura del Tucson probado. Tampoco estamos ante especialistas para rodar fuera del asfalto, pero sus sistemas 4x4 les proporcionan gran solvencia por pistas deslizantes o caminos de poca dificultad, con las limitaciones de la escasa distancia al suelo de la carrocería y también de los neumáticos que suelen montar de serie. El Hyundai Tucson añade en su equipamiento un útil control de descensos para uso «off road». 

Nissan QashqaiNissan Qashqai: muy competitivo en precio

En cuanto a la relación precio/dotación, hemos tomado como referencia las versiones más básicas que montan los motores turbodiésel comparados (de 130 a 150 CV) y con la calculadora en la mano queda muy claro que el Nissan Qashqai aprieta mucho en este apartado, con unos 1.200 euros de distancia frente al Ateca y más de 4.000 frente al Tucson. 

Pero todo tiene su explicación, ya que el SUV de Hyundai incluye de serie un equipamiento mucho más rico, que integra numerosas ayudas a la conducción, elementos de confort adicionales o incluso un navegador que en el Nissan Qashqai habría que pagar aparte o acudir a sus acabados más completos para disponer de él, a los N-Connecta o Tekna. Lo mismo sucede, aunque en menor medida, en el Seat Ateca, que también dispone de un nivel Xcellence más completo. La guerra comercial es extremadamente intensa en esta categoría, así que hay que estudiar con mucha atención la dotación que nos ofrecen de verdad a pie de concesionario y mirar con detalle cada presupuesto. 

También te puede interesar:

Seat Ateca X-Perience: el Ateca más aventurero

Caso Ateca TDI: todas las claves

Comparativa SUV: Audi Q2, Mercedes GLA y Mini Countryman

Las mejores berlinas y SUV medios que llegarán en 2016 y 2017

¿Cuáles son las averías de los coches y SUV compactos más vendidos?

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.