Publicidad

Range Rover Evoque Convertible, ¡probamos el SUV descapotable!

Asfalto, tierra, agua, nieve… Y también cielo. El Ranger Rover Evoque traspasa una nueva dimensión con su nuevo Cabriolet: sometemos a su versión 2.0 TD4/180 a exigentes pruebas.
Raúl Roncero.

Twitter: @Rron0_autopista -

Range Rover Evoque Convertible, ¡probamos el SUV descapotable!

Nissan era el único que hasta el momento había traspasado esa cuarta dimensión con el Murano Cross Cabriolet (sólo para mercado norteamericano), pero ahora en nuestro territorio Land Rover vuelve a poner al Range Rover Evoque, literalmente, en el punto de mira. Espectacular su línea con el techo de lona en contaste con la carrocería, y aún más con él guardado en su compartimento: este nuevo Evoque es centro de atención allí por donde pisa y pasa, tal como hemos podido comprobar en la primera toma de contacto.

Frío y nieve en el exterior. Mucha. Subimos al nuevo Range Rover Evoque Convertible con poca fe y apenas a dos kilómetros tenemos que empezar a despojarnos de ropa. La eficiente climatización y aerodinámica consiguen un habitáculo cálido y libre de turbulencias para poder continuar, ahora sí, en mangas de camisa. Sobresaliente nos parece este Evoque como descapotable, a condición de llevar puesto el deflector trasero, una simple pero resistente malla metálica que obra milagros para canalizar el aire fuera del entorno de los pasajeros delanteros. Como es habitual, este elemento anula las dos plazas traseras, pero en el Range Rover Evoque Convertible no es que haya demasiado espacio como para convivir en familia.

El nuevo Range Rover Evoque Convertible cuenta, en amplitud, con lo justo y poco más para otros dos pasajeros traseros que, eso sí, viajan en una posición más centrada que en los otros Evoque que hemos probado. Del mismo modo, el maletero se reduce hasta 251 litros de capacidad independientemente de que lleves la capota puesta o quitada, más o menos, la mitad del volumen que te ofrece un Evoque Coupé. El lado práctico lo tendrás que valorar tú, pero lo que no le falta al Range Rover Evoque Convertible es exclusividad por ser único en Europa, al menos de momento por su espectacular línea… y también porque cuesta hasta 8.400 euros más que la versión de 3 puertas de la gama.

Range Rover Evoque Convertible: la capota

Por ahora no hay versiones en el nuevo Range Rover Evoque Convertible de tracción delantera ni con cambio manual, así que como poco tienes que poner sobre la mesa 54.700 euros para llevarte un Evoque Convertible 2.0 TD4 de 150 CV, con el motor Diesel Ingenium, como el resto de la gama. La capota está hecha por el especialista Webasto, tiene cinco capas y basta decir que su calidad y el sellado es impecable, prácticamente un digno “techo metálico”. Pesa 68 kilos, está movida por cuatro motores que apenas hacen ruido y en tan sólo 18 segundos puedes quitártela de encima (en 21 segundos vuelves a tener el Evoque en configuración cerrada), operación que puedes hacer en marcha por debajo de 48 km/h. Pero, como sabes, quitar un techo tiene otros efectos colaterales a los que Land Rover no estaba dispuesto a renunciar: la rigidez estructural.

Range Rover Evoque ConvertibleCasi 300 kilos adicionales de acero al boro (en el pilar A) y aceros de ultra alta resistencia respecto al actual Evoque Coupé prometen la misma solidez estructural en los nuevos Range Rover Evoque Convertible, algo que Land Rover nos quiso demostrar con hechos. Pruebas de malabares, subidas, bajadas y cruces de puentes con los que llegamos a dejar al Evoque Convertible con una de sus ruedas a más de 50 centímetros del suelo. En esas condiciones, puedes abrir sus dos puertas y maletero sin advertir la más mínima deformación de la carrocería. Antes, ya nos lo venía insinuando en carretera, en puerto de montaña en concreto.

Range Rover Evoque Convertible: Land Rover auténtico

Es cierto que el peso extra del nuevo Range Rover Evoque Convertible se nota en capacidad de aceleración, aunque el motor 2.0 TD4 de 180 CV demuestra tener fuerza suficiente para mover bien a este Evoque: eso sí, la prestación no será el punto más fuerte de este modelo. Pero el chasis sigue siendo casi igual de reactivo que las versiones cerradas. No es que se haya perdido en calidad de rodadura, sino que apostaría a que la nueva flexiblidad de amortiguación en este Convertible aporta un plus en comodidad sin que suponga un hándicap en el comportamiento dinámico, siempre que tengas claro que te estás moviendo en un SUV de más de 1.900 kilos. Ligero pues no es, pero te aseguro que no afecta dinámicamente a tenor de cómo se mueve, gira y cambia de apoyo en carretera.

El nuevo Range Rover Evoque Convertible conserva también todas y cada una de las asistencias o ayudas de conducción del resto de la gama, sean enfocadas a la seguridad o la conducción off-road, aunque sus ángulos de ataque, salida y ventral son algo menos buenos: 19, 31 y 19,8 grados, respectivamente, conservando sus 50 centímetros de capacidad de vadeo. Fuera del asfalto, bajadas, piedras y algo de barro, en ocasiones todo junto, no es para él terreno ni mucho menos embarazoso, consiguiendo evolucionar con absoluta facilidad. Cierto también que los neumáticos de nieve fueron los aliados perfectos para demostrar la buena experiencia y adecuada puesta a punto que esconde cada uno de los modos de tracción del Terrain Respone y resto de asistentes, como el de descensos o el programador de velocidad para baja velocidad, súper efectivo en subidas con mínima adherencia donde tan sólo tienes que preocuparte de la dirección. Y es que,  como buen SUV, este Evoque demuestra estar también a la altura que esperas de un Land Rover.

Cabe destacar también por último que el habitáculo del nuevo Range Rover Evoque Convertible se enriquece con el sistema de info-entretenimiento In Control Touch Pro heredado de Jaguar, con pantalla de 10,2 pulgadas y disco duro sólido para máxima velocidad de transferencia. Un SUV descapotable muy original y, sin duda, de lo más llamativo.

Range Rover Evoque Convertible: precios

Range Rover Evoque Convertible TD4 150 CV 4x4 Auto. SE Dynamic: 54.700 €

Range Rover Evoque Convertible TD4 150 CV 4x4 Auto. HSE Dynamic: 61.200 €

Range Rover Evoque Convertible TD4 1800 CV 4x4 Auto. SE Dynamic: 57.700 €

Range Rover Evoque Convertible TD4 150 CV 4x4 Auto. HSE Dynamic: 64.200 €

Range Rover Evoque Convertible Si4 240 CV 4x4 Auto. SE Dynamic: 63.400 €

Range Rover Evoque Convertible Si4 2140 CV 4x4 Auto. HSE Dynamic: 70.500 €

También te puede interesar:

Range Rover Evoque Convertible: primer SUV premium cabrio

Range Rover Evoque TD4: su consumo real

Range Rover Evoque 2016

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.