Publicidad

Peugeot 308 1.2 PureTech: prueba de 100.000 a 200.000 km

Ya hemos alcanzado los primeros 100.000 kilómetros a bordo de nuestro Peugeot 308 1.2 PureTech de 130 CV. Ahora damos un paso más: llegar a los 200.000.
Autopista.es.

Twitter: @Autopista_es -

Peugeot 308 1.2 PureTech: prueba de 100.000 a 200.000 km

Durante algo más de un año, hemos convivido con una de las primeras unidades matriculadas en España del Peugeot 308 1.2 PureTech de 130 CV. El reto inicial era alcanzar los 100.000 kilómetros, para lo que hemos contado con la participación de conductores de todo tipo: desde experimentados redactores técnicos de las revistas de Motorpress Ibérica hasta personas que no conducen con mucha asiduidad.

Más allá de lograr los kilómetros propuestos, también teníamos como objetivo recabar impresiones sobre el comportamiento de esta unidad, dotada con uno de los motores que más nos ha sorprendido por su rendimiento en los últimos meses dentro de la nueva oleada de «downsizing».Hemos contado con más de 235 peticiones para la utilización de este 308 a lo largo de esta prueba maratón, siendo finalmente utilizado por cerca de 125 personas distintas. De ellas, 73 lo usaron para cubrir recorridos que iban mucho más allá de desplazamientos diarios entre la periferia y la ciudad de Madrid o sólo dentro de ésta. Prueba de ello es que entre esos últimos conductores realizaron 83.001 km de los inicialmente 100.000 previstos, con un kilometraje medio de 1.137 km.

Consumos contenidos. La satisfacción con este 308 ha sido la tónica general, siendo destacadas por parte de muchos de los conductores tanto la calidad de rodadura como el confort. También el motor, en general, alabado por su suavidad, elasticidad, nivel prestacional y consumo. En este sentido, conviene no pasar por alto que, con muchos de los kilómetros realizados en carreteras y vías rápidas —casi un 90 por ciento de ellos—, el consumo al término de los primeros 100.000 km ha quedado en sólo 6,6 l/100 km.

Los kilómetros han ido cayendo sin grandes problemas, con los desgastes normales e, incluso, por debajo de lo habitual, como es el caso de los amortiguadores, discos de freno... Tampoco se aprecia un desgaste acusado en los mandos que más se usan, como volante o pedales. La avería que más complicaciones nos originó fue la de uno de los sensores del ABS, por la cantidad de elementos que depende de los mismos —del control de estabilidad al freno de estacionamiento, pasando por el control de velocidad de crucero—. Al borde de la finalización prevista inicialmente de esta prueba tuvimos la primera incidencia relativa al motor, con la avería de la electroválvula de desfase del árbol de levas de escape: hacía que se quedase en modo fallo y que no pasase de 3.000 rpm. 

Han sido otras situaciones, provocadas por descuidos de conducción, las que con mayor frecuencia nos han llevado al taller, más allá del preceptivo mantenimiento cada 20.000 km. Así, hemos tenido que proceder al arreglo de una de las puertas, la de los pilotos posteriores, tras un encontronazo en una maniobra de aparcamiento o la sustitución de la zona inferior del frontal, tras el atropello de un conejo. También hemos tenido que reemplazar dos llantas del mismo lado, el izquierdo, golpeadas severamente en su cara interior, probablemente por un bordillo, o al pasar por un gran bache: provocaban no sólo que el control de estabilidad funcionase mal, sino también la percepción de que los amortiguadores habían agotado su vida útil. Cambiadas, esos elementos siguen en condiciones de uso, aunque ya tenemos prevista su sustitución.

Así las cosas, el sabor que nos está dejando este 308 es muy grato. Y esperamos que siga siéndolo durante otros 100.000 km más, agotando durante este período el plazo de garantía de fábrica del que disfrutan todos los Peugeot. No obstante, de seguir así, quizá necesitaríamos otros 100.000 más para que el 308 empiece a acusar los kilómetros de verdad. El tiempo dirá

 

Qué le ha pasado a nuestro Peugeot 308

9.167 km

Paso por la Inspección Técnica de Vehículos para verificar óptimo estado de frenos y suspensión.

20.486 km

Primera revisión en concesionario Garbu de Guadalajara: cambio de aceite, filtro, control de niveles y frenos. También se rebaja una rebaba sobrante del soporte del compresor del aire acondicionado conforme a una campaña de intervención de Peugeot.

29.693 km

Primera visita al chapista para resolver un golpe de aparcamiento en una de las puertas y otro en la zona posterior que afecta a un piloto. Reclamación por parte de Peugeot de la unidad (45 días / 345 km) para supervisar el funcionamiento del motor/centralita al tratarse este 308 de una unidad de validación y frente a la aparición de vibraciones en otros 1.2 de 130 CV.

31.696 km

Sustitución del rodamiento de la rueda delantera izquierda. El sensor de giro del ABS queda dañado por las virutas que produce el rodamiento (suciedad en la zona de medición) y es necesario sustituirlo tras detectar disfunciones en los distintos sistemas electrónicos que dependen de él.

33.000 km

Devolución tras nuevo paso por taller pues la centralita estaba programada para una rueda  de 17”, no de 18. Se sustituyen las ruedas delanteras, unas Michelin Pilot Primacy Pilot Sport 3. Las traseras se mantienen con 5 mm.

44.950 km

Cambio de aceite y su filtro, filtro de polen y bujías. El atropello de un conejo (31.627 km, circulando por la R4) tendrá efectos sobre la zona frontal. ¡Visita al chapista! Sustitución de la rejilla inferior, sujeción del protector del cárter, pasos de rueda... Se repara la pérdida de aire de la rueda delantera derecha: fallaba el obús.

60.184 km

Cambio de aceite y su filtro, filtro de aire y del habitáculo. Paso por la Inspección Técnica de Vehículos para verificar óptimo estado de frenos y suspensión. Se sustituyen, simultáneamente, las dos llantas del lado izquierdo, a la vez que los neumáticos de las cuatro ruedas.

77.000 km

Reparación de uno de los sensores de aparcamiento, hundido en una maniobra de aparcamiento.

80.000 km

Cambio de aceite y su filtro, filtro de polen. Sustitución de bujías y pastillas de freno. También el líquido. Se cambian los tornillos de los brazos de suspensión, éstos debido a una campaña de intervención de Peugeot. Las ruedas están al 80 por ciento de su vida estimada.

99.600 km

Cambio de aceite y su filtro. También de filtro del habitáculo. Se sustituye la electroválvula que controla el desfase del árbol de levas de escape. Cambio de discos de freno delanteros y pastillas.

 

Qué opinan los conductores

«Coche perfecto. Su interior es muy amplio, ya que lo utilizamos cuatro personas y todas nos sentimos muy cómodas por el espacio disponible. También por lo confortable que resultan los asientos. Hicimos muchos kilómetros de noche y el techo panorámico de cristal hizo el viaje único.»

Paula Casimiro Flores

«Me ha sorprendido muy gratamente, es un coche que genera seguridad y confianza en la conducción, y que además tiene unos acabados y funcionalidades interiores que gustan mucho. Lo único que quizás mejoraría es la distancia entre las marchas que, sobre todo en las marchas largas, queda muy junta.»

Mónica García Moscoso

«Después de varios meses sin conducirlo, su estado me ha sorprendido agradablemente. El cambio de neumáticos y la sustitución de las dos llantas deterioradas le ha sentado de maravilla ya que no sólo ofrece más confort, sino que han desaparecido las dificultades en zonas bacheadas que tanta confianza te hacían perder cuando notabas que las gomas no estaban rodando sobre el asfalto sino saltando sobre él. A velocidades legales estás por debajo de los 6 l/100 km.»

Óscar Díaz

«Me sigue sorprendiendo mecánicamente porque el tacto del cambio durante las prestaciones sigue prácticamente como el primer día, sin síntomas que evidencien desgaste en el embrague. En el único punto que encuentro algo de merma es en el comportamiento, algo suelto en cambios de apoyo, seguramente debido a que aún no se han sustituido los amortiguadores de origen.»

Jorge Beltrán

«En esta última prueba de consumo, nuestro 308 se ha ido un poco más arriba de lo normal. Sobre todo en el ciclo urbano. ¿El motivo?: el Stop&Start no llegó a estar funcionando más de dos minutos frente a los 12 que permaneció el motor apagado en otro de los recorridos urbanos. Por lo demás, el motor proporciona unos datos de gasto nada exagerados para su capacidad dinámica, con pequeñas diferencias achacables a la diferente calificación energética de los neumáticos e incluso las variaciones climatológicas.»

Carlos Diaz

Te recomendamos

Ya quedan menos de dos semanas para que AutoRacing Madrid abra sus puertas. Atentos a...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.