Publicidad

Citroën C3 PureTech 110 CV, probamos el nuevo utilitario

El nuevo Citroën C3 es un coche atractivo, con aire diferenciador ante sus rivales y que destaca por sus cualidades urbanas sin eludir un buen compromiso frente a viajes medios y largos.
Juan Carlos Payo.

Twitter: @autopista_es -

Citroën C3 PureTech 110 CV, probamos el nuevo utilitario

El nuevo Citroën C3 llama la atención en cualquiera de sus vistas. Mantiene por delante el ADN de los últimos modelos Citroën –léase C4 Picasso y, sobre todo, C4 Cactus- y sigue apostando por unos airbumps que pierden protagonismo funcional para ganar protagonismo estético: se trata de siete cápsulas de aire que protegen en el entorno urbano de pequeños golpes y roces… además de otorgarle un cierto aire de SUV urbano. Puedes comprar el nuevo C3 sin airbumps, pero el conjunto se vulgariza, a pesar de haber perdido altura frente al modelo saliente.

 

Una vez tomas ya asiento en el nuevo Citroën C3, lo primero que te llama la atención es un salpicadero muy horizontal, muy elevado, muy trabajado para dar sensación de anchura y espaciosidad. Se diría que parece que no te encuentras en un coche utilitario, sino en uno de un segmento superior. Volante grande para un coche pequeño (no olvidemos queel nuevo Citroën C3 mide 3,99 metros de longitud solo), cuadro de mandos con dos grandes indicadores frontales recogiendo en el centro la información del ordenador de a bordo e informaciones adicionales como la lectura de límites de velocidad. También es destacable para un coche de esta tipología que incluya elementos de seguridad como el avisador de ángulo muerto y el de salida de carril. También llama la atención la reducida botonería que aparece tanto en el volante como en la consola central, muy en la línea de lo que venimos viendo en los últimos coches de Citroën y Peugeot.

Coronan el interior del Citroën C3 una pantalla táctil de siete pulgadas en la consola central, muy en el estilo del C4 Cactus aunque un poco caída de la línea de los ojos. Ytambién unos plásticos visualmente poco atractivos –nos hablan sus responsables de que se ha apostado por la robustez en materiales-, que son los únicos peros que le podemos poner al coche en esta primera toma de contacto realizada en Barcelona. Detrás, hay espacio suficiente para dos ocupantes en altura –mejor si no llevas techo panorámico- y en las rodillas –al límite para un adulto de 1,80 metros aunque la parte trasera del asiento de conductor y copiloto son flexibles para minimizar incomodidades. El túnel central es intrusivo, por lo que hace que la quinta hipotética plaza sea algo testimonial. Maletero es bastante cúbico y correcto, con 300 litros de capacidad y una boca de carga por encima de la base. Hay posibilidad de incluir rueda de repuesto normal para completar un buen conjunto.

Citroën C3Conducimos el Citroën C3 PureTech 110 S&S

Arranque por botón –la modernidad manda- y nos ponemos en marcha con la versión tope de gama: habrá en la oferta de gasolina un Citroën C3 PureTech con 68, 75 y 110 CV (éste último el nuestro hoy), mientras que en Diesel llegarán los conocidosBlue HDi de 75 y 100 CV de potencia. Lo primero que nos llama la atención es el trabajo acústico desarrollado para que al interior llegue la cantidad justa de sonido, incluso en aceleraciones fuertes –estamos en un gasolina, recordamos-. Buen trabajo también de suspensiones para que el coche busque la máxima efectividad, aunque dentro de unos márgenes destacados de confort, algo cada vez más importante en Citroën.

El nuevo Citroën C3 es ágil, vivo, dinámico, y más con este motor de gasolina PureTech tricilíndrico que contagia alegría en su comportamiento. Y todavía puedes llegar un escalón más arriba si le solicitas el modo sport al conjunto, mediante un conmutador situado al lado del indicador de marcha automática en la que te encuentras. El cambio automático de seis relaciones del Citroën C3 es muy correcto, con transiciones buenas y equilibradas en modo convencional, y subiendo más de vueltas antes de cambiar en modo sport.

Citroën C3: exteriorRealizamos con el nuevo Citroën C3 un tramo revirado de montaña y su consumo se sitúa en 7,5 l/100 km de marcador, lejos de los 4,6 litros de media anunciados oficialmente… aunque en otras condiciones. Habrá que enfrentarse al resto de mecánicas Diesel del nuevo Citroën C3 para encontrar consumos más ajustados. De momento, esta primera toma de contacto con el nuevo Citroën C3 PureTech de 110 CV nos deja un buen sabor de boca dinámico, un coche perfecto para jóvenes, un coche perfecto para seniors que se quieren mover por la ciudad con alegría pero sin rehuir los recorridos medios y largos.

El precio de nuestro nuevo Citroën C3 PureTech 110 CV se mueve entre 14.900 y 17.350 euros. Eso sí, hay un Citroën C3 desde 11.750 euros. Sin duda, el segmento de los utilitarios se anima con la llegada de este nuevo coche, con la inminente llegada también del nuevo Nissan Micra, y con los lanzamientos de 2017 que harán que conozcamos un nuevo Seat Ibiza y Volkswagen Polo.

C3Citroën C3, con cámara de fotos y vídeo integrada

La gran novedad del nuevo Citroën C3 es que puede incorporar de fábrica una cámara alojada en la parte de atrás del retrovisor interior y que con un gran angular te permite fotografiar en alta resolución todo lo que tienes por delante en 180 grados, con un solo toque en una tecla simplemente estirando tu mano derecha y accionando el botón que realiza fotos o vídeos de hasta 20 segundos al dejarlo presionado. Además, la cámara siempre está actuando de manera autónoma por si tuvieses un accidente o incidente y quisieras chequear lo sucedido, como una auténtica caja negra aérea. Pero esta novedad se complementa con la posibilidad de lanzar automáticamente las imágenes que captas a las redes sociales que desees, siempre y cuando descargues en tu móvil la aplicación que Citroën te ofrece. Algo original, novedoso y que cuesta 300 euros como opción en el acabado más alto (Shine) o dentro de un pack para el acabado Feel donde además se incluye, por 500 euros, el encendido automático de luces, el sensor de lluvia y el retrovisor interior monocromo. No está mal.

También te puede interesar:

Precios en Europa del nuevo Citroën C3

Filtrado el C3, el nuevo mini Cactus

Así era el anterior Citroën C3

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.