Publicidad

Hyundai Tucson 1.7 CRDi vs Nissan Qashqai 1.6 dCi, ¿los mejores SUV?

Líder indudable como SUV compacto, el Nissan Qashqai afronta su mayor desafío. El nuevo Hyundai Tucson llega con tanta fuerza que amenaza su reinado. Gran duelo en Diesel.
Lorenzo Alcocer.

Twitter: @LorenzoAlcocerFotos: Israel Gardyn -

Hyundai Tucson 1.7 CRDi vs Nissan Qashqai 1.6 dCi, ¿los mejores SUV?

Nos dejó el Hyundai ix35 siendo comercialmente el rival más duro del líder todo poderoso Nissan Qashqai. Sin embargo, hoy, su sucesor Hyundai Tucson avanza tanto como modelo y producto, que parece incluso estar unos cuantos metros por delante del SUV compacto más exitoso del segmento. Pero, ¿tanto en conjunto como para comprometer su hasta ahora incuestionable liderazgo?

 

El progreso del gigante industrial Hyundai como fabricante de automóviles seguramente sea el más sorprendente de los últimos años. Resulta repetitivo hablar siempre de lo mismo, pero cuando sale un Hyundai (o Kia, la otra marca del grupo coreano) nuevo al mercado, el avance como producto resulta exponencial. En gran medida esta evidencia parece exigible a sabiendas del producto de antaño. Pero ahora ya no me sorprendo porque sus modelos nuevos, cuando llegan al mercado, no desentonan entre sus rivales generalistas del momento… sino porque aprovechan como mínimo su estreno para incluso empezar claramente a resaltar. Es algo que esperaba sentir y percibir en el nuevo Hyundai Tucson, y por eso mismo me ha llamado aún más la atención.

En este caso, en concreto, coinciden además dos aspectos: la propia evolución de Hyundai como fabricante en su camino por alcanzar un rango de marca superior (apuntaron hace años a Toyota y ahora se atreven, dicen, incluso con Volkswagen); y que siendo el nuevo Hyundai Tucson el sustituto del anterior ix35, su nuevo SUV compacto parece estar, si no en un segmento superior, sí responder a una categoría de coche con mucho mayor valor añadido. Nissan es cierto que también ha ganado protagonismo y credibilidad en el mercado. En su caso, era una marca a la que se echaba de menos por falta de producto. Hasta que "inventó" el Nissan Qashqai. Espoleó a la marca y al mercado. Se convirtió en la referencia a batir. Más fácil para los que vienen. 

Hyundai Tucson vs Nissan Qashqai: imagen y espacio

Nissan Qashqai vs Hyundai TucsonLa presencia del Hyundai Tucson, ya de primeras, es imponente. Diseño, medidas y proporciones parece que le dan tablas y credibilidad. Tiene mucho más empaque que el Nissan Qashqai, y no solo por los centímetros (10 más en concreto de longitud) que mide de más en las tres direcciones. Su imagen proyecta ser evidentemente un SUV, un modelo con morfología de todo terreno, lo que más pita y gusta en estos momentos. Y esto no es tan evidente en el Nissan Qashqai, un SUV más indefinido, a medio camino entre un compacto tradicional, pero quizá haya sido en el fondo la clave de su éxito.

Empezamos a enfrentarlos y, metro en mano, el mayor cuerpo del Hyundai Tucson no se traduce en un habitáculo mucho más espacioso que el del Nissan Qashqai, aunque mi percepción me engañara creyendo a primera vista que el Hyundai era claramente más grande. Sí que facilita mucho más el acceso y descenso de la fila trasera frente al Nissan Qashqai. Donde no hay dudas es al medir los maleteros. Ahí es donde sí que parece que se aprovechan más las medidas exteriores del nuevo Hyundai Tucson: son 540 litros verificados por nuestro Centro Técnico, frente a 455 litros del Nissan Qashqai, ambos con kit reparapinchazos. Hyundai, además, te ofrece llevar rueda de repuesto convencional. 

Pero creo que son aún más determinantes las medidas del nuevo Hyundai Tucson en su propio rodar. Algo más largo de batalla y ancho de vías que el Nissan Qashqai, su base de sustentación le permite rodar con mucha más calidad, aunque no sólo se deba a eso. Su asentamiento y reacciones te hacen sentirlo un coche grande, cuando la pisada del Nissan Qashqai es claramente del coche mediano (por tamaño) que es. El tamaño muchas veces influye en la calidad percibida del producto.

Hyundai Tucson vs Nissan Qashqai: comportamiento

La dinámica del Hyundai Tucson transmite así una quietud de reacciones y estabilidad de movimientos de coche muy bueno. Resulta muy progresivo y noble cuando ruedas rápido. Y bachea con mucha calidad. Sospecho que la rigidez estructural de su chasis es elevada, clave en la precisión de marcha y el confort de los buenos vehículos. Se descompone menos cuando pisas baches o reductores de velocidad. Lo sientes preciso y cómodo. Cierto que también puede que intervenga la rueda elegida: llanta de "sólo" 16 pulgadas y una gran balón de neumático: medida 225/60.

Hyundai Tucson vs Nissan QashqaiEl Nissan Qashqai es diferente. Es un SUV más vivo de reacciones, desde que giras, por cómo apoya, reacciona o bachea. Y frena al límite bastante mejor. Parece un coche más ligero (que lo es: 1.506 kg frente a los 1.590 del Hyundai Tucson) y quizá menos aparatoso si lo llevas muy rápido entre curvas. Seguro que aquí también influyen sus ruedas: deportivas llantas de 18 pulgadas y bajo perfil de neumático: medida 225/45. En definitiva, este Nissan Qashqai no pisa tan asentado como el Hyundai Tucson, ni bachea con su "elegancia". Su definición enganchará más a un tipo de conductor más dinámico.

Hyundai Tucson 1.7 CRDi vs Nissan Qashqai 1.6 dCi: motores

En estos dos ambientes tan diferentes sus motores también tienen mucho que decir. En este caso nos encontramos con la versión estrella del Nissan Qashqai, un motor Diesel 1.6 dCi de 130 CV. El Hyundai Tucson ofrece en su gama en cambio hasta 184 CV Diesel, mediando una versión 2.0 CRDi de 136 CV, hasta caer a este interesantísimo primer escalón 1.7 CRDi de 115 CV, el de mayor éxito. De nuevo el ímpetu lo pone aquí el Nissan Qashqai; las buenas formas, el Hyundai Tucson.

El motor 1.6 dCi del Nissan Qashqai es un Diesel con muy buen empuje y hasta cierto punto temperamental. Progresivo y refinado es como mejor se define al 1.7 CRDi del Hyundai Tucson. Los números no dejan lugar a dudas: el Nissan Qashqai es un coche rápido y solvente en cualquier situación y además consume muy poco. En comparación, los números no hacen justicia al Hyundai Tucson. En la prestación bruta está en un escalón por debajo (lógico por otra parte por su menor potencia) y además consume significativamente más (6,5 l/100 de media según nuestro Centro Técnico frente a los 5,4 l/100 km del Nissan Qashqai), pero por respuesta general en el día a día resulta más agradable.

Eso sí, el bajo régimen es el talón de Aquiles del 1.6 dCi del Nissan Qashqai, de origen Renault por cierto. En su momento fue el 1.6 Diesel más potente del mercado, pero parece que esto le llevó a sacrificar su entrega por debajo de las 1.700 rpm. Hasta ese momento es un motor con una respuesta débil, que condiciona en ciudad y en el tráfico denso con continuos cambios de ritmo mucho su agrado y prestación. Es un motor que te pide estar más atento al cambio. Una vez salvada su zona crítica, resulta ya encomiable. Es rápido, suave y muy eficiente.

El 1.7 CRDi del Hyundai Tucson tiene unas primeras vueltas claramente más consistentes y predispuestas para sacarte del atolladero. Hasta en marchas largas (con menos potencia, el Hyundai Tucson mueve una 6ª marcha con más desarrollo), tiene tan buena actitud, que aguantas la marcha engranada cuando en el Nissan Qashqai estarías casi obligado a reducir. En las maniobras estandarizadas de recuperación de 80 a 120 km/h el Nissan Qashqai siempre es más rápido, pero estudiando la telemetría vemos, por ejemplo, que en 4ª marcha hasta 100 km/h es más rápido el Hyundai Tucson. Y así en todas las mediciones de recuperación en la marcha que sea. Sólo en la fase final el Nissan Qashqai se impone. Y lo hace tras una transición un tanto abrupta (o temperamental, como lo quieras llamar) de su motor.  

Hyundai Tucson y Nissan QashqaiHyundai Tucson vs Nissan Qashqai: sensaciones finales

El estatus alcanzado pues por el nuevo Hyundai Tucson no lo consigue mejorando los números de la competencia o su contenido, si no más por sensaciones, algo más difícil de conseguir. Éstas también te hablan de un SUV muy bien hecho y completo cuando analizas su pres>entación, acabados y equipamiento disponible sobre todo en este nivel Tecno (desde 27.900 euros). El Nissan Qashqai es igualmente un buen producto, un gran SUV, que en este acabado alto de gama Tekna Premium (desde 29.900 euros) que lo hemos probado ofrece prácticamente todo lo que puedes esperar - y más- de un coche de su categoría.

Un último apunte que no por nuevo afianza la credibilidad del nuevo Hyundai Tucson es su garantía de 5 años sin límite de kilómetros, por 3 años o 100.000 km en el Nissan Qashqai. En definitiva, el nuevo Hyundai Tucson es un coche muy serio, aspirante a desbancar a todo un fenómeno comercial como es el Nissan Qashqai. Si es que no entra en la batalla de los Mazda CX5, Honda CR-V o VW Tiguan, como un concepto de SUV incluso superior.

También te puede interesar:

Los SUV compactos que menos gastan

Nuevo Kia Sportage 2016, probamos el último SUV

El Seat SUV tendrá nombre español</p

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.