Publicidad

Ford Mondeo 2.0 TDCI 180 CV contra Mazda 6 2.2 Skyactiv-D 175

Con motores Diesel de 180 y 175 caballos, el Ford Mondeo y el Mazda 6 se enfrentan en una comparativa muy igualada en su resultado.
Dani Cuadrado .

Twitter: @DanielCuadradoT.

Fotos: Mikael Helsing. -

Ford Mondeo 2.0 TDCI 180 CV contra Mazda 6 2.2 Skyactiv-D 175

Puede que estés planteando la compra de una berlina media. Es un segmento que no está en su mejor momento comercial por culpa de las "elevadas modas", que cada vez tienen más aceptación; al final, poco más del 50 por ciento de las ventas de la categoría son empresas que compran para sus flotas, porque el comprador de este tipo de coches o bien apuesta por los enormes compactos que hay ahora o bien se ha rendido ante la moda SUV. Y es una verdadera pena porque ahora hay auténticos cochazos en el segmento y nunca antes las berlinas generalistas habían sido tan completas y tan buenas. Cualquiera de las los dos de esta comparativa son un claro e interesante ejemplo.

Ford Mondeo 2.0 TDCI 180 CV contra Mazda 6 2.2 Skyactiv-D 175 Ford Mondeo 2.0 TDCi de 180 caballos Titanium y Mazda 6 2.2D 175 caballos Luxury son grandes por tamaño y son todavía más grandes por lo mucho que ofrecen. En ellos puedes encontrar tecnología que hasta hace bien poco sólo podías tener en un coche premium, un buen comportamiento, consumo contenido y una agradable capacidad viajera. Las dos opciones que te doy son con los motores Diesel más potentes de sus respectivas gamas y acabados de alto nivel que los hacen muy atractivos. Es posible que quieras tener en casa un Audi, un Mercedes o un BMW antes que un Ford o un Mazda pero te aseguro que salvo el cariño que le tengas a tu marca predilecta, con estas versiones del Mondeo o del 6 no echarás de menos prácticamente nada, salvo matices como la propulsión trasera y ciertos detalles personales de acabado; y el precio incluso jugará a tu favor.

Grandes en todos los sentidos

Lo primero que tienes que tener en cuenta en cualquiera de los dos es el tamaño. Presta atención a tu lugar de aparcamiento antes de comprarlos, que con 4,87 m de largo y casi 2 metros de ancho ya puedes tener problemas de espacio en tu "clásica" plaza de garaje. En el último cambio generacional el Mondeo creció 2 cm y el Mazda ¡14 cm! Este detalle, una vez comprobado (te parecerá una tontería pero no todo el mundo lo hace y alguno se lleva una sorpresa), juega a tu favor en lo que a espacio interior o capacidad de maletero se refiere. Entre el Mondeo y el 6 la diferencia de tamaño interior es inapreciable. Están hechos para que cuatro adultos viajen muy cómodos; si quieres puedes añadir uno más, pero como ocurre en todos los de este segmento, en viajes largos el quinto acabará harto de ti, de la anchura de las plazas traseras y de la dureza y forma del respaldo central. El espacio longitudinal del Mazda es mejor, si bien el del Mondeo ya es suficientemente bueno como para no ir tocando con las rodillas en los respaldos. Por espacio no es peor uno que el otro, a pesar de las diferencias. Delante las quejas sólo pueden venir por la emisora elegida, porque en los dos se viaja cómodo, hay ergonomía y hasta un diseño agradable, más deportivo en el japonés, más elegante en el alemán. 

Ford Mondeo 2.0 TDCI 180 CV contra Mazda 6 2.2 Skyactiv-D 175El nivel de equipamiento es alto en los dos casos fruto de los acabados Titanium y Luxury. Hay buena conectividad y en los dos puedes gestionar distintas funciones con órdenes habladas de serie, algo más completo en el Ford. El Mazda dispone de un pequeño Head Up Display que no es muy útil si eres de los que llevan el volante alto, y en el Mondeo no me gustan los retrovisores, demasiado curvados y con una excesiva deformación de la realidad que te puede llevar a cometer errores de distancia, si bien es cuestión de acostumbrarse y hacerte a ellos. Al igual que el Mazda, en el Mondeo la vida a bordo es agradable con grandes dosis de confort general y buena conectividad. 

Maletero

En el maletero sí que hay diferencias a tener en cuenta. La primera viene por parte del portón, mucho más práctico en el Ford, mucho más manejable en el Mazda. El primero deja una boca de carga enorme y práctica pero queda muy alto y hay que hacer fuerza para bajarlo -siempre puedes poner portón eléctrico por 500 € más-. En el 6 hay portezuela, amplia para lo que se estila en el segmento pero pequeña en comparación con la de su rival de 5 puertas. El espacio del maletero es relativo al equipamiento. El japonés ofrece siempre unos interesantes 535 litros de capacidad, mientras que el Ford tiene 605 litros si lleva kit reparapinchazos o 480 litros con la rueda de repuesto de emergencia, que además es un extra de 200 €. Soy partidario de recomendar siempre las ruedas de emergencia antes que los kits repara-pinchazos pero en este caso la pérdida de maletero es tan grande que mejor déjalo como viene de serie y tendrás EL MALETERO; la rueda de emergencia es grande, pero como es de otra medida (215/60 R16 frente a los 235/50 R17 de las otras cuatro) al final se convierte en rueda de emergencia en ficha técnica -con sus limitaciones de velocidad- pero con tamaño de rueda grande; cosas de Ford.

Prestaciones

El Mondeo lleva un motor 2 litros con su inyección directa por raíl común y turbo de geometría variable. Por su parte el Mazda recurre a un 2,2 litros con idéntica inyección pero con dos turbos de funcionamiento secuencial, uno más pequeño y de rápida aceleración para bajas vueltas y otro más grande para el resto del régimen. El resultado es bueno en el Ford y algo mejor en el Mazda, que aporta un nivel prestacional superior. Es más rápido que su rival y al final consume lo mismo. La diferencia de aceleraciones y recuperaciones, dado el tipo de coche del que estamos hablando, no la veo como para descartar al Mondeo en ningún momento, que ya ofrece muy buenos datos a pesar de ser peores. Hay calidad mecánica en los dos modelos, puesto que el Mondeo pesa 166 kilos más que su rival y lleva desarrollos de cambio más largos. Al final llega a un consumo similar al del 6 y a un rendimiento que no es nada malo, lo que indica que el motor técnicamente es muy bueno, sin embargo el resultado del Mazda es mejor. Esta unidad del 6 ha dado más caballos en nuestro banco que su rival, cuando debería ser al contrario, algo que sin duda también contribuye a unas mejores prestaciones. No es bueno que las marcas nos manden coches de pruebas supervitaminados, porque al final se desvirtúa el resultado y no sabes cuál es la realidad. Con todo, el consumo del Mazda ha sido bueno, lo que indica que técnicamente es mejor propulsor que su rival.

Comportamiento

Ford Mondeo 2.0 TDCI 180 CV contra Mazda 6 2.2 Skyactiv-D 175 En el comportamiento dinámico ocurre un poco como en el motor. El Mondeo es una magnífica opción, pero el Mazda es mejor; el hecho de que el 6 se comporte mejor no quiere decir que el Ford sea malo. Frente a Laguna, Avensis, Insignia, etc. considero que dinámicamente el Mondeo está por delante de ellos, pero es que aquí se enfrenta al que para mí es la referencia del segmento, por delante incluso del para muchos idolatrado Passat. Ambos coches van por su sitio y disponen de ayudas a la conducción que se comportan con seguridad. Me gusta más el Mazda porque tiene un tren delantero más fiel a tus órdenes, transmitiendo una elevada sensación de control en todo momento sin que el confort esté perjudicado. El Mondeo es algo más burgués y en determinadas ocasiones extremas acusa en el tren delantero su mayor peso. En condiciones de conducción habitual la diferencia que sentirás es que a igualdad de confort con el Mazda estás más cerca del lema de BMW de ¿Te gusta conducir? y con el Mondeo está todo un poco más filtrado. Son buenos coches, eso sí, te desaconsejo los faros de led, que todavía no dan la calidad visual vista en marcas premium; mejor los bixenon. 

Es increíble cómo las marcan ajustan sus precios entre ellas con un marcaje directo. Tienen un precio de partida similar, si bien hay que tener en cuenta que los dos acabados de nuestra comparativa son los más completos de sus respectivas gamas. Las combinaciones de acabados y equipamiento son mayores en el Ford, puesto que puedes configurarlo a tu gusto con más opciones, mientras que en el Mazda sólo podrás elegir el color y poco más entre sus tres posibilidades de acabado. A cambio te ofrece un equipamiento completísimo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.