Publicidad

Audi TT RS vs Audi Sport Quattro: moderno o clásico, tú eliges

Enfrentamiento muy especial entre el Audi Sport Quattro clásico y el nuevo Audi TT RS, dos de los coches deportivos más atractivos de la firma alemana en las últimas décadas.
Texto: Juan Collin / Fotos: Mikael Helsing -
Audi TT RS vs Audi Sport Quattro: moderno o clásico, tú eliges

Gracias a los 300 CV que desarrollaba el motor cinco cilindros turbo y al sistema de tracción total, el Audi Sport Quattro era uno de los coches más eficaces en su momento. Algo parecido se puede decir del nuevo Audi TT RS, un coupé de 400 CV que hace estragos entre los deportivos de tipo medio. 

Aunque más de treinta años separan al Audi Sport Quattro y al Audi TT RS, ambos tienen muchas cosas en común. Para empezar, ambos montan un motor de cinco cilindros turboalimentado, una mecánica poco habitual, pero que la firma germana ha mantenido de forma casi interrumpida durante todos estos años, si bien es verdad que la evolución ha sido constante y que las diferencias entre ambos motores son más que notables. Los dos modelos también comparten el sistema de tracción total quattro, una solución que se ha convertido en un auténtico portaestandarte para la marca de los cuatro aros. 

Otro aspecto en el que coinciden es en lo que a eficacia respecta. El Audi Sport Quattro era un coche nacido por y para la competición, que cuando salió al mercado en 1984 se permitía el lujo de doblegar a los mejores deportivos del mundo, especialmente en los tramos de carretera más tortuosos y todo ello con un nivel de esfuerzo a los mandos mucho menor y algo parecido le ocurre al nuevo Audi TT RS

Audi TT RS vs Audi Sport QuattroAudi TT RS: "fácil" y demoledor

El nuevo Audi TT RS se daba a conocer en septiembre de 2016 y nuestro compañero Juan Ignacio Eguiara tenía la suerte de asistir a la presentación internacional celebrada en el Circuito del Jarama. Recuerdo perfectamente la cara de satisfacción a la vuelta del evento en cuestión y sus comentarios. «Es impresionante lo mucho que corre, acelera tanto que casi marea y tiene un paso por curva demoledor. Aunque es fácil de conducir, como buen Audi de tracción total, corre tanto, que en el Jarama cuesta llevarlo al límite». La espera se ha hecho larga, pero unos meses después por fin teníamos la ocasión de realizar un test a fondo con el TT RS

Antes de nada conviene apuntar algunos aspectos desde el punto de vista técnico y las principales novedades que aporta el TT RS. Para empezar, el cinco cilindros turbo, que cuenta ya con cuarenta años a sus espaldas, se ha renovado completamente con respecto a la última versión de 340 CV. Parte de un bloque nuevo de aluminio que sustituye al de hierro y con el que se ahorran 18 kg. También incorpora un nuevo sistema de alimentación que inyecta el combustible tanto en el colector de admisión, como directamente en la cámara de combustión. Cuenta con distribución variable y la mayoría de las piezas móviles se han rediseñado. Se puede hablar, por tanto, de un motor completamente nuevo, para el que se declaran nada menos que 400 CV y un par máximo de 48,97 mkg a tan sólo 1.700 rpm. Para aprovechar al máximo tan elevado rendimiento mecánico dispone, como no podía ser de otra manera, de tracción total quattro, también monta un cambio de doble embrague S Tronic de siete velocidades. Este último cuenta con un desarrollo bastante ajustado las cinco primeras marchas, mientras que las dos últimas son bastante largas para ahorrar combustible; en nuestro recorrido de pruebas por carretera hemos conseguido 8,2 litros cada 100 km, lo que no está nada mal. 

MOTOR Audi TT RS Audi Sport Quattro
Tipo Delantero transversal, 5 cilindros en línea y turbo Delantero longitudinal, 5 cilindros en línea y turbo
Cilindrada 2.480 cm3 2.133 cm3
Potencia 400 CV a 5.890 rpm 306 a 6.700 rpm
Par motor 48,97 mkg a 1.700 rpm 35,7 mkg a 3.700 rpm

Más sorprendentes son las cifras de prestaciones; anuncia una velocidad máxima que puede llegar a los 280 km/h, mientras que en el 0 a 100 km/h emplea 3,7 segundos. Para nuestra sorpresa y antes de habernos sentado en el coche, el Centro Técnico nos comunicaba que había conseguido parar el cronómetro en 3,46 segundos, superando con holgura a rivales de la talla de un BMW M3 o Porsche 911 Carrera S y colocarse al nivel de los Audi RS7 y Porsche Panamera Turbo. No cabe duda que se trata de un coche rapidísimo y prueba de ello es que de 0 a 200 km/h tan sólo emplea 12,91 segundos, mientras que en los 1.000 metros de aceleración saliendo desde parado consigue parar el cronómetro en 21,56 segundos rodando ya por encima de 237 km/h. 

Conviene recordar que el Audi Sport Quattro también era un coche muy veloz y prueba de ello es que el motor turbo de cinco cilindros de 300 CV le permitía acelerar de 0 a 100 en 5,1 segundos

Audi TT RS vs Audi Sport QuattroAudi TT RS y Audi Sport Quattro: sensaciones

La primera sorpresa que me llevo al recorrer los primeros kilómetros a bordo del Audi TT RS, es que tiene un carácter bastante civilizado. Con el Audi Drive Select en el programa Comfort y el cambio en modo automático, este deportivo ofrece un manejo muy agradable. El motor responde con suavidad y las suspensiones con los amortiguadores Magnetic Ride absorben con bastante eficacia las irregularidades del firme; va duro, pero no es incómodo. Se trata, por tanto, de un deportivo que se puede conducir todos los días, ya que además el consumo también es contenido, siempre que no nos dejemos seducir en exceso por el pedal del gas. Aunque emite un poderoso bramido al ponerse en marcha, tampoco es demasiado ruidoso, al menos mientras no pulsemos la tecla que acciona el escape deportivo o escojamos el modo Dynamic. 

En el día a día el TT RS es muy satisfactorio, pero es un coche que, donde de verdad se disfruta es en carreteras despejadas. Los 400 CV parecen deseosos de que les demos rienda suelta y a poco que pisemos el pedal del gas, lo cierto es que se está rodando a velocidades que en nuestro país nos pueden traer serios problemas con la Ley. 

Impresionante es la capacidad de empuje que ofrece el motor; los adelantamientos se pueden realizar en tiempo récord, ya que el coche sale absolutamente catapultado cuando se estruja a fondo el pedal del gas. No hay tiempo de respuesta y el cinco cilindros turboalimentado siempre está dispuesto a empujar con una gran contundencia, incluso cuando se pisa el acelerador en marchas largas y el cambio en modo manual. No ocurre lo mismo con su antepasado el Audi Sport Quattro, ya que tiene bastante retraso en la entrega de potencia y por debajo de 3.000 rpm se muestra perezoso. Eso sí, a partir de ahí tiene una «patada» impresionante, empuja con mucho poderío y se estira como una exhalación hasta la frontera de las 7.000 rpm. Afortunadamente el cambio de cinco marchas está muy bien escalonado, tiene unas relaciones bastante ajustadas y ofrece además un manejo bastante rápido y preciso. 

De todas formas, nada que ver con la caja de S Tronic de doble embrague y siete velocidades que monta el TT RS, ya que además de suave y delicada en las inserciones en el modo automático, resulta extremadamente rápida cuando se maneja manualmente y permite aprovechar al máximo tan elevado rendimiento mecánico. 

PRESTACIONES Audi TT RS Audi Sport Quattro
Velocidad máxima 250 km/h (280 km/h en opción) 250 km/h
Aceleración 3,7 segundos 5,1 segundos

Audi TT RS vs Audi Sport QuattroEl Audi TT RS ha nacido para devorar carreteras con muchas curvas, es donde se encuentra en su salsa, lo mismo le ocurría a su antecesor, el Sport Quattro, un coche nacido para ganar el Mundial de Rallyes. Escogemos el modo Dynamic, el sonido del motor se hace más contundente y la suspensión se vuelve más firme, a partir de ahí, el TT RS adquiere un tacto más deportivo, enlazando los virajes con una naturalidad asombrosa, resultando además fácil y muy seguro de conducir, ya que se sujeta asfalto casi como si fuera sobre raíles. Un coche rapidísimo, como hemos podido comprobar en nuestro circuito del INTA, donde conseguíamos unos registros que difícilmente podíamos imaginar. Lo mejor es que además el coche lo hace con una facilidad increíble, sin sobresaltos y eso que los reglajes escogidos permiten que el tren trasero se insinúe lo justo si forzamos las cosas o en los cambios de apoyo, para redunde de la agilidad. De todas formas, el aplomo en curva rápida es impresionante, lo que permite atacar al máximo con absoluta confianza, ya que el coche se lo cree todo. No menos espectacular es la capacidad de aceleración a la salida de las curvas; cuesta un poco asimilar la velocidad a la que se llega los puntos de frenada, pero afortunadamente el equipo escogido para la ocasión es muy potente y lo aguanta todo. La parte más ratonera del circuito se le da especialmente bien, ya que gracias a la tracción total quattro el coche es capaz de transmitir cada caballo al suelo para convertirlo en velocidad pura. Además, gracias a un reparto de par que favorece al tren trasero, apenas se percibe subviraje alguno. 

Con un precio de 79.900 €, el Audi TT RS no es barato, cuesta incluso algo más que su principal rival, el Porsche 718 Cayman S, un modelo que si bien ofrece algo más de emoción y disfrute a los mandos, se ve ampliamente superado por el TT RS en prestaciones y capacidad rutera. Y es que no cabe duda que este modelo, al igual que ocurría con el Audi Sport Quattro en su momento, puede presumir de una eficacia superlativa y de una facilidad de pilotaje, que sólo un Audi de tracción quattro es capaz de ofrecer. 

También te puede interesar

- Audi RS Q8, el nuevo súper SUV deportivo. ¡Tiembla, BMW X6M!

- Todas las noticias y pruebas de coches clásicos

 

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.