Publicidad

Audi RS 4 Avant 2018: probamos el familiar más rápido

El nuevo Audi RS 4 Avant 2018 llega por la puerta grande para consolidarse como el familiar más rápido y, sobre todo, eficaz del momento. ¡Ya lo hemos probado!
Juan Collín -
Audi RS 4 Avant 2018: probamos el familiar más rápido

No es la primera vez que Audi comercializa las versiones deportivas en exclusiva con la carrocería familiar Avant. Ha ocurrido ya con otras generaciones del RS 4 y con el mítico RS 2; ahora, vuelve a repetir la misma estrategia con el nuevo RS 4 2018

Aunque se ha intentado mantener cierta discreción, exteriormente son muchos los detalles que diferencian al Audi RS 4 2018 de otras versiones más modestas del A4 Avant. La parte delantera recibe una nueva parrilla más ancha y plana, tomas de refrigeración en la parte frontal más grandes y un paragolpes más voluminoso. En una vista lateral, llama la atención que se han tenido que ensanchar los pasos de rueda, nada menos que 30 mm para albergar las espectaculares llantas de 20” que calza y también se monta un estribo en la parte baja de la carrocería. Detrás, recibe un discreto spoiler, las dobles salidas de los escapes y el difusor. Para la carrocería se ofrece una nueva gama de colores bastante llamativa, destacando especialmente el Azul Nogaro que se estrenó en los RS 4 de primera generación

Audi RS 4 AvantEl interior del Audi RS 4 2018 está a la altura de las circunstancias, con asientos deportivos de diseño RS y tapizados en mezcla de piel y tejido Alcántara, calefactables y con reglaje eléctrico. También destaca el volante deportivo de tres radios, los pedales en aluminio y algunos detalles que remarcan su talante deportivo. Hay que decir, además, que se trata de un automóvil muy práctico y prueba de ello es que el maletero alcanza los 505 litros de capacidad, 15 más que su antecesor y que pueden llegar a 1.510 litros si se abaten los asientos posteriores. 

Audi RS 4 2018: con “nuevo corazón”

El motor empleado en el Audi RS 4 2018 vuelve a ser un V6 turbo como en el primer RS 4, abandonando el musculoso V8 4.2 atmosférico empleado en los modelos de segunda y tercera generación, pero, es fácil adivinar que se trata de una mecánica completamente nueva. Estrenado recientemente en el RS 5, se trata de un V6 de 2,9 litros de inyección directa alimentado por dos turbocompresores, uno por cada bancada de cilindros. Se monta longitudinalmente y entre sus aspectos más novedosos destaca que el colector de admisión se ubica en la propia culata, donde también se incorpora el turbocompresor. De esta manera se consigue que alcance la temperatura óptima de trabajo mucho antes y para ello también dispone de un sistema de refrigeración independiente para las culatas y el bloque de cilindros. El nuevo V6 resulta muy compacto y ligero y prueba de ello es que pesa 31 kg menos que el anterior V8. Comprado con este último se mantienen los mismos 450 CV, pero el valor máximo de par alcanza 61,22 mkg a tan sólo 1.900 rpm, mientras que el V8 se conformaba con 43,87 mkg a 4.000 rpm. Lejos se quedan desde luego los 380 CV que entregaba el V6 turbo de 2.7 litros del “primitivo” RS 4 de 1999. 

Audi RS 4 Avant 2018El nuevo V6 turboalimentado va asociado a una caja de cambios de convertidor de par con ocho relaciones. No podía faltar la tracción total quattro, que para la ocasión recibe un reparto inicial 40/60. Opcionalmente se puede disponer también de un diferencial autoblocante de control electrónico para el eje trasero.     

Audi RS 4 2018: algunas claves técnicas

Para la construcción del chasis monocasco del Audi RS 4 2018, se emplean muchas piezas de aluminio, lo que ha permitido ahorrar otros 50 kg kilos con respecto al modelo de la generación anterior y eso a pesar de que las dimensiones exteriores del nuevo RS4 son ligeramente más grandes; la longitud aumenta 62 mm, 16 mm la anchura y 13 mm la distancia entre ejes, mientras que la altura se reduce en 12 mm. 

La suspensión cuenta con muelles que reducen la altura de casco y amortiguadores Dynamic Ride en opción. Otras opciones interesantes son la dirección de desmultiplicación variable y los frenos cerámicos

A través del Audi Driving Select se puede escoger entre los cuatro programas de conducción que se ofrecen: Auto, Confort, Dynamic e Individual. En función del modo que se escoja, varía la respuesta del motor, el sonido del escape, los tarados de la amortiguación, la desmultiplicación de la dirección o el funcionamiento de la ayudas a la conducción que, llegado el caso, se pueden desconectar total o parcialmente. 

Audi RS 4 Avant 2018En el nuevo V6 no hay tiempo de respuesta en la entrega de potencia, se muestra siempre muy lleno y cuando se aprieta a fondo el pedal del gas, se estira con gran facilidad hasta el corte de encendido que se produce a 6.700 rpm. Los 450 CV dan mucho de sí, de 0 a 100 km/h emplea 4,1 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h, que puede ser 280 con el paquete RS Dynamic. Además de potente, es un motor muy eficiente y prueba de ello es que el consumo medio homologado es de tan sólo 8,8 litros/100 km/h

Audi RS 4 2018: sensaciones de conducción

Cuando se conduce el RS 4 va muy asentado a la carretera, casi como si fuera sobre raíles, lo que permite mantener cruceros muy altos con una facilidad impresionante. En el modo Dynamic se dispone de unos tarados de suspensión sumamente enérgicos, gracias a ello el coche vira completamente plano y permite una estratosférica velocidad de paso por curva. El sistema de tracción total y el diferencial autoblocante trasero que se monta en opción consiguen además que el RS 4 sea un coche sumamente eficaz en cualquier escenario y muy fácil de pilotar, mientras que gracias a la dirección de desmultiplicación variable, el tren delantero es sumamente obediente y preciso, también muy rápido de reacciones. 

Impresionante el funcionamiento de los frenos cerámicos que montaba la unidad probada en la presentación a la prensa celebrada en Málaga. Su eficacia es impresionante y aunque en carretera abierta no hubo ocasión de exprimirlos al máximo, parecen inagotables. 

El RS4 Avant 2018 se pone a la venta por un precio de 96.900 €, cantidad que puede verse incrementada sustancialmente su uno se deja seducir por la lista de opciones. En la actualidad tan sólo el Mercedes AMG C63 Estate le puede hacer sombra, pero al tratarse de un propulsión trasera, no es tan eficaz y fácil de conducir, aunque puede ser más gratificante para los más avezados.    

También te puede interesar

Audi RS 3 Sedán: superprueba al deportivo con todas las mediciones

Audi RS 7 Sportback vs Porsche Panamera Turbo

 

 

 

 

Aunque se ha intentado mantener cierta discreción, exteriormente son muchos los detalles que diferencian al Audi RS 4 2018 de otras versiones más modestas del A4 Avant. La parte delantera recibe una nueva parrilla más ancha y plana, tomas de refrigeración en la parte frontal más grandes y un paragolpes más voluminoso. En una vista lateral, llama la atención que se han tenido que ensanchar los pasos de rueda, nada menos que 30 mm para albergar las espectaculares llantas de 20” que calza y también se monta un estribo en la parte baja de la carrocería. Detrás, recibe un discreto spoiler, las dobles salidas de los escapes y el difusor. Para la carrocería se ofrece una nueva gama de colores bastante llamativa, destacando especialmente el Azul Nogaro que se estrenó en los RS 4 de primera generación

Audi RS 4 AvantEl interior del Audi RS 4 2018 está a la altura de las circunstancias, con asientos deportivos de diseño RS y tapizados en mezcla de piel y tejido Alcántara, calefactables y con reglaje eléctrico. También destaca el volante deportivo de tres radios, los pedales en aluminio y algunos detalles que remarcan su talante deportivo. Hay que decir, además, que se trata de un automóvil muy práctico y prueba de ello es que el maletero alcanza los 505 litros de capacidad, 15 más que su antecesor y que pueden llegar a 1.510 litros si se abaten los asientos posteriores. 

Audi RS 4 2018: con “nuevo corazón”

El motor empleado en el Audi RS 4 2018 vuelve a ser un V6 turbo como en el primer RS 4, abandonando el musculoso V8 4.2 atmosférico empleado en los modelos de segunda y tercera generación, pero, es fácil adivinar que se trata de una mecánica completamente nueva. Estrenado recientemente en el RS 5, se trata de un V6 de 2,9 litros de inyección directa alimentado por dos turbocompresores, uno por cada bancada de cilindros. Se monta longitudinalmente y entre sus aspectos más novedosos destaca que el colector de admisión se ubica en la propia culata, donde también se incorpora el turbocompresor. De esta manera se consigue que alcance la temperatura óptima de trabajo mucho antes y para ello también dispone de un sistema de refrigeración independiente para las culatas y el bloque de cilindros. El nuevo V6 resulta muy compacto y ligero y prueba de ello es que pesa 31 kg menos que el anterior V8. Comprado con este último se mantienen los mismos 450 CV, pero el valor máximo de par alcanza 61,22 mkg a tan sólo 1.900 rpm, mientras que el V8 se conformaba con 43,87 mkg a 4.000 rpm. Lejos se quedan desde luego los 380 CV que entregaba el V6 turbo de 2.7 litros del “primitivo” RS 4 de 1999. 

Publicidad

Audi RS 4 Avant 2018El nuevo V6 turboalimentado va asociado a una caja de cambios de convertidor de par con ocho relaciones. No podía faltar la tracción total quattro, que para la ocasión recibe un reparto inicial 40/60. Opcionalmente se puede disponer también de un diferencial autoblocante de control electrónico para el eje trasero.     

Audi RS 4 2018: algunas claves técnicas

Para la construcción del chasis monocasco del Audi RS 4 2018, se emplean muchas piezas de aluminio, lo que ha permitido ahorrar otros 50 kg kilos con respecto al modelo de la generación anterior y eso a pesar de que las dimensiones exteriores del nuevo RS4 son ligeramente más grandes; la longitud aumenta 62 mm, 16 mm la anchura y 13 mm la distancia entre ejes, mientras que la altura se reduce en 12 mm. 

La suspensión cuenta con muelles que reducen la altura de casco y amortiguadores Dynamic Ride en opción. Otras opciones interesantes son la dirección de desmultiplicación variable y los frenos cerámicos

A través del Audi Driving Select se puede escoger entre los cuatro programas de conducción que se ofrecen: Auto, Confort, Dynamic e Individual. En función del modo que se escoja, varía la respuesta del motor, el sonido del escape, los tarados de la amortiguación, la desmultiplicación de la dirección o el funcionamiento de la ayudas a la conducción que, llegado el caso, se pueden desconectar total o parcialmente. 

Audi RS 4 Avant 2018En el nuevo V6 no hay tiempo de respuesta en la entrega de potencia, se muestra siempre muy lleno y cuando se aprieta a fondo el pedal del gas, se estira con gran facilidad hasta el corte de encendido que se produce a 6.700 rpm. Los 450 CV dan mucho de sí, de 0 a 100 km/h emplea 4,1 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h, que puede ser 280 con el paquete RS Dynamic. Además de potente, es un motor muy eficiente y prueba de ello es que el consumo medio homologado es de tan sólo 8,8 litros/100 km/h

Publicidad

Audi RS 4 2018: sensaciones de conducción

Cuando se conduce el RS 4 va muy asentado a la carretera, casi como si fuera sobre raíles, lo que permite mantener cruceros muy altos con una facilidad impresionante. En el modo Dynamic se dispone de unos tarados de suspensión sumamente enérgicos, gracias a ello el coche vira completamente plano y permite una estratosférica velocidad de paso por curva. El sistema de tracción total y el diferencial autoblocante trasero que se monta en opción consiguen además que el RS 4 sea un coche sumamente eficaz en cualquier escenario y muy fácil de pilotar, mientras que gracias a la dirección de desmultiplicación variable, el tren delantero es sumamente obediente y preciso, también muy rápido de reacciones. 

Impresionante el funcionamiento de los frenos cerámicos que montaba la unidad probada en la presentación a la prensa celebrada en Málaga. Su eficacia es impresionante y aunque en carretera abierta no hubo ocasión de exprimirlos al máximo, parecen inagotables. 

El RS4 Avant 2018 se pone a la venta por un precio de 96.900 €, cantidad que puede verse incrementada sustancialmente su uno se deja seducir por la lista de opciones. En la actualidad tan sólo el Mercedes AMG C63 Estate le puede hacer sombra, pero al tratarse de un propulsión trasera, no es tan eficaz y fácil de conducir, aunque puede ser más gratificante para los más avezados.    

También te puede interesar

Audi RS 3 Sedán: superprueba al deportivo con todas las mediciones

Audi RS 7 Sportback vs Porsche Panamera Turbo

 

 

 

 

Publicidad

Galería relacionada

A prueba el Audi RS 4 Avant 2018

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.