Publicidad

Audi A3 e-tron, Mini Countryman S E y VW Golf GTE: en busca del mejor híbrido enchufable

Interesante comparativa entre tres coches híbridos enchufables: el Audi A3 e-tron Sportback, el Mini Countryman Cooper S E All4 y el VW Golf GTE. ¿Cuál es el más recomendable? Lo comprobamos.
Miguel García-Vidal y Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 / Fotos: I. Gardyn y M. Helsing -

Audi A3 e-tron, Mini Countryman S E y VW Golf GTE: en busca del mejor híbrido enchufable

Apenas pequeños detalles cosméticos les separan de sus hermanos de gama, pero bajo sus carrocerías, nuestros tres protagonistas –el Audi A3 1.4 TFSI e-tron Sportback, el Mini Countryman Cooper S E All4 y el VW Golf GTE- esconden una  tecnología híbrida enchufable que les permite evolucionar como eléctricos pero con mucha mayor autonomía gracias al apoyo de sus motores térmicos

Mini Countryman Cooper S E All4

Los coches híbridos enchufables con más de 40 km de autonomía en modo eléctrico y merecedores de la etiqueta “0 emisiones” de la DGT, pueden ser una buena alternativa como coche para todo y no eminentemente de ciudad como sucede con la mayoría de eléctricos puros. Actualmente, en nuestro mercado, la oferta de híbridos enchufables no es muy amplia, y aunque encontramos hasta 25 opciones, la mayoría representan a coches que superan los 60.000 euros de tarifa, con lo que apenas queda más de una decena por debajo. De estos, el Mini Countryman Cooper S E All4 ha sido uno de los últimos en llegar. Por ello hemos decidido compararlo con dos de los modelos más veteranos y reputados en cuanto a vehículos híbridos de tipo plug-in (enchufables). El Audi A3 Sportback e-tron como representante premium y, entre los generalistas, con su primo hermano el Volkswagen Golf GTE. Técnica y funcionalmente el mismo coche, con pequeños detalles que les diferencian. Dos compactos con carrocería de cinco puertas frente a un Mini también del segmento C con silueta SUV que, hoy en día, asegura el triunfo.

PRESTACIONES Audi A3 1.4 TFSI e-tron Sportback 204 CV Mini Countryman Cooper S E All4 224 CV Volkswagen Golf GTE 204 CV
Acel. 0-100 km/h 7,17 s 6,58 s 7,39 s
Acel. 0-1000 metros 27,74 s 28,54 s 27,92 s
Sonoridad al ralentí 50,8 dBA 48,7 dBA 49,5 dBA
Sonoridad 100 km/h 65,7 dBA 68,4 dBA 67,9 dBA
Frenada desde 100 km/h 36,7 m 39,41 m 36,4 m
Peso en báscula 1.630 kg 1.815 kg 1.581 kg

Audi A3 e-tron, Mini Countryman S E y VW Golf GTE: diferentes estilos

Nuestros contendientes se presentan como híbridos enchufables en paralelo. Es decir, pueden funcionar exclusivamente como eléctricos, sólo con el motor de gasolina o con la combinación de ambos. Los del Grupo Volkswagen combinan un motor térmico de cuatro cilindros 1.4 TFSI de 150 CV y 25,5 mkg con un eléctrico de 102 CV y 35,7 mkg, que junto al cambio automático de doble embrague pilotado y al desacoplador se presenta en un paquete posicionado transversalmente que envía la tracción a las ruedas delanteras. No en vano, el motor térmico se ha desplazado 6 cm a la derecha para dar cabida al eléctrico y al resto de componentes. El Mini cuenta con el 1.5 tricilíndrico del Countryman Cooper, con 136 CV y 22,4 mkg, con cambio automático por convertidor de par, que se complementa con un eléctrico de 88 CV y 16,5 mkg a través de una transmisión de dos etapas con una sola velocidad. El primero manda su fuerza motriz al eje delantero y el segundo al trasero de forma independiente y sin conexión mecánica entre ellos, por lo que en este caso su potencia total sí supone la suma de la de ambos motores… aunque no ante cualquier circunstancia. Así, este Mini puede ser tracción, propulsión o 4x4.

VW Golf GTE

En los tres se abre la posibilidad de seleccionar distintos modos de uso del sistema híbrido, además de los clásicos de conducción, que básicamente permiten circular en modo eléctrico, si hay suficiente carga; híbrido, que trata de conseguir la máxima eficiencia con gran uso de modo eléctrico si el conductor no demanda gran potencia o velocidades por encima de 125 km/h y carga, que guarda la energía de la batería para otra ocasión e incluso es capaz de generarla.

En modo eléctrico la carga de la batería homologa 50 km para Audi A3 e-tron y VW Golf GTE, mientras el Cooper S E establece 42 km, si bien en la práctica, alternando tránsito urbano y extrarradio, con los primeros se alcanzan 32 km mientras el Mini se queda en 27 que, con técnicas de mini-consumo, se pueden alargar entre 3 y 5 km más. Una carga que, en función de nuestro contrato de la luz, costará alrededor de un euro; lo que nos llevaría a recorrer unos 100 km con algo más de 3 euros, equivalentes a un consumo de gasolina unos 2,5 l/100 km.

CONSUMOS Audi A3 1.4 TFSI e-tron Sportback 204 CV Mini Countryman Cooper S E All4 224 CV Volkswagen Golf GTE 204 CV
Consumo en ciudad 5,0 l/100 km 7,4 l/100 km 5,0 l/100 km
Consumo en carretera 5,6 l/100 km 7,4 l/100 km 5,6 l/100 km
Consumo medio 5,4 l/100 km 7,4 l/100 km 5,3 l/100 km

Audi A3 e-tron, Mini Countryman S E y VW Golf GTE: suavidad ante todo

En modo eléctrico se mueven, ya sea en ciudad o carretera, con una grandísima suavidad y silencio de marcha, sólo roto ligeramente en el Mini por encima de 80 km/h, cuando se siente claramente tanto el ruido aerodinámico como el de rodadura. En este aspecto los Audi y Volkswagen son más refinados por cómo aíslan pero también por su superior calidad de rodadura. En los tres sorprende gratamente su gran aceleración, sobre todo en el caso del Mini, con una fuerza y linealidad en la entrega de potencia soberbia, que le lleva a cubrir el 0-100 km/h en 6,6 segundos. El e-tron no está lejos, a poco más de medio segundo, que recupera en la aceleración larga hasta 1.000 m endosándole 0,8 s. La explicación la encontramos en que el motor eléctrico del Cooper S E deja de apoyar al térmico al sobrepasar los 130 km/h, momento desde el que se queda únicamente con la fuerza de su tricilíndrico de 136 CV. Resulta curioso que en nuestras unidades de pruebas el A3 se haya impuesto ligeramente al Golf, pese a que el de Wolfsburg ha pesado 49 kg menos, la explicación probablemente se deba a la influencia de la temperatura de la batería que puede afectar algo al rendimiento del conjunto al acometer las prestaciones en diferentes días; con 3ºC de temperatura ambiente para A3 y 24ºC en el caso del Golf.

Audi A3 e-tron

Una vez hemos agotado la carga de las baterías que nos permiten circular en modo eléctrico, lo habitual en largos desplazamientos, nos moveremos como en el resto de híbridos convencionales. Es decir, con el trabajo casi constante del motor térmico en fases de aceleración y mantenimiento de crucero más el apoyo del eléctrico. En estas circunstancias A3 y Golf obtienen consumos razonables mientras los de Mini son excesivos; con 1,6 l/100 km más que sus rivales, que se quedan a seis décimas del Hyundai Ioniq, menos potente pero referencia obligada por su eficiencia entre los híbridos enchufables. A todo ello se suma un depósito que sólo cubica 35 litros, con autonomías reales que no llegan a 500 km. En los tres se ha tenido que recolocar y reducir su capacidad para emplazar bajo los asientos traseros las baterías de iones de litio del sistema tracción, pero en los del Grupo Volkswagen es de 40 litros en lugar de 50.

ESPACIO Audi A3 1.4 TFSI e-tron Sportback 204 CV Mini Countryman Cooper S E All4 224 CV Volkswagen Golf GTE 204 CV
Anchura delantera 139 cm 139 cm 142 cm
Anchura trasera 139 cm 139 cm 142 cm
Altura delantera 89/96 cm 92/98 cm 89/96 cm
Altura trasera 94 cm 91 cm 96 cm
Espacio para piernas 71 cm 72 cm 75 cm
Maletero 290 litros 350 litros 305 litros

Pasar de rodar en modo eléctrico a que cobre vida el motor térmico está resuelto de diferente manera. Audi y Volkswagen nuevamente se sienten más refinados, con un ruido mecánico que pasa inadvertido, aunque el Mini responde de forma más inmediata, sobre todo al pisar a fondo el acelerador. En el e-tron y GTE se nota claramente el lapso de tiempo entre que demandamos máxima potencia, se arranca el motor, iguala el régimen de giro y cierra el embrague desacoplador para transmitir la fuerza. Podemos forzar su entrada en acción con seleccionar el modo «S» en su palanca de cambios, pero aún con ello la respuesta no resulta tan inmediata.

Dinámicamente gozan de grandes bastidores, con las consagradas plataformas MQB y UKL2, pero con un considerable aumento de peso comparado con sus homólogos de motor térmico. Así, según nuestras mediciones, el A3 registra 305 kg más que un 1.4 TSI, el Golf 248 más que un 1.5 TSI Evo y el Coutryman 246 más que el Countryman Cooper. E-tron y Golf se sienten más pesados que otros A3 y Golf, si bien no tanto como lo que marca la báscula. Destacan por su agilidad y gran aplomo, con amortiguaciones firmes que aportan gran precisión, únicamente con un subviraje algo mayor mientras invitan a apurar menos las frenadas. En el Countryman, ya de por sí pesado en su versión Cooper, supera la tonelada ochocientos, algo que afecta muy negativamente a su comportamiento. Sigue siendo rapidísimo al cambiar de dirección, como todo Mini, con una trasera que ayuda a redondear los virajes, pero a sus mandos se siente un elevado centro de gravedad, mayores inercias e incluso menor aplomo a altas velocidades. Si bien es cierto que a un ritmo normal, para muchos, en este aspecto serán igual de satisfactorios que sus hermanos de gama no electrificados.

También te puede interesar

Los 10 eléctricos e híbridos más vendidos en lo que llevamos de año

Los coches y SUV híbridos de Volkswagen del futuro: Touareg, Golf...

Los coches de hidrógeno podrían costar igual que los híbridos en 2025

Mini Countryman Cooper S E All4

Los coches híbridos enchufables con más de 40 km de autonomía en modo eléctrico y merecedores de la etiqueta “0 emisiones” de la DGT, pueden ser una buena alternativa como coche para todo y no eminentemente de ciudad como sucede con la mayoría de eléctricos puros. Actualmente, en nuestro mercado, la oferta de híbridos enchufables no es muy amplia, y aunque encontramos hasta 25 opciones, la mayoría representan a coches que superan los 60.000 euros de tarifa, con lo que apenas queda más de una decena por debajo. De estos, el Mini Countryman Cooper S E All4 ha sido uno de los últimos en llegar. Por ello hemos decidido compararlo con dos de los modelos más veteranos y reputados en cuanto a vehículos híbridos de tipo plug-in (enchufables). El Audi A3 Sportback e-tron como representante premium y, entre los generalistas, con su primo hermano el Volkswagen Golf GTE. Técnica y funcionalmente el mismo coche, con pequeños detalles que les diferencian. Dos compactos con carrocería de cinco puertas frente a un Mini también del segmento C con silueta SUV que, hoy en día, asegura el triunfo.

PRESTACIONES Audi A3 1.4 TFSI e-tron Sportback 204 CV Mini Countryman Cooper S E All4 224 CV Volkswagen Golf GTE 204 CV
Acel. 0-100 km/h 7,17 s 6,58 s 7,39 s
Acel. 0-1000 metros 27,74 s 28,54 s 27,92 s
Sonoridad al ralentí 50,8 dBA 48,7 dBA 49,5 dBA
Sonoridad 100 km/h 65,7 dBA 68,4 dBA 67,9 dBA
Frenada desde 100 km/h 36,7 m 39,41 m 36,4 m
Peso en báscula 1.630 kg 1.815 kg 1.581 kg

Audi A3 e-tron, Mini Countryman S E y VW Golf GTE: diferentes estilos

Nuestros contendientes se presentan como híbridos enchufables en paralelo. Es decir, pueden funcionar exclusivamente como eléctricos, sólo con el motor de gasolina o con la combinación de ambos. Los del Grupo Volkswagen combinan un motor térmico de cuatro cilindros 1.4 TFSI de 150 CV y 25,5 mkg con un eléctrico de 102 CV y 35,7 mkg, que junto al cambio automático de doble embrague pilotado y al desacoplador se presenta en un paquete posicionado transversalmente que envía la tracción a las ruedas delanteras. No en vano, el motor térmico se ha desplazado 6 cm a la derecha para dar cabida al eléctrico y al resto de componentes. El Mini cuenta con el 1.5 tricilíndrico del Countryman Cooper, con 136 CV y 22,4 mkg, con cambio automático por convertidor de par, que se complementa con un eléctrico de 88 CV y 16,5 mkg a través de una transmisión de dos etapas con una sola velocidad. El primero manda su fuerza motriz al eje delantero y el segundo al trasero de forma independiente y sin conexión mecánica entre ellos, por lo que en este caso su potencia total sí supone la suma de la de ambos motores… aunque no ante cualquier circunstancia. Así, este Mini puede ser tracción, propulsión o 4x4.

VW Golf GTE

En los tres se abre la posibilidad de seleccionar distintos modos de uso del sistema híbrido, además de los clásicos de conducción, que básicamente permiten circular en modo eléctrico, si hay suficiente carga; híbrido, que trata de conseguir la máxima eficiencia con gran uso de modo eléctrico si el conductor no demanda gran potencia o velocidades por encima de 125 km/h y carga, que guarda la energía de la batería para otra ocasión e incluso es capaz de generarla.

Publicidad

En modo eléctrico la carga de la batería homologa 50 km para Audi A3 e-tron y VW Golf GTE, mientras el Cooper S E establece 42 km, si bien en la práctica, alternando tránsito urbano y extrarradio, con los primeros se alcanzan 32 km mientras el Mini se queda en 27 que, con técnicas de mini-consumo, se pueden alargar entre 3 y 5 km más. Una carga que, en función de nuestro contrato de la luz, costará alrededor de un euro; lo que nos llevaría a recorrer unos 100 km con algo más de 3 euros, equivalentes a un consumo de gasolina unos 2,5 l/100 km.

CONSUMOS Audi A3 1.4 TFSI e-tron Sportback 204 CV Mini Countryman Cooper S E All4 224 CV Volkswagen Golf GTE 204 CV
Consumo en ciudad 5,0 l/100 km 7,4 l/100 km 5,0 l/100 km
Consumo en carretera 5,6 l/100 km 7,4 l/100 km 5,6 l/100 km
Consumo medio 5,4 l/100 km 7,4 l/100 km 5,3 l/100 km

Audi A3 e-tron, Mini Countryman S E y VW Golf GTE: suavidad ante todo

En modo eléctrico se mueven, ya sea en ciudad o carretera, con una grandísima suavidad y silencio de marcha, sólo roto ligeramente en el Mini por encima de 80 km/h, cuando se siente claramente tanto el ruido aerodinámico como el de rodadura. En este aspecto los Audi y Volkswagen son más refinados por cómo aíslan pero también por su superior calidad de rodadura. En los tres sorprende gratamente su gran aceleración, sobre todo en el caso del Mini, con una fuerza y linealidad en la entrega de potencia soberbia, que le lleva a cubrir el 0-100 km/h en 6,6 segundos. El e-tron no está lejos, a poco más de medio segundo, que recupera en la aceleración larga hasta 1.000 m endosándole 0,8 s. La explicación la encontramos en que el motor eléctrico del Cooper S E deja de apoyar al térmico al sobrepasar los 130 km/h, momento desde el que se queda únicamente con la fuerza de su tricilíndrico de 136 CV. Resulta curioso que en nuestras unidades de pruebas el A3 se haya impuesto ligeramente al Golf, pese a que el de Wolfsburg ha pesado 49 kg menos, la explicación probablemente se deba a la influencia de la temperatura de la batería que puede afectar algo al rendimiento del conjunto al acometer las prestaciones en diferentes días; con 3ºC de temperatura ambiente para A3 y 24ºC en el caso del Golf.

Audi A3 e-tron

Publicidad

Una vez hemos agotado la carga de las baterías que nos permiten circular en modo eléctrico, lo habitual en largos desplazamientos, nos moveremos como en el resto de híbridos convencionales. Es decir, con el trabajo casi constante del motor térmico en fases de aceleración y mantenimiento de crucero más el apoyo del eléctrico. En estas circunstancias A3 y Golf obtienen consumos razonables mientras los de Mini son excesivos; con 1,6 l/100 km más que sus rivales, que se quedan a seis décimas del Hyundai Ioniq, menos potente pero referencia obligada por su eficiencia entre los híbridos enchufables. A todo ello se suma un depósito que sólo cubica 35 litros, con autonomías reales que no llegan a 500 km. En los tres se ha tenido que recolocar y reducir su capacidad para emplazar bajo los asientos traseros las baterías de iones de litio del sistema tracción, pero en los del Grupo Volkswagen es de 40 litros en lugar de 50.

ESPACIO Audi A3 1.4 TFSI e-tron Sportback 204 CV Mini Countryman Cooper S E All4 224 CV Volkswagen Golf GTE 204 CV
Anchura delantera 139 cm 139 cm 142 cm
Anchura trasera 139 cm 139 cm 142 cm
Altura delantera 89/96 cm 92/98 cm 89/96 cm
Altura trasera 94 cm 91 cm 96 cm
Espacio para piernas 71 cm 72 cm 75 cm
Maletero 290 litros 350 litros 305 litros

Pasar de rodar en modo eléctrico a que cobre vida el motor térmico está resuelto de diferente manera. Audi y Volkswagen nuevamente se sienten más refinados, con un ruido mecánico que pasa inadvertido, aunque el Mini responde de forma más inmediata, sobre todo al pisar a fondo el acelerador. En el e-tron y GTE se nota claramente el lapso de tiempo entre que demandamos máxima potencia, se arranca el motor, iguala el régimen de giro y cierra el embrague desacoplador para transmitir la fuerza. Podemos forzar su entrada en acción con seleccionar el modo «S» en su palanca de cambios, pero aún con ello la respuesta no resulta tan inmediata.

Publicidad

Dinámicamente gozan de grandes bastidores, con las consagradas plataformas MQB y UKL2, pero con un considerable aumento de peso comparado con sus homólogos de motor térmico. Así, según nuestras mediciones, el A3 registra 305 kg más que un 1.4 TSI, el Golf 248 más que un 1.5 TSI Evo y el Coutryman 246 más que el Countryman Cooper. E-tron y Golf se sienten más pesados que otros A3 y Golf, si bien no tanto como lo que marca la báscula. Destacan por su agilidad y gran aplomo, con amortiguaciones firmes que aportan gran precisión, únicamente con un subviraje algo mayor mientras invitan a apurar menos las frenadas. En el Countryman, ya de por sí pesado en su versión Cooper, supera la tonelada ochocientos, algo que afecta muy negativamente a su comportamiento. Sigue siendo rapidísimo al cambiar de dirección, como todo Mini, con una trasera que ayuda a redondear los virajes, pero a sus mandos se siente un elevado centro de gravedad, mayores inercias e incluso menor aplomo a altas velocidades. Si bien es cierto que a un ritmo normal, para muchos, en este aspecto serán igual de satisfactorios que sus hermanos de gama no electrificados.

También te puede interesar

Los 10 eléctricos e híbridos más vendidos en lo que llevamos de año

Los coches y SUV híbridos de Volkswagen del futuro: Touareg, Golf...

Los coches de hidrógeno podrían costar igual que los híbridos en 2025

Publicidad

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.