Publicidad

Volkswagen Beetle LSR: ¡un Escarabajo que supera los 330 km/h!

El VW Beetle LSR es un Escarabajo muy especial, ya que ha sido capaz de superar los 330 km/h de velocidad máxima en el salar del Bonneville Speedway (Estados Unidos).
Miguel García-Vidal mgarcia-vidal@mpib.es -
Volkswagen Beetle LSR: ¡un Escarabajo que supera los 330 km/h!

Volkswagen América con la colaboración del especialista THR Manufacturing, un preparador con sede en Santa Paula (California), han desarrollado un Volkswagen Beetle muy especial para alcanzar un récord de velocidad en la prestigiosa pista Bonneville Speedway en Utah (Estados Unidos).

La base de partida es un Volkswagen Beetle con motor 2.0 TSI EA888, que de serie alcanza 220 CV, con cambios en turbocompresor, pistones, bielas y culata para alcanzar 543 CV de potencia máxima con un par de hasta 58,3 mkg. Además, para gestionar de la mejor forma posible la motricidad se ha añadido un diferencial de deslizamiento limitado al tiempo que se recurre a unas llantas y neumáticos, suministrados por Goodyear, específicos para alta velocidad sobre esta superficie salada. Sin variar la estructura de su carrocería, que no goza de una gran aerodinámica, se ha rebajado sustancialmente su altura al suelo y añadido un spoiler delantero mientras se prescinde de todo elemento superfluo, como los retrovisores exteriores. El interior se ha vaciado, prescindiendo del equipamiento de confort, mientras se añade una jaula de seguridad, un baquet de competición con arnés de cinco puntos y un extintor. Para poder detener el coche, además de con un equipo de frenos sobredimensionado cuenta con dos paracaídas, una solución muy habitual en este tipo de preparaciones.

El piloto encargado de ponerse a sus mandos ha sido el periodista Prestone Lerner, que ha declarado que en la instrumentación digital incluso llegó a leer en un momento los 335 km/h. No obstante durante el transcurso de una milla la velocidad registrada ha sido de 330,111 km/h.

Bonnevile: el paraíso de la velocidad

El marco elegido para batir esta marca ha sido el Salar de Bonneville, al oeste de Utah (Estados Unidos) donde cerca de Wendover se sitúa el famoso Bonneville Speedway. Se trata de una zona perfectamente plana con una gruesa costra de suelo salino —compuesto principalmente por potasio, litio, magnesio y cloruro de sodio—, que se asemeja a un lago helado cubierto de nieve, sobre el que se registran muchos de los récords de velocidad máxima sobre tierra. Un lugar desértico, sin vegetación en el que los días más calurosos se crean con cierta facilidad espejismos que parecen completamente reales. También aquí se celebran carreras como la Bonneville Speed Week, la World of Speed o las World Finals, se han rodado famosas películas, como Piratas del Caribe: en el fin del mundo o simplemente ha prestado su nombre a vehículos de marcas como Triumph y Pontiac.

También te puede interesar

Volkswagen Beetle Dune, el escarabajo más atrevido

Volkswagen Beetle GRC Rallycross

El camión más veloz del mundo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.