Publicidad

El Toyota Mirai de hidrógeno, una realidad en 2015

Mirai, así se llamará finalmente el primer vehículo eléctrico de pila de combustible de hidrógeno que lanzará Toyota al mercado. Japón será el primer país en el que se venda, pero no será el único, ya que a lo largo de 2015 tanto Estados Unidos como algunos países europeos le darán la bienvenida. En un primer momento, se anuncia una autonomía de unas 300 millas (algo más de 480 km) y un repostaje que se completa en algo menos de cinco minutos.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

El Toyota Mirai de hidrógeno, una realidad en 2015

Si Toyota fue ya pionera al lanzar mundialmente el primer coche híbrido, el Prius, ahora la marca nipona quiere volver a hacer historia al comercializar el primer vehículo eléctrico dotado con pila de combustible de hidrógeno, el Mirai. Además de Japón y Estados Unidos, algunos países europeos también lo verán circular por sus carreteras en 2015. De hecho, hasta conocemos un precio de referencia para Alemania -66.000 euros-, una tarifa en la que no se incluyen ni impuestos ni subvenciones gubernamentales de ningún tipo.

Mirai en su traducción al japonés significa 'futuro' y según Toyota, el 'futuro -Mirai- ya ha llegado'. Su carrocería de tipo sedán de cuatro puertas presenta formas futuristas y mide 4,89 m de longitud. Uno de sus aspectos fundamentales es su tiempo de repostaje -en algo menos de cinco minutos- y su autonomía, que en un primer momento supera las 300 millas (unos 483 kilómetros).

De esta forma, Toyota confirma con el Mirai que los vehículos eléctricos dotados de pila de combustible de hidrógeno no presentan los inconvenientes de los coches eléctricos puros, es decir, una escasa autonomía y el gran tiempo de recarga de las baterías (sólo con los supercargadores se consigue una carga rápida al 80-85 por ciento en unos 45 minutos aproximadamente).

Toyota Mirai hidrógenoSin CO2 mientras se conduce, sólo vapor de agua

La pila de combustible de hidrógeno es el elemento central en el Toyota Mirai. En su interior, el hidrógeno se mezcla con el oxígeno en un proceso químico denominado como electrólisis. En este proceso químico se produce electricidad y no se emite CO2, sólo vapor de agua. La electricidad generada va a parar a una batería de níquel e hidruro metálico donde se almacena y de aquí al motor eléctrico -en este caso, de 113 kW de potencia (unos 154 CV)- que es el que impulsa las ruedas del vehículo. En ciertos momentos, la propia pila de combustible puede alimentar directamente al motor eléctrico.

El hidrógeno del Toyota Mirai se almacena en dos depósitos, que van colocados bajo los asientos traseros y por detrás del eje posterior. La densidad energética anunciada es de 3,1 kW/l de hidrógeno.

Con estos datos técnicos del Toyota Mirai, se anuncia como prestaciones preliminares una aceleración de 0 a 100/h en 9,6 segundos, un registro que no está nada mal.

Curiosamente, hace unos días, uno de los competidores directos de Toyota, Honda, también confirmó que su FCV Concept de pila de combustible se pondrá a la venta en Japón en marzo de 2016 para meses después extender su comercialización a algunos países del resto del mundo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.