Publicidad

Peugeot 308 GTi, el retorno

Regresa la denominación GTi a Peugeot y lo hace en el 308. El compacto esconderá bajo su comedido aspecto el mismo motor que el Peugeot RCZ –dos litros y 200 CV-, reuniendo todas las características que se le exigen a un modelo deportivo.
-
Peugeot 308 GTi, el retorno

Cuatro años después de asistir a la desaparición de la denominación GTi en un Peugeot –el último en asociarla a su nombre fue el 206- la marca del león vuelve por sus fueros y añade tan aguerrido apellido a uno de sus modelos. El elegido para llevar esta ‘insignia deportiva’ es el Peugeot 308, que esconderá bajo el capó el mismo corazón que da vida al recién estrenado Peugeot RCZ: el 2.0 THP de 200 CV. Con el Peugeot 308 GTi, la marca se une a la fiesta de los compactos deportivos dispuesta a plantar cara a los más radicales Renault Mégane RS, Ford Focus RS o Seat León Cupra R.

Galería relacionada

Peugeot 308 GTi, el retorno

Este es el reclamo publicitario que utiliza el fabricante galo para esta versión. Pese a sus intenciones radicales, el Peugeot 308 GTi sólo estará disponible en la carrocería de cinco puertas y disfrutará de las comodidades de un compacto. Quizá sea excesiva su afirmación de berlina deportiva, pero es evidente que estamos ante un modelo que ofrecerá buenas sensaciones en la carretera, a la par de polivalencia en el uso: con un espacio habitable en el interior y un nada desdeñable maletero.

Además, su carácter deportivo intenta atar en corto el consumo y las emisiones, así, según los datos facilitados por Peugeot, mostrará un gasto de carburante de 6,9 l/100 km y emisiones de 159 gramos de CO2 por kilómetro. Volviendo a la ya conocida mecánica, el motor de dos litros y 200 CV se beneficia del doble turbo Twin-Scroll y de la tecnología VTi –sistema variable de apertura de válvulas-, mientras se asocia a un cambio manual de seis marchas. Otro de los puntos fuertes del 308 GTi es el sonido, gracias al sistema Sound System, que adecúa el sonido del motor en función del estilo de conducción.

Sus bondades mecánicas se apoyan en una suspensión independiente delante y de torsión detrás con reglajes deportivos, además de potentes frenos de generosas dimensiones -340x30 mm-, ESP, control dinámico de estabilidad, reparto electrónico de la frenada y control de tracción.

A diferencia de sus rivales de segmento, su estética es bastante comedida: pocos cambios incorpora la denominación GTi a la línea del 308. Es en la zaga donde más elementos deportivos encontramos, como el pequeño alerón de techo o el difusor que integra dos salidas de escape con la misma distribución que el RCZ. Al conjunto se suman unas llantas de aleación de 18 pulgadas, asientos con detalles de cuero negro en el interior y un volante de corte sport.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.