Publicidad

Mercedes-AMG GT R 2017, 585 CV de radicalidad pura

El Mercedes-AMG GT R sube un escalón más en cuanto a radicalidad y potencia y se presenta con un motor de gasolina V8 de 585 CV y elementos llegados de la competición.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Mercedes-AMG GT R 2017, 585 CV de radicalidad pura

Con el Mercedes-AMG GT R el fabricante alemán ofrece un superdeportivo más pasional y radical de cuantos han nacido de la mano de AMG. No es de extrañar que se haya desarrollado en el trazado de Nürburgring y que tome muchos elementos de su hermano de competición, el Mercedes-AMG GT3

El modelo de altas prestaciones presentado oficialmente durante el Festival de Velocidad de Goodwood 2016 luce una nada discreta carrocería de color verde ‘AMG Green Hell Magno’ y un kit aerodinámico que poco o nada tiene que envidiar a los mejores deportivos del momento. El túnel de viento ha sido de vital importancia a la hora de desarrollar una mejor resistencia al aire, con soluciones activas que mejoran el efecto suelo, como la pieza móvil de fibra de carbono que encontramos en el frontal y que aporta hasta 40 kg de carga extra (a 250 km/h) y la calandra, claramente diferenciada con respecto a las versiones GT y GT S y contando con un trabajo en elementos activos.

Mercedes-AMG GT R

Los pasos de ruedas crecen en anchura con respecto a la versión convencional, con 4,6 cm extra en el eje delantero y más notable en el eje trasero con sus 5,7 cm de más. En este último se da cabida a un llantas de 20 pulgadas montadas en neumáticos de medidas 325/30, mientras que las ruedas delanteras disponen de gomas de medidas 275/35 y llantas de 19 pulgadas. Cabe destacar que los neumáticos suministrados son los semi-slicks Michelin Pilot Sport Cup 2, al nivel de superdeportivos como el Ferrari 458 Speciale o el Porsche 918 Spyder.

El sistema de frenos dispone de pinzas de altas prestaciones pintadas de color amarilllo, mientras que los frenos carbocerámicos son opcionales, de 390 mm de diámetro para las ruedas delanteras y de 360 mm en las traseras. Este último extra llegado directamente de la competición permite reducir el peso del coche en 17 kg, quedándose el conjunto total de Mercedes-AMG GT R en 1.555 kg en vacío.

Un potente motor V8 para el Mercedes-AMG GT R

Este Mercedes-AMG GT R dispone del motor de gasolina V8 de cuatro litros de origen, pero con una potencia elevada hasta los 585 CV, lo que supone un crecimiento de 75 CV con respecto al Mercedes-AMG GT S y de 123 CV en el caso del Mercedes-AMG GT. La mecánica se acopla a la transmisión automática de doble embrague ‘AMG Speedshift’ con siete marchas, enviando la fuerza a las ruedas traseras y disponiendo de una nueva puesta a punto del sistema ‘AMG Traction Control’ y de su diferencial autoblocante. Además, las ruedas traseras son de tipo directrices y mejoran el paso por curva al girar en sentido contrario a las delanteras cuando se circula a menos de 100 km/h y haciéndolo en el mismo sentido las cuatro ruedas cuando se supera esta velocidad.

Todo lo anterior contribuye para que el Mercedes-AMG GT R pueda acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos (0,2 segundos mejor que el Mercedes-AMG GT S) y alcanzar una velocidad máxima que llega hasta los 318 km/h.

También te puede interesar

Mercedes-AMG GT S by Mansory

Los 10 mejores coches del Festival de Velocidad de Goodwood 2016

Ferrari 458 Speciale (prueba)

Galería relacionada

Mercedes-AMG GT R 2017

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.