Publicidad

Nueva tecnología Audi e-gas

Además de la tecnología híbrida y de los eléctricos puros e-tron, Audi informa de la nueva tecnología e- gas, mediante la cual se puede obtener gas a partir de energías renovables. Tras tres años de investigaciones, se asegura que en 2013 ya estarán listos los primeros Audi impulsados por e- gas.
-
Nueva tecnología Audi e-gas
Atento al nombre de la siguiente tecnología: e-gas. ¿En qué consiste realmente? ¿Qué fabricante lo ha patentado? Según las primeras informaciones anunciadas por Audi, el e-gas es gas natural, pero producido a partir de energías renovables. Es, asimismo, un gas de síntesis, de idéntica composición (metano), pero que no procede de yacimientos. Su ventaja es que para producirlo se consume CO2 atmosférico. Se realiza mediante reacción con hidrógeno, que para ser renovable se obtendrá mediante electrolisis, con electricidad proveniente de estaciones o parques eólicos.

Galería relacionada

Audi e-gas

Audi ha anunciado la generación de e-gas a escala industrial en el Mar del Norte con este esquema, a la vez que anunciaba la producción de coches alimentados con este gas para 2013. La planta producirá 1.000 toneladas anuales de este e-gas y en el proceso consumirá 2.800 toneladas de CO2 atmosférico. Para hacer realidad el proyecto e-gas, que seguirá desarrollándose y perfeccionando durante los próximos años, Audi ha contado con la colaboración de varios socios. Entre ellos los más destacados son: el SolarFuel GmbH de Stuttgart, el Centro de Energía Solar e Investigación de Hidrógeno (ZSW) de Stuttgart, el Instituto Fraunhofer de Energía Eólica y de Sistemas de Tecnologías para la Energía (IWES) en Kassel y el Centro Energie AG OVEJA.

La tecnología e-gas de Audi se pueden aplicar a coches eléctricos que incorporan una pila de combustible de hidrógeno, así como a otros vehículos que se puedan impulsar con gas metano. Los prototipo A1 e-tron y A3 TCNG son dos concepts que 'beberán' de la tecnología e-gas. El Audi A1 e-tron es un vehículo cien por cien eléctrico que cuenta con un pequeño motor rotativo que puede alargar la autonomía -al igual que el Chevrolet Volt o el Opel Ampera, este A1 e-tron podría encuadrarse dentro de los eléctricos de autonomía extendida-. Es un tracción delantera con un motor eléctrico con una potencia continua de salida de 45 kW (unos 61 CV) y una potencia máxima de 75 kW (102 CV). Cuenta con una transmisión automática de una sola velocidad. Con las baterías de iones de litio cargadas al completo, colocadas debajo del túnel central y de la banqueta posterior, dispuestas en forma de T y con una capacidad de 12 kWh, se anuncia una autonomía en modo cien por cien eléctrico de algo más de 50 kilómetros. Si se desea realizar trayectos más largos, entra en funcionamiento un pequeño motor rotativo que recarga un generador eléctrico para que el automóvil se siga moviendo. En cuanto a prestaciones, se declara una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos con una velocidad máxima de 130 km/h.

El Audi A3 TCNG es el prototipo que marca el inicio real y práctico de la tecnología e-gas. Para ello, se está trabajando en una nueva generación de motores sobrealimentados TFSI de cuatro cilindros que puedan funcionar con e-gas (metano). La densidad volumétrica del e-gas es igual a la del gas natural de origen fósil y, por lo tanto, menor que la de la gasolina sin plomo. Al igual que el gas natural, la combustión de e-gas también crea mucho menos CO2 que la de la gasolina sin plomo. De esta forma, las emisiones que se generan de esta combustión de e-gas son muy bajas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.