Publicidad

Alfa Romeo Giulia: pasión Alfa, pasión italiana

El Alfa Romeo Giulia es la nueva berlina con la que la firma italiana quiere apostar con fuerza por la pasión deportiva cien por cien Alfa.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Alfa Romeo Giulia: pasión Alfa, pasión italiana

La espera ha merecido la pena y ya sabemos cómo es el nuevo Alfa Romeo Giulia, el sustituto natural del 159. Con este nuevo automóvil, la firma italiana quiere subir un escalón más y colocar al Giulia como una de las berlinas medias premium capaz de batirse el cobre con automóviles de contrastada calidad como el BMW Serie 3, el Audi A4 y el Mercedes Clase C.

Frente al bloque alemán, el Alfa Romeo Giulia recurre a la esencia de la marca: diseño pasional y genes deportivos. Curiosamente, su estreno oficial ha coincidido con la celebración del 105 aniversario de vida de la marca y, qué mejor día, que volver y apostar sin concesiones por los orígenes. El marco de presentación: el renovado Museo Storico de Alfa Romeo en Arese (cerca de Milán).

Pasión en movimiento

Alfa Romeo Giulia 2015

Como un auténtico seductor del asfalto, el nuevo Alfa Giulia es un coche que quiere entrar por la vista. En el frontal, destaca el nuevo logotipo de la firma y visto de perfil destacan sus voladizos extremadamente cortos y un capó largo. También llaman la atención las esquinas redondeadas de la carrocería y los montantes envolventes. El traje exterior, según asegura la firma italiana, tiene ciertos guiños al mítico Giulietta Sprint. En cuanto a dimensiones, encontramos una longitud de 4,64 metros y una batalla de 2,82 metros. Este último dato, hace que el Giulia cuente con la mayor distancia entre ejes del segmento.

En el interior, el Giulia recurre a los elementos imprescindibles. El salpicadero y el resto de los mandos se han diseñado con el conductor en el foco de atención. Los materiales empleados destacan por su calidad tanto visual como real, con la combinación de fibra de carbono, madera y tejidos de diverso tipo.

Ligereza

La ligereza es uno de los puntos en los que más se ha hecho hincapié en el desarrollo del nuevo Alfa Romeo Giulia. De forma oficial, se anuncia que pesa alrededor de unos 1.500 kg, con una relación peso/potencia inferior a 3 kg/CV. Para lograr este buen resultado, se ha elegido fibra de carbono en el eje de transmisión, en el capó y en el techo, mientras que el aluminio queda reservado para el motor, los frenos y las suspensiones (incluidas las cúpulas delanteras y los bastidores delanteros y traseros) y muchos componentes de carrocería como las puertas y los guardabarros. La estructura especial de fibra de carbono de los asientos junto al aluminio y al material carbono-cerámico (en algunas versiones) de los discos de freno también aportan su nota positiva en términos de ligereza. La distribución de pesos, por su parte, en un reparto perfecto del 50/50. ¿Y la rigidez torsional? La mejor, según asegura Alfa.

Propulsores emocionales

La versión con la que debuta el Alfa Romeo Giulia es la siempre atractiva QV (Quadrifoglio Verde), en este caso impulsada con un motor de gasolina 3.0 V6 biturbo de origen Maserati-Ferrari que le catapulta hasta los 510 CV. Sus prestaciones, las propias de una berlina atlética y deportiva, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos.

Alfa Romeo Giulia 2015

El corazón de la gama mecánica del Alfa Romeo Giulia estará protagonizado por los nuevos motores de la familia Global Medium Engine, que dará lugar a diferentes versiones de gasolina y Diesel con niveles de potencia de 180, 250 y 330 CV y todos con un denominador común: cubicaje de 2,0 litros, cuatro cilindros en línea, inyección directa y sobrealimentación por turbocompresor.

Según la motorización elegida, el nuevo Giulia podrá combinarse con variantes de dos ruedas motrices (las traseras) o total, además de poder elegirse con cajas de cambio manual o automática.

Chasis dinámico

Con el nuevo Giulia, Alfa Romeo quiere emocionar en su conducción. Para ello, emplea una dirección más directa, mientras que la respuesta tanto del acelerador como de la actuación de los frenos es mucho más fulgurante.

En las suspensiones, para el eje trasero se ha elegido un esquema multibrazo y un sistema de doble brazo oscilante con eje de dirección semivirtual para el tren delantero. El sistema inteligente de control y reparto de par Torque Vectoring sobre el eje posterior y el sistema dinámico de conducción Alfa DNA (con modos Racing, Dynamic, Natural y Advanced Efficient) son la base técnica con la que el conductor puede elegir en todo momento cómo quiere domar a su Giulia. A estas tecnologías hay que unir el novedoso sistema Active Aero Splitter, por la se gestiona sobre la zona frontal la carga aerodinámica de forma activa, asegurando así prestaciones y adherencia superiores, incluso a altas velocidades. El 'cerebro' electrónico que lo controla todo se denomina CDC Chassis Domain Control.

 

Galería relacionada

Alfa Romeo Giulia 2015

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.